Al-lat

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Allat en un camello. Bajorrelieve de Taif, Arabia Saudita, hacia 100.

Al-lat o Alat era una diosa mayor de los pueblos de la península arábiga. Pertenece a la mitología árabe pre-islámica y era considerada una de las tres hijas de Alá. Sus hermanas eran la diosa Al-Zuhara (el lucero vespertino) y la diosa Uzza (o Al-Uzza, el lucero matutino). Por tratarse de una deidad mayor los pueblos devotos le atribuían (al igual que a otras deidades de alto rango) un poder superior sobre todo lo terrenal.

La diosa Al-lat (también llamada Alilat) era adoraba bajo la forma de una piedra blanca cuadrada. Junto con los árabes otros pueblos semitas en Siria y Mesopotamia la conocían. Era la Diosa Madre de Palmira (norte de Siria); su símbolo era el león. Para los nabateos del sur de Jordania y Palestina Al-lat era considerada la diosa del sol, fuente de vida; y la adoraban como tal. La ciudad de La Meca tenía un haram (santuario) dedicado a la diosa, y un hima donde afluían los árabes para llevar a cabo los ritos de adoración y los sacrificios propiciatorios que aseguraran la intervención de la diosa a favor del devoto.

A veces Al-lat y Uzza conformaban una trinidad junto con Manat

Sincretismos[editar]

Los nabateos de Petra y la gente de la ciudad de Hatra también la adoraban, equiparándola con las griegas Atenea y Tyche y la Minerva romana. Se la llama con frecuencia "la Gran Diosa" en griego en inscripciones multilingües.[1]

El historiador griego Heródoto, en el siglo V a. C., la consideraba (erróneamente) el equivalente de Afrodita (que más bien sería al-Uzza)

"Los asirios llaman a Afrodita, Mylitta, los árabes Alilat (en griego: Ἀλιλάτ) y los persas Mitra. Además, a esta deidad se le asocia con otra divinidad hindú, Mitra".[2]

Este pasaje es lingüísticamente significativo al ser la primera certificación clara de una palabra árabe, con el artículo definido al-.

Según Herodoto, los antiguos árabes sólo creían en dos dioses(en realidad eran politeístas):

"Ellos no creen en otros dioses que no sean Dioniso y la celestial Afrodita; y dicen que llevan el pelo como Dioniso, cortándolo alrededor de la cabeza y afeitando las sienes. Llaman a Dioniso, Orotalt y a Afrodita, Alilat."[3]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Jairat Al-Saleh (1990 cuarta edición, Editorial Anaya), Ciudades fabulosas, príncipes y yinn de la mitología árabe, ISBN: 84-207-3616-3.

Enlaces externos[editar]

  • Healey, John F. (2001). «4». The Religion of the Nabataeans: A Conspectus. Religions in the Graeco-Roman World 136. Boston: Brill. pp. 107–119. ISBN 90-04-10754-1. 
  • Heródoto, Historias I:131.
  • Heródoto, Historias III:8.