Antía Cal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antía Cal
Información personal
Nacimiento 18 de abril de 1923 Ver y modificar los datos en Wikidata (94 años)
La Habana, Cuba Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritora y biógrafa Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Antía Cal Vázquez (La Habana, 18 de abril de 1923) es una educadora gallega.

Biografía[editar]

Su familia, originaria de Muras (Lugo), había emigrado a Cuba.[1]​ En 1932, con nueve años de edad, se estableció en Vigo (Galicia) con su madre y sus hermanos, mientras su padre se quedó trabajando en La Habana para el sostén económico de la familia.[2]​ En su infancia y adolescencia fue muy importante el mesón de sus abuelos maternos (en Muras, Lugo), que para ella fueron una referencia de identidad.[2]​ Estudió el bachillerato en el Colegio Dequidt de La Coruña. Al terminar, a los diecisiete años, se instaló con su familia en Santiago de Compostela. A finales de la Guerra civil española quería estudiar en la universidad pero su padre desde Cuba decidió que estudiara Comercio. Inicia la carrera hasta que una compañera le comenta la posibilidad de hacer Magisterio. Finalmente su madre le permitió estudiar Geografía en la Universidad de Santiago de Compostela.[2]​ Obtuvo la licenciatura en Geografía e Historia en 1945.[1]

Se casó con el oftalmólogo Antón Beiras García (1916-1968), un galleguista de izquierdas,[3]​ hermano del intelectual y político galleguista Manuel Beiras García (1904-1996), quien fue el padre del político, economista y dirigente nacionalista gallego Xosé Manuel Beiras (1936-).

Tuvieron cuatro hijos. A pesar de que en la dictadura franquista estaba prohibido hablar el idioma gallego, en el ámbito doméstico lo utilizaron para criar a sus cuatro niños, «cuando otros intelectuales no se atrevían a dar ese paso» (según palabras del académico Xesús Alonso Montero, al entregarle el Premio Trasalba, en 2012).[4]

La tercera de las cuatro hijas del matrimonio nació con estrabismo, por lo que ambos decidieron hacer un viaje de estudio por Francia, Alemania y Suiza para encontrar una solución a esta enfermedad ocular. Con poco dinero ―como reconoce la educadora en su autobiografía―, recalaron finalmente en Ginebra (Suiza).[1]​ Allí, por una nota de prensa, Antía Cal fue al Museo de la Educación, donde en ese momento se estaba ordenando el legado del pedagogo Johann Heinrich Pestalozzi, por quien ella tenía una especial admiración gracias a su lucha a favor de la educación de las mujeres.[2]

Me hice amiga de un viejo catedrático jubilado que trabajaba en la catalogación. Uno de los días que volví, cuando se enteró de que mi hijo mayor había cumplido cinco años, me espetó: «Ya le pasó el sol por la puerta». Quería decirme que la educación empezaba desde el mismo momento de nacer, cosa que tuve muy en cuenta después cuando abrí el Rosalía a los niños de tres años. [...] Aquel viejo profesor me puso en comunicación con una alumna suya, experta en Educación, que trabajaba en París para la Unesco. Ese fue otro contacto fundamental para mi vida, porque desde que en una conversación que mantuvimos Antón y yo con ella nos recomendó la educación en Inglaterra como la más avanzada en ese tiempo para nuestros hijos, volvimos a España con una idea fija en la que insistía mi marido a pesar de mis prevenciones por lo poco boyante de nuestra economía: mandar a nuestros hijos a estudiar a Inglaterra, apretándonos el cinto, en diferentes años. Así lo hicimos".[5]

Como resultado de estos viajes, su esposo logró curar a su hija estrábica y se convirtió en una referencia en España en este campo de la oftalmología. En 1958 presentó la que se considera la primera publicación científica en idioma gallego desde el comienzo de la dictadura: «Las pruebas para mejorar los resultados terapéuticos de estrabismo» en Referatas (la revista de la Academia Médico Quirúrgica Provincial de Pontevedra).[3]

Al regresar a Vigo inventó el vigoscopio, un dispositivo que permitía el examen del fondo del ojo. Pero no llegó a desarrollarlo completamente.[3]

A partir de ese momento, Antía Cal empezó a tener contactos más intensos con los círculos de pedagogos europeos, lo que le hizo enviar a sus hijos a estudiar en la Stanway School (Inglaterra) entre 1956 y 1964.[6]​ El contraste con los diversos puntos de vista y experiencias en estos lugares impulsó a Antía Cal a crear su primera escuela.

Cuando unos años después su hijo mayor, Hixinio, volvió a Vigo desde Inglaterra, la experiencia de ver cómo echaba de menos la educación británica, empujaron definitivamente a Antía Cal a abrir un colegio que diera una opción a la mediocridad educativa de España. En Vigo conoció al británico Roderick Price Mann (Míster Mann), que era el responsable del Cable Inglés y se convirtió en un intermediario activo y efectivo para lograr la cobertura del British Council y convertir el inglés en lengua vehicular de la escuela, contando también con los consejos de la experta educativa de la Unesco que habían conocido en París. Después contrató a Dorothy Combee ―que en la actualidad vive en Porriño― como titular del Departamento de Idioma Inglés.[5]

En la escuela la enseñanza era bilingüe desde que los niños ingresaban, a los tres años de edad. Era una inmersión total en los dos idiomas. La dictadura franquista había prohibido hablar o escribir en gallego, pero fuera de las clases el gallego se utilizaba con normalidad. En esa actitud fue decisiva la posición de su esposo Antón Beiras que lo hablaba habitualmente a pesar de la censura.[5]

La Escuela Rosalía de Castro[editar]

En 1961 ―con la ayuda económica de sus padres y su esposo― abrió en la calle Pizarro (en Vigo) la Escuela Rosalía de Castro,[1]​ con una educación totalmente bilingüe: las clases se daban en español e inglés ―no era usual la enseñanza en idioma gallego ni era promovida desde la dictadura franquista―. Fue la primera escuela laica (sin enseñanza religiosa católica obligatoria).[5]​ Las aulas tenían los nombres de personalidades de la cultura que representaban toda una bandera social y política:[7]

  • Alexandre Bóveda (1903-1936, político gallego fusilado por los franquistas).
  • Luis de Camões (1524-1580, poeta portugués),
  • Castelao (el padre del nacionalismo gallego, 1886-1950, muerto en el exilio en Buenos Aires),
  • Rosalía de Castro (1837-1885, escritora gallega, fundadora de la literatura en idioma gallego),
  • Marie Curie (1967-1934, científica polaca),
  • Carlos Maside (1897-1958, pintor gallego),
  • María Montessori (1870-1952, pedagoga italiana),
  • Eduardo Pondal (1835-1917, poeta regionalista gallego),
  • Bertrand Russell (1872-1970, filósofo y matemático británico),
  • Mariñeiros (‘marineros’) y
  • Labregos (‘campesinos’).

Cuando comenzó el año escolar ―en septiembre de 1961― contaba con 3 profesores y 38 alumnos.

En 1969, Antía Cal fue a Barcelona y entró en contacto con las escuelas de verano del colectivo catalán Rosa Sensat ―creado por la educadora barcelonesa Rosa Sensat (1873-1961)―, que encabezaba Marta Mata (1926-2006).[1]​ Todo lo que aprendió en este núcleo de renovación pedagógica, y la relación que estableció con ese centro, la ayudó a mejorar la preparación de los maestros en su escuela. En esa época introdujo el idioma gallego en la educación escolar.

En Galicia, el «Rosalía» fue un foco de irradiación progresista de las nuevas tendencias pedagógicas.[1]

En 1988 se jubiló después de treinta años dedicados a la enseñanza.[8]

En 1994 recibió la distinción de Galega Destacada.[8]

Su esposo falleció de cáncer en Vigo el 1 de abril de 1968. En su funeral, el sacerdote jesuita Seixas pronunció la primera homilía en idioma gallego después de la guerra.[3]

Premios[editar]

En 2004, en Padrón (La Coruña), recibió el premio Pedrón de Ouro por ser la personalidad viva y residente en Galicia que más se destacó en la defensa y la promoción de las diversas facetas de la cultura nacional en la trayectoria de su vida.[9]

En 2012 ―en la casa museo del escritor Ramón Otero Pedrayo, en Trasalba (Amoeiro)―, la Fundación Otero Pedrayo le entregó el premio Trasalba, que premia a distintas personalidades vivas por su labor cultural y galleguista.[10]​ Durante la entrega del premio, Antía Cal no logró contener las lágrimas cuando se refirió a los recortes que el Gobierno de Mariano Rajoy realiza a los presupuestos de Educación, lo que obliga a cerrar escuelas en el medio rural. Sentada frente al consejero de Educación, Jesús Vázquez, la pedagoga rompió a llorar al mencionar este anunciado cierre de escuelas. «Hoy no podemos consentir que haya analfabetos», dijo, apelando a la reflexión. Afirmó que la educación es la base y la piedra angular de una sociedad libre y desarrollada.[4]

Lleva su nombre una calle de Lavadores, y varios colegios de Galicia.[6]

Fue nombrada Viguesa Distinguida en 2002 y Chairega de Honra.[6]

Obras[editar]

  • O libro dos nenos. Enciclopedia pro neno galego (que en 1958 obtuvo el primer premio del Hogar Gallego de Caracas).[8]
  • Arte para os nenos.[8]
  • Este camiño que fixemos xuntos (‘este camino que hicimos juntos’), autobiografía. Vigo: Galaxia, 2006.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f «Antía Cal», breve artículo biográfico en el sitio web de la Escuela Rosalía de Castro (Vigo). Consultado el 15 de junio de 2013.
  2. a b c d «Antía Cal Vázquez», artículo biográfico en el sitio web Galegos. Consultado el 15 de junio de 2013. Muestra una fotografía carné actualizada de Antía Cal.
  3. a b c d «Antón Beiras García», artículo en la Wikipedia en gallego. Actualizado por última vez el 14 de julio de 2012. Consultado el 15 de junio de 2013.
  4. a b «Antía Cal reprende al titular de Educación por suprimir unidades en el medio rural», artículo en el diario Faro de Vigo, del 25 de junio de 2012. Consultado el 15 de junio de 2013.
  5. a b c d «Antía Cal, la precursora en los 60 de la escuela del siglo XXI. Creó en 1961 el Rosalía de Castro, un colegio "revolucionario": laico, mixto, igualitario y con enseñanza en inglés, gallego y castellano», artículo en el diario Faro de Vigo, del 1 de marzo de 2012. Consultado el 15 de junio de 2013.
  6. a b c «Antía Cal, y punto», artículo de María Xosé Porteiro en el diario El País (Madrid) del 25 de mayo de 2012. Consultado el 15 de junio de 2013.
  7. Los alumnos a lo largo de su trayectoria escolar aprenden la biografía de las distintas personalidades que presiden las aulas por las que van pasando:
  8. a b c d «La calle Antía Cal reconoce la "difícil labor" de la maestra en la dictadura», artículo en el diario Faro de Vigo, del 1 de marzo de 2012. Consultado el 15 de junio de 2013.
  9. «Premio Pedrón de Ouro», artículo en la Wikipedia en gallego. Actualizado por última vez el 13 de mayo de 2013. Consultado el 15 de junio de 2013.
  10. «Premio Trasalba», artículo en la Wikipedia en gallego. Actualizado por última vez el 13 de mayo de 2013. Consultado el 15 de junio de 2013.

Enlaces externos[editar]