Arco insular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un arco insular es una clase de archipiélago formado por la tectónica de placas a medida que una placa tectónica en el océano protagoniza una subducción contra otra y se produce magma. Los arcos insulares son de los dos principales tipos de arcos volcánicos el otro siendo los arco continentales (ej. Cinturón volcánico de los Andes) aunque existen muchos casos intermedios como lo es Nueva Zelanda, el Arco Volcánico Centroamericano y el Arco de Sonda.

Formación de un arco insular[editar]

Formación de un arco insular por la subducción bajo litosfera oceánica.

En una zona de subducción, el borde de una placa se desliza por debajo de la otra, oprimiéndola. Cuando un continente se encuentra próximo a una zona de subducción, surgen a lo largo de su línea costera volcanes que actúan como válvulas naturales para liberar la presión del interior de la Tierra, producida por el empuje de la placa en subducción contra la placa oprimida. Las temperaturas y la presión (que aumentan con la profundidad) generan la volatilización de parte de los componentes de la placa en subducción provocando la fusión de su manto y generan un magma de baja densidad que asciende desde la litosfera a través de la corteza terrestre a la superficie. Pero de no existir tierras cercanas a una zona de subducción, la resultante cadena de volcanes emergerá desde el fondo marino constituyendo islas volcánicas y presentará la forma de un arco paralelo al límite de la placa presionada y convexo en relación con la placa en subducción. Esto es consecuencia de la geometría de la placa esférica que se comprime a lo largo del borde de una superficie esférica.

Otras consecuencias de la subducción[editar]

Vista oblicua hacia occidente de un modelo topográfico mostrando Fosa de Puerto Rico en las Antillas

Cercano al arco insular (del lado que da al borde de la zona de subducción) se produce una profunda y estrecha fosa oceánica que evidencia, a nivel de la corteza, el punto en que se produce el fenómeno de la subducción entre placas convergentes. Esta fosa es creada por la fricción del empuje hacia abajo que sufre el borde de una placa cuando el borde de otra se desliza por debajo de ella. Dicha fricción es la causa de numerosos terremotos a lo largo de la línea de subducción que tienen epicentros sísmicos a grandes profundidades bajo la corteza terrestre.

Las cuencas oceánicas que están en proceso de reducción debido a subducciones son llamadas "océanos remanentes" o "residuales" ya que se encogerán lentamente quedando comprimidos al producirse la subsiguiente colisión orogénica. Este proceso se ha producido una y otra vez en la historia geológica de la Tierra.

Ejemplos de arcos insulares[editar]

Algunos de los arcos insulares más fácilmente identificables son:

En América:


En la Antártida:


En Asia:


En Europa:


En Oceanía:

Véase también[editar]