Alberto Arvelo Torrealba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alberto Arvelo Torrealba
Alberto Arvelo Torrealba - El Nacional.jpg

Coat of arms of Venezuela (1871).svg
Ministro de Agricultura y Cría
6 de octubre de 1952-14 de julio de 1953
Presidente Germán Suárez Flamerich
Marcos Pérez Jiménez
Predecesor Pedro José Lara Peña
Sucesor Armando Tamayo Suárez

Presidente del estado Barinas
5 de mayo de 1941-6 de febrero de 1945
Presidente Isaías Medina Angarita
Predecesor Carlos Jordán Falcón
Sucesor Francisco Betancourt Sosa

Información personal
Nacimiento 4 de septiembre de 1905
Barinas, Bandera de Venezuela Venezuela
Fallecimiento 28 de marzo de 1971 (65 años)
Caracas, Bandera de Venezuela Venezuela
Nacionalidad Venezolana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Independiente
Familia
Cónyuge Rosa Dolores Ramos Calles
Hijos Alberto Arvelo Ramos Jr. y Mariela Arvelo Ramos.
Educación
Alma máter Universidad Central de Venezuela
Información profesional
Ocupación Diplomático, poeta, traductor
Miembro de Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Firma Alberto Arvelo Torrealba.jpg
[editar datos en Wikidata]

Alberto Arvelo Torrealba (Barinas, 4 de septiembre de 1905 - Caracas, 28 de marzo de 1971) fue un poeta, ensayista, abogado, político, diplomático y crítico literario venezolano. Su gran reconocimiento en la cultura popular y en la identidad venezolana se debe a su creación en verso, Florentino y el diablo.

Biografía[editar]

En el seno de su familia destacaban varios poetas, como su madre, Atilia Torrealba de Arvelo, y sus tíos, Alfredo Arvelo Larriva y Enriqueta Arvelo.[1] Estudió primaria en su ciudad natal y secundaria en Caracas, graduándose de bachiller en 1927. En 1935 se graduó como abogado y luego de doctor en ciencias políticas, habiendo estudiado en la Universidad Central de Venezuela.[2] [3]

Poeta en la tradición de los llamados "aedas del llano", publica su primer volumen de versos, con música de cuatro, en 1928. Fue docente de castellano y literatura en la zona metropolitana de Caracas desde 1935 hasta 1936, cuando accede al cargo de Inspector técnico de educación secundaria en el Distrito Federal e inspector de primaria en Barinas y Apure.

"....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" 

Romulo Gallegos en alución a los llaneros

Carrera diplomática y gubernamental[editar]

Más tarde ocuparía varios cargos públicos, en 1937 es nombrado secretario de gobierno del estado Portuguesa y luego mas tarde el de Gobernador del estado Barinas entre 1941 y 1945. Durante su gobierno se sanearon los cauces de los ríos Pagüey y Masparro, además de reabrir el comercio con el territorio de los llanos de occidente.[4] Realizó carrera diplomática, como embajador en Bolivia en 1952 y en Italia. También se desempeñó como Secretario de Gobierno del estado Portuguesa en el año 1937, presidente del Consejo Técnico de Educación en 1940 y Ministro de Agricultura y Cría entre 1952 y el 1955 en el período dictatorial del Gnrl. Marcos Pérez Jiménez.[2]

El presidente de Bolivia, Víctor Paz Estenssoro y el entonces embajador de Venezuela, Alberto Arvelo Torrealba, en 1952.

En 1940 publica su obra más famosa, el poema Florentino y el diablo. Del mismo existen dos versiones más, de 1950 y 1957. En esta obra, el llanero Florentino se bate a duelo de canto con el diablo.[1] La obra es considerada como folklore del pueblo venezolano y ha sido adaptada al cine, teatro y televisión.[5] [6] También tradujo obras de Giuseppe Ungaretti.[4] Durante el bienio 1964-1965 se le concede el Premio Nacional de Literatura. En 1968 fue incorporado a la Academia Venezolana de la Lengua, como individuo de número. Un municipio de su natal estado Barinas lleva su nombre, honrando así su memoria.[7]

Familia[editar]

Siendo hijo de Pompeyo Arvelo y Atilia Torrealba de Arvelo, del seno familia de poetas, su madre Atilia, fue una importante poetisa de Barinas.

Tuvo cinco hermanos: Pompeyo, Rafael Ángel, Aura Atila, Marco Antonio y María Lorenza Arvelo Torrealba, contrajo nupcias con Rosa Dolores Ramos Calles y de esa unión nacieron Alberto y Mariela Arvelo Ramos.[8]

Estado de salud y fallecimiento[editar]

Su salud a partir de 1969-1970 era deplorable. Se le había amputado una pierna. Sin embargo, conservó el sentido del humor, razón por la cual escribió una improvisada cuarteta a raíz de su operación quirúrgica:[8]

"La pata metió la pata

y tantas vainas echó,

que por torpe y por ingrata

bisturí se la sopló."

Falleció en la madrugada el 28 de marzo de 1971 en Caracas, tras largos años de malestares.

Obra[editar]

Su obra poética refleja, principalmente, la tradición y costumbres de la región venezolana de Los Llanos, y la vida del llanero. Tras una aparente y engañosa ubicación dentro del Criollismo y del Nativismo, Alberto Arvelo Torrealba nos ofrece una poesía de gran fuerza lírica y épica, a la cual no son ajenas las reflexiones filosóficas y existenciales, aunque sin disminuir ni enajenar la intensidad estética. Tuvo una vasta producción la cual principalmente en 6 libros:

  • 1928 Música de cuatro. Primer cancionero de poemas y verso
  • 1932 Cantas.
  • 1940 Glosas al cancionero. Es en este volumen donde se publica por primera vez Florentino y el diablo.
  • 1952 Caminos que andan y andan que caminos.
  • 1965 Lazo Martíni: vigencia en lejanía, estudio sobre el palomo guariqueño.
  • 1967 Obra poética, compendio de su poesía.[2] [4]

La gran popularidad de sus versos se explica por los temas sacados de la vida y del paisaje cotidiano del habitante de las llanuras venezolanas, y por el uso de formas métricas y estróficas de atractiva sonoridad y de larga tradición popular, heredada de nuestro pasado hispánico: el octosílabo, la copla, la décima o espinela, el romance... Pero sus imágenes son muchas veces herméticas, producto de una elaboración poética rica y compleja, con los recursos de una vasta cultura.

Distinciones y premios[editar]

Bibliografía sobre el autor[editar]

  • Araujo, Orlando (1975). Contrapunteo de la vida y la muerte. Ensayos sobre la poesía de Alberto Arvelo Torrealba. En la raya. datos del libro. 
  • Márquez Rodríguez, Alexis (1966). Aquellos mundos tersos. Análisis de la poesía de Alberto Arvelo Torrealba. Arte. datos del libro. 
  • Mazzei González, Víctor (1987). Los Florentinos. Casa Bello. 9789802140213. 
  • Febres, Humberto (1995). En negra orilla del mundo. Fundación Cultural Barinas. 9789806359079. [1]

Referencias[editar]

  1. a b c «Alberto Arvelo Torrealba». poiesologia.com. Consultado el 17 de abril de 2009. 
  2. a b c d Alexis Márquez Rodríguez (1999). «Biografía de: ALBERTO ARVELO TORREALBA». los-poetas.com. Consultado el 17 de abril de 2009. «Tomado de Obra poética. Monte Ávila Editores. Caracas – Venezuela, 1999». 
  3. Fraile, Jenny. «Literatura Hispanoamericana: Algunos datos sobre Alberto Arvelo Torrealba». Literatura Hispanoamericana. Consultado el 2016-08-22. 
  4. a b c «Alberto Arvelo Torrealba». venezuelatuya.com. Consultado el 17 de abril de 2009. 
  5. «FLORENTINO Y EL DIABLO». GranCine.net. Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. 
  6. Prensa MPPCI (29 de noviembre de 2007). «La leyenda de Florentino y El Diablo, este viernes por TVes». Aporrea. 
  7. «Alcaldía Alberto Arvelo Torrealba». Portal de Alcaldías. Consultado el 17 de abril de 2009. 
  8. a b Fraile, Jenny. «Literatura Hispanoamericana: Algunos datos sobre Alberto Arvelo Torrealba». Literatura Hispanoamericana. Consultado el 2016-08-22. 

Enlaces externos[editar]