Ammi visnaga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Visnaga
Ammi visnaga A5.jpg
Ammi visnaga (L.) Lam.
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Apiales
Familia: Apiaceae
Subfamilia: Apioideae
Apioid superclade
Tribu: Apium clade
Género: Ammi
Especie: Ammi visnaga
(L.) Lam.

La viznaga o visnaga[1]​ (Ammi visnaga) es una especie fanerógama perteneciente a la familia las apiáceas.

Inflorescencia

Descripción[editar]

Es una planta herbácea, que alcanza un tamaño de entre 1 a 1,5 m de altura, sin vellosidades o glabra. El tallo es liso, con unas líneas minúsculas de distinta tonalidad que lo recorren. Cada hoja que sale, hace que el tallo forme un pequeño nudo, y torciéndose unos pocos grados con respecto a la vertical.

Usos[editar]

Medicinales

La parte utilizada de la planta son sus frutos, en ellos se forman varios productos del grupo de las furanocromonas , como la kelina, la visnagina y kelol la más importante de las cuales es la kelina . La composición química es la de la sesilina : visnadina , samidina, dihidrosamidina; flavonoides derivados del kenferol, quercetol y mirceol.

Las furanocromonas se comportan como relajantes de las fibras musculares lisas, con un efecto espasmolítico sobre las arterias coronarias y las vías respiratorias y urinarias, por lo que se utilizan para combatir cólicos nefríticos (relaja los conductos de la uretra), litiasis urinarias, asma, coronaria (en el tratamiento de la angina de pecho), arritmias y distonías neurovegetativas . También es sedante y diurético. Externamente es fotosensibilizante y en uso tópico, por su gran contenido en kelin (con acción fotosensibilizante, combinada con la irradiación ultravioleta controlada), puede ser de utilidad para el tratamiento de la alopecia (tras la desaparición de la dermatitis queda hiper-pigmentación).

Estas sustancias, sin embargo, pueden tener efectos tóxicos y para prevenir un mal uso o intoxicación, es necesario que tanto para su uso interno (en infusiones o extracciones de sus frutos) como tópico, se haga bajo la vigilancia médica especializada ya que se ha de tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto del fruto.

Las contraindicaciones que presenta esta planta son en periodos de embarazo, lactancia o en niños pequeños, ya que no se pueden prescribir formas de dosificación orales con contenido alcohólico a niños menores de dos años. Tampoco se pueden prescribir a adultos en proceso de desintoxicación etílica. Es incompatible con otros cardiotónicos y con laxantes antraquinónicos . Los posibles efectos adversos pueden aparecer después del contacto de la planta fresca con la piel húmeda, ya que se produce una exposición actínica y por tanto pueden aparecer fenómenos de fotosensibilización, o bien en dosis elevadas o por su uso continuado, ya que puede producir náuseas, insomnio, vértigo, cefaleas, sudoración profusa y somnolencia.

La posología es la siguiente: Infusión: una cucharada de postre por taza. Hacer una infusión unos 10 minutos, dejando enfriar y colando la misma. Dos tazas al día, después de las comidas. Extracto fluido (1:1): 15-30 gotas, de 1 a 3 veces al día. Tintura (1:5): 50-100 gotas, de uno a tres veces al día. Polvo: 0,2 a 1 g / día, en cápsulas o comprimidos de 200 mg.

Curiosidades[editar]

Estatua en BosqueSur a la princesa del cuento

En la zona sur de Madrid existe un cuento popular relacionado con esta planta. Dice el cuento que en un país al oeste del mediterráneo, vivía no hace mucho una joven princesa. La princesa pasaba todo el día rodeada de animales y plantas y acostumbraba a adentrase en el bosque para pasar largas horas en él. Entre todos los jardines que poseía, su favorito no era el de color más llamativo, ni el de hojas más insólitas, su favorito era aquel en el que cultivaba Ammi Visnaga, a las que ella apodaba Morferanas. La planta atraía la atención de la princesa por su forma, además de por la curiosa capacidad de estas plantas para crecer cerca de los caminos. Se dice que ella misma las plantaba en los caminos a las afueras del reino para servir como guía a los posibles turistas perdidos.

Pero un día, la princesa se adentró en el bosque…

Y no se supo más de ella…

Pasados los años, un hombre que venía de la ciudad acabó irremediablemente perdido. Agotado y sin provisiones, el hombre se dio por perdido

Y cuando perdió toda esperanza se apareció ante él una luz, que dijo ser la princesa del bosque, le dijo que no temiera, que ella le mostraría el camino para regresar. Para salir tan sólo debía seguir una senda de Morferanas (Ammi Visnaga) que brotaron delante sus atónitos ojos. Siguiendo sus indicaciones, el hombre logró regresar a la ciudad. Pasados unos meses, aquel hombre regresó al bosque y erigió una estatua en honor a la princesa. Desde entonces dice la leyenda que el espíritu inmortal de la princesa sigue haciendo crecer las Morferanas cerca de los caminos para guiar a los viajeros despistados que acaban perdidos en el bosque.

Hace un par de años, existía una estatua dedicada en BosqueSur a 'La princesa Ana' del cuento.

Con el nombre de biznaga se conoce en Málaga a la moña de jazmines que, ensartados en la flor de una Ammi Visnaga seca, venden los ambulantes llamados biznagueros.

En su hábitat
Vista de la planta

Taxonomía[editar]

Ammi visnaga fue descrita por (Linneo) Lam. y publicado en Flore Françoise 3: 462, en el año 1778 [1779]. (post 21 Mar 1779)[2]

Etimología

Ammi: nombre genérico que según Umberto Quattrocchi, es un antiguo nombre latino de una planta umbelífera.[3]

visnaga: epíteto

sinonimia
  • Daucus visnaga basónimo
  • Apium visnaga
  • Visnaga daucoides
  • Sium visnaga
  • Selinum visnaga
  • Visnaga vera
  • Ammi dilatum[4]

Referencias[editar]

  1. Colmeiro, Miguel: «Diccionario de los diversos nombres vulgares de muchas plantas usuales ó notables del antiguo y nuevo mundo», Madrid, 1871.
  2. Ammi visnaga en Trópicos
  3. En Nombres botánicos
  4. Ammi visnaga en PlantList

Bibliografía[editar]

  • Bibliografía y publicaciones
  • DICCIONARIO ILUSTRADO DE LOS NOMBRES VÉRNACULOS DE LAS PLANTAS EN ESPAÑA. Andrés Ceballos Jiménez. I.C.O.N.A. 1986
  • FLORA IBÉRICA. Plantas vasculares de la Península Ibérica e Islas Baleares. Vol. X Araliaceae - Umbelliferae Real Jardín Botánico, C.S.I.C. Madrid, 1993
  • PLANTAS MEDICINALES. El Dioscórides renovado. Dr. Pío Font Quer.Editorial Labor. Barcelona, 1990


Las fotografías de este artículo están realizadas a un ejemplar de 7 dm de altura,
a principios del mes de marzo, en la zona de Ciempozuelos (Madrid).

Enlaces externos[editar]