Alberto Gironella

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Alberto Gironella
Información personal
Nacimiento 26 de septiembre de 1929 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ciudad de México, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 2 de agosto de 1999 Ver y modificar los datos en Wikidata (69 años)
Ciudad de México, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Pintor Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

Alberto Gironella (Ciudad de México, 26 de septiembre de 1929; íd., 2 de agosto de 1999), de padre catalán (España) y madre originaria de Mérida, Yucatán, México, fue un artista plástico mexicano, considerado como uno de los exponentes de La Ruptura.

En su juventud, comenzó a escribir poesía, pero después abandonó sus estudios de letras hispánicas y se dedicó a la pintura. Su primera exposición la realizó en 1952, y a lo largo de su vida su obra se exhibió en museos y galerías de Alemania, Argentina, Brasil, Estados Unidos, España, Francia, Japón, Suecia y Suiza. En México, fueron recinto de sus obras el Palacio de Bellas Artes, y los museos de Arte Moderno, Nacional de Arte, Carrillo Gil y Rufino Tamayo. Ilustró asimismo el libro Terra Nostra, de Carlos Fuentes. Ganó en 1959 el primer premio de la Unión Mediterránea de Arte en la Bienal de Jóvenes (París, Francia), así como el primer premio de la VI Bienal de Sao Paulo, Brasil. Es citado por Julio Cortázar, en su obra La vuelta al día en ochenta mundos.

Se especializó sobre todo en el collage. Su sello particular fue el uso de latas vacías de ultramarinos españoles (sardinas, mejillones, etc.) en sus obras, y corcholatas de refrescos clavadas o pegadas alrededor del marco de sus pinturas. Para sus obras tuvo inspiraciones tan disímiles como el caudillo de la Revolución mexicana Emiliano Zapata, la cantante Madonna, el cineasta Luis Buñuel, la tauromaquia[1]​ y el filósofo Friederich Nietzsche.

Residió en San Ángel, en la Ciudad de México, y en una casa en Valle de Bravo conocida después como la Casa de Gironella. Fue entonces cuando empezó a utilizar el título de Barón de Beltenebros que, inspirado en las páginas literarias, "por su propio dedo" se autonombró.[2]​ Persona excéntrica, le gustaba provocar escándalos y generar noticias. Sus escándalos, de los que se enorgullecía, versaban sobre diferentes tópicos, comenzando por una obra artística provocadora e irreverente. A ello le seguía su actitud de vida laxa con mujeres y vino, pero sobre todo por su carácter intempestivo que le hacía desafiar a todo aquél que osara desprestigiar alguna de sus "deidades". Sentía pasión por Goya, Valle Inclán, la rebelión zapatista y la cantante Madonna, a la que consideraba símbolo sexual de la cultura consumista.[3]​ Era indisciplinado para casi todo excepto la literatura que le servía de inspiración pictórica. Era un gran conocedor del exilio español y de la literatura quijotesca.

Colaboró con otros artistas y escritores como Alejandro Jodorowsky, Vicente Rojo, Lilia Carrillo y Manuel Felguérez en La ópera del orden de Jodorowsky. El hecho de representar a un fraile capuchino cantando "La verbena de la Paloma" supuso un gran escándalo y que su padre le desheredara.

A los pocos meses de su muerte, la actriz Ofelia Medina le ofreció un homenaje en el Festival de las Almas en Valle de Bravo, esparciendo parte de sus cenizas en el lago, en una ceremonia nocturna, apropiadamente como parte de las conmemoraciones del Día de Muertos, el 2 de noviembre de 1999.

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Muestran la estética de Goya, Dalí y Picasso sobre el toreo La crónica de hoy, 9 de mayo de 2009.
  2. Cherem, Silvia. Trazos y revelaciones. Entrevista a diez artistas mexicanos. 2003. Fondo de Cultura Económica
  3. Cherem, Silvia. Trazos y revelaciones. Entrevista a diez artistas mexicanos. 2003. Fondo de Cultura Económica

Enlaces externos[editar]