Aprendizaje basado en proyectos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP o PBL, Project-based learning) es un método docente basado en el estudiante como protagonista de su propio aprendizaje.

En este método, el aprendizaje de conocimientos tiene la misma importancia que la adquisición de habilidades y actitudes. Es importante comprender que es una metodología y no una estrategia instruccional.[1] Es considerado además, una estrategia de aprendizaje, en la cual al estudiante se le asigna un proyecto que debe desarrollar.

Estrategias de aprendizaje[editar]

Comprenden todas las etapas y procesos que utilizan los alumnos para hacer más sencilla la recuperación, almacenamiento, uso y obtención de información para aprender un nuevo conocimiento. Existen diversas estrategias de aprendizaje, entre ellas: de ensayo, elaboración y organizacionales para tareas básicas y tareas complejas, además de las afectivas y las de monitoreo de comprensión.

Descripción del método[editar]

El método consiste en la realización de un proyecto, normalmente de cierta envergadura y en grupo. Ese proyecto ha sido analizado previamente por el profesor para asegurarse de que el alumno tiene todo lo necesario para resolverlo y que en su resolución desarrollará todas las destrezas que se desea.

El desarrollo del proyecto empieza con una pregunta generadora. Esta no debe tener una respuesta simple basada en información, sino requerir del ejercicio del pensamiento crítico para su resolución. El proyecto ayuda a modelar el pensamiento crítico y ofrece andamiaje para que el estudiante aprenda a realizar las tareas cognitivas que caracterizan el pensamiento crítico. Ejemplos de pensamiento crítico son: juzgar entre alternativas, buscar el camino más eficiente para realizar una tarea, sopesar la evidencia, revisar las ideas original, elaborar un plan o resumir los puntos más importantes de un argumento.[2]

Ventajas y Beneficios[editar]

Los principales beneficios reportados por algunos autores de este modelo al aprendizaje incluyen:

    • Los alumnos desarrollan habilidades y competencias tales como colaboración, plantación de proyectos, comunicación, toma de decisiones y manejo del tiempo (Blank, 1997; Dickinsion et al, 1998).
    • Se Aumenta la motivación. Se registra un aumento en la asistencia a la escuela, mayor participación en clase y mejor disposición para realizar las tareas (Bottoms & Webb, 1998; Moursund, Bielefeldt, & Underwood, 1997).
    • Mejora la satisfacción con el aprendizaje y prepara mejor a los estudiantes para afrontar situaciones reales que se encontrarán en su futuro laboral (Sánchez, 2013).
    • Integración entre el aprendizaje en la escuela y la realidad. Los estudiantes retinen mayor cantidad de conocimiento y habilidades cuando están comprometidos con proyectos estimulantes. Mediante los proyectos, los estudiantes hacen uso de habilidades mentales de orden superior en lugar de memorizar datos en contextos aislados, sin conexión. Se hace énfasis en cuándo y dónde se pueden utilizar en el mundo real (Blank, 1997; Bottoms & Webb, 1998; Reyes, 1998).
    • Desarrollo de habilidades de colaboración para construir conocimiento. El aprendizaje colaborativo permite a los estudiantes compartir ideas entre ellos, expresar sus propias opiniones y negociar soluciones, habilidades todas, necesarias en los futuros puestos de trabajo (Bryson, 1994; Reyes, 1998; Sánchez, 2013).
    • Acrecentar las habilidades para la solución de problemas (Moursund, Bielefeld, & Underwood, 1997).
    • Aumentar la autoestima. Los estudiantes se enorgullecen de lograr algo que tenga valor fuera del aula de clase y de realizar contribuciones a la escuela o la comunidad (Jobs for the future,).
    • Acrecentar las fortalezas individuales de aprendizaje y de sus diferentes enfoques y estilos hacia este (Thomas, 1998).
    • Aprender de manera práctica a usar la tecnología. (Kadel, 1999; Moursund, Bielefeldt, & Underwood, 1997).

En resumen el Aprendizaje Basado en Proyectos apoya a los estudiantes a: (1) adquirir conocimientos y habilidades básicas, (2) aprender a resolver problemas complicados y (3) llevar a cabo tareas difíciles utilizando estos conocimientos y habilidades.

Antecedentes[editar]

Se considera que surgió en Estados Unidos a finales del siglo XIX. Comúnmente es conocido como la enseñanza que se basa en el hacer. El educador William H. Kilpatrick fue quien elaboró el concepto y lo hizo famoso a través del texto The Proyect Method (1918), aunque hay vestigios de personajes que le antecedieron a través de diversos estudios que realizaron, por lo que para comprender su origen es necesario remontarse años atrás. Knoll en su artículo The Project Method: its Vocational Education Origin and International Development (1997) considera que el aprendizaje basado en proyectos podría dividirse en cinco etapas.

  1. 1850-1865. En las escuelas de arquitectura de Europa, principalmente las de Roma y París, comienza a trabajarse por proyectos.
  2. 1865-1880. Se considera el proyecto como una herramienta del aprendizaje, pasa de solo aplicarse en la arquitectura a aplicarse en la ingeniería y de Europa al continente americano.
  3. 1880-1915. Se empezó a trabajar por proyectos en las escuelas públicas.
  4. 1915-1965. Se redefine el concepto de aprendizaje basado en proyectos y migra a Europa
  5. 1965 a la actualidad. Se da una ola de expansión del aprendizaje basado en proyectos después de su caída en los años 30. Es un modelo de aprendizaje que exige que el profesor sea un creador y un guía que estimule a los estudiantes a aprender ya que, la realidad concreta se acerca al estudiante por medio de la realización de un proyecto completo de trabajo en el cual se deben aplicar habilidades y conocimientos.

Objetivos[editar]

El aprendizaje basado en proyectos tiene diversos objetivos, sin embargo entre los más representativos podemos encontrar:

  1. Formar personas capaces de interpretar los fenómenos y los acontecimientos que ocurren a su alrededor.
  2. Desarrollar motivación hacia la búsqueda y producción de conocimientos dado que a través de atractivas experiencias de aprendizaje que involucran a los estudiantes en proyectos complejos y del mundo real se desarrollan y aplican habilidades y conocimientos.

Objetivos de su implementación[editar]

El utilizar el aprendizaje basado en proyectos permite:

  1. La integración de asignaturas, reforzando la visión de conjunto de los saberes humanos.
  2. Organizar actividades en torno a un fin común, definido por los intereses de los estudiantes y con el compromiso adquirido por ellos.
  3. Fomentar la creatividad, la responsabilidad individual, el trabajo colaborativo, la capacidad crítica, la toma de decisiones, la eficiencia y la facilidad de expresar sus opiniones personales.
  4. Que los estudiantes experimenten las formas de interactuar que el mundo actual demanda
  5. Combinar positivamente el aprendizaje de contenidos fundamentales y el desarrollo de destrezas que aumentan la autonomía en el aprender.
  6. El desarrollo de la persona; los alumnos adquieren la experiencia y el espíritu de trabajar en grupo, a medida que ellos están en contacto con el proyecto.
  7. Desarrollar habilidades sociales relacionadas con el trabajo en grupo y la negociación, la planeación, la conducción, el monitoreo y la evaluación de las propias capacidades intelectuales, incluyendo resolución de problemas y hacer juicios de valor.
  8. Satisfacer una necesidad social, lo cual fortalece los valores y compromiso del estudiante con el entorno.

Rojas (2005), citado por Maldonado Pérez (2008), menciona otros beneficios como:

  1. Prepara a los estudiantes para los puestos de trabajo.
  2. Aumenta la motivación.
  3. Hace la conexión entre el aprendizaje en la escuela y la realidad.
  4. Ofrece oportunidades de colaboración para construir conocimiento.
  5. Aumenta las habilidades sociales y de comunicación.
  6. Permite a los estudiantes tanto hacer como ver las conexiones existentes entre diferentes disciplinas.
  7. Aumenta la autoestima.

Características[editar]

  • Se involucra en un problema real y de distintas áreas.
  • Oportunidades para que los estudiantes realicen investigaciones que le permitan aprender nuevos conceptos, aplicar la información y representar su conocimiento de diversas formas.
  • Colaboración entre los estudiantes, maestros y otras personas involucradas con el fin de que el conocimiento sea compartido y distribuido entre los miembros.
  • Uso de herramientas cognitivas y ambientales de aprendizaje (laboratorios computacionales, hipermedios, aplicaciones gráficos y telecomunicaciones).

Fases para implementar un aprendizaje basado en proyectos[editar]

  1. Planteamiento de la investigación.
  2. Planificación, establecimiento de metas y objetivos a alcanzar.
  3. Orientación.
  4. Recopilación de datos.
  5. Análisis de datos.
  6. Reporte o informe del proyecto.
  7. Evaluación.

Ejemplos[editar]

  • Los proyectos ReHand[3] y Eye Mouse,[4] realizado en la Escuela ORT Argentina Sede Belgrano, Orientación TIC donde se trabaja con la metodología de Aprendizaje por proyecto -APP-[5] que vincula una necesidad del campo de la rehabilitación medica, en este caso particular del ReHand en miembros superiores con la implementación de tecnologías 3D con sensores como el Leap Motion y en el de Eye Mouse con el desarrollo de un Hardware propio con las características que puede ser desarrollado con bajo costo y elementos que pueden conseguirse en los comercios como ferreterías o casa de sanitarios.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]