Anexo:Personajes de Tulancingo de Bravo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Anexo:Personajes de Tulancingo»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Los siguientes pueden considerarse personajes de Tulancingo:

  • Jesús Barranco Sierra: abogado y poeta (1829-1904); discípulo de don Marciano Lezama y don Nicolás García de San Vicente, obtuvo una beca en el Colegio de San Juan de Letrán, donde se graduó como abogado en febrero de 1854; escribió numerosos poemas, que se dieron a conocer en publicaciones importantes de su época; fue gobernador interino durante la época de los Cravioto, en la última década del siglo XIX.
  • Alfonso Barredo: poeta liberal, fue reconocido por su inspiración, cultura e ideas liberales; durante la guerra de Reforma militó en las filas del liberalismo a las órdenes de varios generales; al término de esa lucha fue electo Diputado y después Senador.
  • Octavio Barredo: soldado que luchó contra la intervención francesa, durante la cual ingresó a las filas del Coronel José María Pérez, con quien participó en la acción del Rancho de los Britos, cerca de Real del Monte; ahí incendió la casa en que se refugiaban los austríacos y fue el primero en entrar a ella, para dar fin a la batalla en que casi todos los imperialistas murieron quemados.
  • Eulogio de la Barrera Ortega: magistrado Constituyente de 1857, fue Secretario General del Gobierno del Estado de México, después fue electo diputado al Congreso General y le correspondió ser miembro del Congreso Constituyente de 1857; también fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Estado de México y Gobernador del Segundo Distrito Militar, puesto que ocupaba cuando murió.
  • Alejandro Bernal: pintor contemporáneo, sus primeros estudios pictóricos los hizo con el maestro Andrés Ramos, y los continuó en la Academia de San Carlos en la Ciudad de México, donde tuvo como guía al maestro Benjamin Coria; dedicado al paisaje, fue conocido como “El maestro del color”; también fue discípulo del maestro Armando García Nuñez; realizó exposiciones personales y colectivas, y mereció comentarios favorables de la crítica especializada.
  • José María Borja Vivanco (1792-1870): teólogo, realizó sus estudios en el Seminario de México, y en la universidad se graduó de Bachiller y se ordenó de sacerdote en 1827; fue Colector y Rector de Infantes en la Colegiata de Guadalupe y después vicario en Tulancingo; en 1869 ingresó el Cabildo Metropolitano como Prebendado.
  • José María Carbajal: abogado; ejerció su profesión en su tierra natal; en 1869, al erigirse el Estado de Hidalgo, se dio a la tarea de redactar un proyecto de Constitución para la nueva entidad, la que presentó a la legislatura Constituyente el 5 de febrero de 1870.
  • Antonio Castro (1786-1850): militar insurgente; ingresó a la milicia en 1811 en las campañas realistas de villa de Tulancingo y combatió durante diez años a los insurgentes hasta 1821, cuando se unió al Ejército Trigarante; en 1823 fue Segundo Comandante de la División que operó sobre Oaxaca; en 1831 fue comandante de la Fortaleza de Perote, después Diputado al Congreso de México y gobernador de la fortaleza de Acapulco, posteriormente comandante General de Michoacán, Veracruz, Oaxaca, comandante de Tulancingo y Apan; asistió con grado de General a la Batalla de Cerro Gordo; fue Ministro de la Suprema Corte Marcial.
  • Rafael de la Colina: diplomático contemporáneo; fue Cónsul y Canciller de México en varias ciudades de los Estados Unidos del Norte, como Nueva Orleans, Filadelfia y San Antonio.
  • José Lorenzo Cosío y Soto (1864-1941): abogado e historiador; cursó sus estudios en el Colegio Franco-Americano de la Ciudad de México, en la Escuela Nacional Preparatoria y en la Escuela Nacional de Jurisprudencia de la Universidad Nacional, en donde obtuvo su título en 1891; en varias ocasiones fue Presidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, de la Academia de Historia, de la Legislación y Jurisprudencia correspondiente de la de Madrid y de otras sociedades científicas nacionales y extranjeras; durante el porfiriato fue electo diputado suplente, y al ser llamado para desempeñar el cargo se negó a aceptarlo; en 1911 colaboró honoríficamente con el Presidente Madero como miembro de la primera Comisión Agraria Ejecutiva, y presentó ahí varias ponencias y estudios con ideas avanzadas; fue miembro también del Tribunal de Infracciones Fiscales y de la junta Calificadora de la Renta de Casas; fue Precursor del Agrarismo, el primero que señaló la necesidad de reformar el Artículo 27 de la Constitución de 1857, con el fin de devolver los ejidos de que habían sido despojados los campesinos y las comunidades indígenas; fue historiador de Tulancingo y de la Ciudad de México, y presentó varios estudios sobre esos temas en la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y en la Sociedad “Antonio Alzate”; en los gobiernos posrevolucionarios fue llamado a colaborar como miembro de la Comisión de Reforma a la ley Minera, al Código de Comercio y otras leyes importantes, y fue fundador también de la Confederación de Cámaras de Comercio y de la Confederación de Cámaras Industriales.
  • Francisco Cravioto: militar; nació en Huauchinango, Puebla, el 11 de marzo de 1876, con grado de coronel y con fuerzas a su mando intimó la rendición de la plaza de Tulancingo; sin embargo, al obtener contestación negativa, ante la resolución de los defensores optó por retirarse; al triunfo de esta causa alcanzó el grado de General y fue nombrado Comandante Militar del Estado de Hidalgo, durante la primera administración constitucional del general Rafael Cravioto y, como tal, ocupó también interinamente la gobernatura en 1877.
  • Raúl Dantes: actor contemporáneo; nació en Tulancingo, desde muy joven vivió en la Ciudad de México y se inscribió en la Escuela de Arte Dramático de Bellas Artes; en 1948 debutó profesionalmente como actor, con la obra Antígona; viajó a Europa y trabajó en el Teatro Recamier de París, e interpretó poemas de Federico García Lorca; por mucho tiempo se dedicó al doblaje y a la cátedra de arte dramático en el Instituto Nacional de Bellas Artes; es reconocido su conocimiento de teatro griego y el de William Sheakespeare, continuamente actúa en obras montadas en la Ciudad de México y en otras partes de la República.
  • José Dávila (1862-1903): educador; era muy pequeño cuando sus padres se trasladaron a la Ciudad de México, y se sostenía con lo que producía una pequeña sastrería; terminada su instrucción elemental, ingresó al Colegio Particular del Maestro Pruneda, donde cursó materias de segunda enseñanza; fue creador de varias reformas escolares, y la Legislatura del Estado sometió a su juicio la Ley de Instrucción Primaria.
  • Adolfo Desentis González (1894-1926): se tituló como abogado en 1919 en la Universidad Nacional; fue alto funcionario de la Secretaría de Hacienda y Agente del Ministerio Público Militar, con grado de General Brigadier, así como jefe del departamento Jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores; presidió la Sociedad Mexicana de Crédito Industrial y fue Consejero del Instituto Mexicano del Seguro Social y representante de México ante el Comité Interamericano de Seguridad Social.
  • Antonio Diez de Bonilla (1801-1865): militar antirreformista; fue jefe de algunos grupos de caballería del Ejército Mexicano y ostentó el grado de general de brigada desde 1853; ocupó el grado de gobernador del Distrito Federal durante el último periodo de gobierno del general Antonio López de Santa Anna; ocupó l comandancia general y la Mayoría de la Plaza de México; se distinguió por la persecución que ejerció contra los liberales, y por tratar de aplicar el rigor de la ley Murmuradores.
  • Víctor Espinoza, jinete,
  • Ricardo Garibay, novelista, cuentista, poeta, guionista y dramaturgo.[1]
  • Rodolfo Guzmán Huerta "El Santo", luchador, actor y héroe popular.[2]
  • José María Lezama Madariaga: jurista, catedrático, poeta y periodista; se recibió como abogado en 1896 en la Escuela Nacional de Jurisprudencia; juez de primera instancia en el Distrito de Tulancingo, magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado; en 1911, director del I.C.L. del Estado, donde dictaba la cátedra de Derecho; fue electo diputado al Congreso Local; impulsó la creación de la escuela secundaria que lleva su nombre y fue director de la misma; autor de varios poemas y orador distinguido; proyectó la creación del escudo heráldico de Tulancingo, mismo que fue aprobado en sesión de cabildo el 8 de diciembre de 1942.
  • Felipe Neri Chacón (1824-1907): militar; muy joven ingresó al ejercitó, afiliado al partido conservador, fue segundo jefe de la 4a división que combatió a los Republicanos en el sur de Jalisco en 1866; después en Colima, en cuyo lugar asumió el mando político el 2 de enero de 1867, al huir el Perfecto Imperial; capituló posteriormente, el 2 de febrero de 1868, ante el general Ramón Corona; el 16 de agosto de 1860 fue ascendido a General de Brigada; el 31 de julio de 1886 ocupaba el puesto de Magistrado de la Segunda Sala del Tribunal Superior de Justicia Militar; en 1876 se adhirió al Plan de Tuxtepec, y al triunfo de éste fue nombrado Gobernador y Comandante Militar en los estados de México, Yucatán y Puebla.
  • Víctor Hugo Silva, científico y escritor nominado al Premio Nacional de Ciencias y Artes 2004 y representante de Tulancingo en el Parlamento Nacional de Cultura de 2005.
  • Manuel Fernando Soto, fundador del estado de Hidalgo, miembro del equipo de colaboradores de Benito Juárez.[3]
  • Francisco de Terrazas (¿antes de 1549?-aprox. 1604), primer poeta en lengua española nacido en México, célebre incluso en España.[4]
  • Julio Torri Cervi, filósofo y escritor.
  • Gabriel Vargas, historietista mexicano autor de La Familia Burrón.[5]
  • Bartolomé Vargas Lugo, gobernador del estado de Hidalgo (1929-1933).

Véase también[editar]

Referencias[editar]