Alonso Pérez de Salazar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alonso Pérez de Salazar

Flag of Cross of Burgundy.svg
3er . Gobernador del Río de la Plata   (interino)
30 de septiembre de 1623 - 18 de septiembre de 1624
Monarca Felipe IV de España
Predecesor Diego Páez de Clavijo (interino)
Sucesor Francisco de Céspedes

Escudo de Quito.svg
Presidente de la Real Audiencia de Quito
1637-1642
Monarca Felipe IV de España
Predecesor Antonio de Morga
Sucesor Juan de Lizarazaru

Información personal
Nacimiento 1561
Madrid, Castilla la Nueva Flag of Cross of Burgundy.svg Corona española
Fallecimiento finales de septiembre de 1642
Océano Pacífico, costas de Arica Flag of Cross of Burgundy.svg Imperio español
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Abogado y gobernante colonial
[editar datos en Wikidata]

Alonso Pérez de Salazar (Madrid, España, 1561 – costas de Arica, finales de septiembre de 1642) era un jurisconsulto que fue nombrado gobernador del Río de la Plata en carácter de interino en el período de 1623 a 1624.

Biografía[editar]

Alonso Pérez de Salazar y Rosales, nació en Madrid (España)[1]​ y fue bautizado en la Parroquia de San Martín el 11 de febrero de 1561, hijo de Alonso Pérez de Salazar, oidor del Nuevo Reino de Granada y de María de Rosales.

Su padre había sido oidor de la Real Audiencia de Santafé de Bogotá y era recordado como juez severo en dicha ciudad, porque "ahorcaba con frecuencia indígenas en la plaza mayor, y azotaba todas las semanas, en la de Mercado, que tenía lugar cada cuatro días, a los ladrones" y porque "desorejó y desnarigó dos mil personas e hizo otras justicias grandísimas, sin reparar en nadie ni aunque interviniese la intervención de cualquiera persona por principal que fuese".

Su madre murió en Bogotá y su padre empobreció de tal manera que "no hubo con qué llevar sustento en el viaje para él y sus hijos". En Madrid, Salazar se dedicó al ejercicio de la abogacía hasta que Felipe II de España lo designó fiscal del Consejo de Indias pero al poco tiempo falleció, el 22 de octubre de 1596.

Alonso Pérez de Salazar y Rosales pasó entonces a América, desde 1597 hasta 1607 fue fiscal de la Real Audiencia de Panamá, después oidor de la misma y en 1609 fue designado oidor en la Real Audiencia de Charcas, cargo que mantendría hasta 1629.[2]

En 1618 ante la gravedad del contrabando en la ciudad de Buenos Aires y la libertad con que los productos extranjeros y esclavos introducidos ilegalmente pasaban al norte, se decidió la instalación de una "Aduana Seca" en la provincia de Córdoba. No obstante, el gobernador Diego de Góngora no hizo publicación de la cédula de creación por los daños que ocasionaría a la ciudad y especialmente al contrabando en el cual estaba involucrado.

Gobernador colonial de Buenos Aires[editar]

Excluyendo a Hernandarias, casi todos los gobernadores y funcionarios estuvieron comprometidos en mayor o menor grado con el contrabando. En la época los principales contrabandistas (se los denominaba Confederados) eran el sevillano Juan de Vergara, notario del Santo Oficio, y el portugués Diego de Vega, que con Góngora se convirtieron en los verdaderos dueños de la ciudad.

Más allá del evidente comportamiento delictivo, el contrabando en Buenos Aires tenía motivaciones económicas profundas, originadas en las restricciones al comercio por parte de la Monarquía que favorecían los intereses de la península y en segundo lugar de Lima, en perjuicio del Alto Perú y Buenos Aires.

Ante el escándalo la Corona había enviado a investigar a Matías Delgado Flores, quien al poco tiempo calificó a Góngora de "señor y dueño absoluto de esta tierra" y exasperado afirmó que "los contrabandistas están en todas partes, he de matar a todos los de esta ciudad" lo que dio pie a que Góngora instruyera justamente a Vergara para que como notario del Santo Oficio lo encausara y condenara al destierro.

Ante la situación la Audiencia de Charcas envió a Alonso Pérez de Salazar para que interviniera, asegurando la instalación de la Aduana en Córdoba e iniciando acciones legales contra el gobernador. Góngora evadió el arresto, refugiándose en casa de los jesuitas hasta su muerte el 21 de mayo de 1623.

Las presiones contra Salazar eran fuertes: "Don Alonso Pérez de Salazar, oidor de Vuestra Majestad en la Audiencia de La Plata, llegó tiempo en este puerto en que no se atrevía hombre a entrar en su casa […] lo que el obispo y Juan de Vergara y sus amigos predicaban y hablaban del dicho oidor todas las cosas ajenas de tan gran ministro."[3]

Mientras Alonso Pérez de Salazar continuaba en la ciudad levantando el sumario, el Cabildo de Buenos Aires controlado por los Confederados y de acuerdo a derecho hasta tanto se nombrara sucesor impuso a Diego Páez de Clavijo, sargento mayor de la plaza, teniente gobernador de Góngora y hombre de los Confederados, quien asumió la gobernación interina al día siguiente de la muerte de Góngora.

El interinato de Páez de Clavijo continuó sin mayores sobresaltos y su esfuerzo de gobierno se concentró en lo que se esperaba de él: en pocos meses Pérez Salazar que continuaba con las investigaciones en el marco del juicio de residencia acumuló doce acusaciones contra el interino por contrabando, cohechos y fraude contra la Real Hacienda.

La paciencia del oidor no duró mucho: el 30 de septiembre Alonso Pérez de Salazar invocando su investidura ocupó la Casa de la Gobernación y lanzó un bando haciéndose cargo en nombre del rey de la gobernación de la provincia del Río de la Plata hasta que la Corona designara al nuevo gobernador.

Pérez de Salazar incluyó de inmediato a Páez de Clavijo en el juicio de residencia.[4]​ El 17 de septiembre de 1624 se hizo finalmente cargo Francisco de Céspedes, natural y regidor de Sevilla.

Posteriormente, en 1629 Pérez de Salazar fue designado oidor en la Real Audiencia de Lima, cargo que mantuvo hasta 1633.[2]​ El 4 de marzo de 1636 fue nombrado Presidente de la Real Audiencia de Quito, cargo del que tomó posesión el 9 de septiembre de 1637. Los cinco años del gobierno de Pérez de Salazar transcurrieron pacíficamente, en armonía con el obispo aunque con algunos conflictos con los oidores. Pérez de Salazar era débil de salud y ya muy avanzado en edad. A fines de septiembre de 1642, recibió el nombramiento de presidente de la Real Audiencia de Charcas, pero murió cerca del puerto de Arica en viaje a su nuevo destino.


Predecesor:
Diego Páez de Clavijo
Gobernador del Río de la Plata (interino)
1623 - 1624
Sucesor:
Francisco de Céspedes
Predecesor:
Antonio de Morga
1615 - 1636
Escudo de Quito.svg
Presidente de la Real Audiencia de Quito
1637 - 1642
Sucesor:
Juan de Lizarazu
1642 - 1645

Referencias[editar]

  1. Otras fuentes[cita requerida] afirman que nació en Santa Fé de Bogotá.
  2. a b E. Schäfer, El Consejo Real y Supremo de las Indias, t.2, Madrid, 2003
  3. Testimonio de Miguel de Rivadeneyra del 2 de julio de 1628 en la información levantada por orden de Hernandarias contra Vergara.
  4. El Consejo Real de Indias revisó lo actuado y el 18 de febrero de 1631 condenó a Góngora a pagar 23.050 ducados "a cumplirse contra los bienes que había dejado el finado" y a Páez de Clavijo al pago en efectivo de 6.700 ducados.

Bibliografía[editar]

  • Perusset , Macarena. Conductas y procedimientos fuera de la ley: comercio ilícito, líderes y prácticas. Universitas Humanística
  • Luis Suárez Fernández, Historia general de España y América, Volumen 9, Ediciones Rialp, 1984, ISBN 84-321-2104-5, 9788432121043
  • Víctor Arreguine, Historia Del Uruguay, BiblioBazaar, LLC, 2008, ISBN 0-559-41670-9, 9780559416705
  • Remedios Contreras, Fondos americanistas de la Colección Salazar y Castro, Real Academia de la Historia, 1979, ISBN 84-600-1603-X, 9788460016038
  • J. Gelman, “Cabildo y élite local: Buenos Aires en el siglo XVII”. Revista. Latinoamericana de Historia Económica y Social (Lima)
  • Archivo General de la Nación, Buenos Aires - Argentina (AGN), Sección Colonia, Acuerdos del extinguido cabildo de Buenos Aires, municipalidad, serie I, tomo I
  • Daniel Balmaceda, Oro y espadas, Marea Editorial, 2006, ISBN 987-22181-6-1, 9789872218164
  • Daniel Balmaceda, Espadas y corazones, Marea Editorial, 2004, ISBN 987-21109-7-2, 9789872110970
  • Gregorio Funes, Ensayo de la historia civil de Buenos Aires, Tucumán y Paraguay, Imprenta Bonaerense, 1856.

Enlaces externos[editar]