Alta tensión eléctrica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Alta Tensión»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Torres de Alta tensión que conducen altas cargas eléctricas hacia las minas de cobre de Chuquicamata, Calama -Chile

Se considera instalación de alta tensión eléctrica aquella que genere, transporte, transforme, distribuya o utilice energía eléctrica con tensiones superiores a los siguientes límites:

Definición de la alta tensión[editar]

Las líneas de alta tensión son las de mayor tensión en un sistema eléctrico, las de mayor longitud y las que manipulan los mayores bloques de potencia. Enlazan entre sí las diferentes regiones intercambiando energía en ambos sentidos.

Para transportar la energía eléctrica a grandes distancias, minimizando las pérdidas al tiempo que se mantiene la potencia transportada, es necesario elevar la tensión de transporte. La tensión en los circuitos de transmisión puede extenderse desde 69 kV hasta 750 kV.

Un aumento de tensión significa una disminución de la intensidad que circula por la línea, para transportar la misma potencia, y por tanto, las pérdidas por calentamiento de los conductores y por efectos electromagnéticos. A mayor tensión, menor intensidad y, en consecuencia, menor pérdida energética, lo cual es muy importante si se toma en consideración el hecho de que las líneas de alta tensión suelen recorrer largas distancias.

Además de una mayor intensidad, requiere de conductores de mayor sección, y en consecuencia, con un mayor peso por unidad de longitud.

Por todos estos factores, se eleva la tensión de transporte, reduciendo la intensidad y abaratando los costes de transporte.

Se argumenta que las líneas de alta tensión afectan el medio ambiente y a la gente que vive cerca de las líneas de transmisión, por la radiación emitida, pero no hay ninguna prueba de que esto sea así dentro de los límites establecidos por la reglamentación.[1]​ Por otro lado, dicha contaminación electromagnética permite el ahorro económico a las empresas u organismos de distribución eléctrica de transportar la potencia a una tensión elevada, así como de las familias, al reducir las pérdidas del sistema eléctrico en forma de calor y no requerir por ello un mayor número de centrales eléctricas para cubrir la demanda, encareciendo con ello la factura eléctrica. En algunos países se compensa económicamente a la gente que vive bajo o en las inmediaciones de las líneas de alta tensión.[cita requerida]

Clasificación de líneas de alta tensión (según el Real Decreto 223/2008)[editar]

Líneas de 3ª categoría[editar]

En la industria eléctrica, se emplea el término "Media Tensión" para referirse a instalaciones con tensiones nominales entre 1 y 36 kV (kilovoltios).

  • Tensión nominal: Superior a 1 kV e igual o inferior a 30 kV.
  • Tensiones normalizadas: 3 kV, 6 kV, 10 kV, 15 kV, 20 kV, 25 kV, 30 kV.
  • Usos: Generación, distribución y clientes industriales y terciarios.

Líneas de 2ª categoría[editar]

  • Tensión nominal: Superior a 30 kV e igual o inferior 66 kV.
  • Tensiones normalizadas: 45kV, 66kV.
  • Usos: Distribución.

Líneas de 1ª categoría[editar]

  • Tensión nominal: Superior a 66 kV e inferior a 220 kV.
  • Tensiones normalizadas: 110 kV, 132kV, 150kV.
  • Usos: Transporte y distribución.

Líneas de categoría especial[editar]

  • Tensión nominal: Igual o superior a 220 kV.
  • Tensiones normalizadas: 220 kV y 400 kV
  • Usos: Transporte a grandes distancias.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Campos electromagnéticos (CEM) - OMS». Consultado el 17 de mayo de 2017. 

Enlaces externos[editar]