Accidente ferroviario del río Virilla de 1926

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Accidente ferroviario del río Virilla
Fecha 14 de marzo de 1926
Hora 8:20 am
Causa Sobrecarga, mal estado de las vías, exceso de velocidad.
Lugar río Virilla, Costa Rica
Origen Alajuela
Destino Cartago
Línea Alajuela - Cartago
Fallecidos 248
Heridos 93

El accidente ferroviario del río Virilla, también conocido como "La tragedia del Virilla", ocurrió el 14 de marzo de 1926 en la provincia de Heredia Costa Rica, cuando un tren repleto de pasajeros se descarriló mientras cruzaba el puente sobre el cañón del río Virilla. Es considerado el peor accidente ferroviario en la historia de Costa Rica, con un total de 248 personas muertas.[1]

Historia[editar]

La locomotora, un convoy de la Northem Railway Company, realizaba una excursión el día domingo entre las ciudades de Alajuela y Cartago. En el tren viajaban aproximadamente 340 personas, muchas de las cuales se dirigían hacia la Basílica de Los Ángeles. La excursión había sido organizada por el profesor Francisco Gómez Alizago con el objetivo de recaudar fondos para un hogar de ancianos. [2] . De hecho, los más de mil boletos colocados para el viaje fueron impresos bajo el lema "Para el beneficio de los ancianos de Cartago". En principio, se había dispuesto solamente una locomotora sencilla para realizar el viaje, sin embargo, la popularidad de la excursión hizo que la suscripción de personas aumentara, por lo que los encargados decidieron utilizar el convoy ofecido por la Northem Railway Co., el cual constaba de una máquina, un cabús y seis carros de pasajeros.

A las 7:30 de la mañana del 14 de Marzo, la locomotora partió de la ciudad de Alajuela con la mitad de su capacidad total. Realizó dos paradas más en la localidad de San Joaquín y en la ciudad de Heredia, donde se le unieron otros tres vagones de pasajeros. La cantidad de personas provocó que muchos no pudieran abordar el tren, por este mismo motivo los encargados decidieron no hacer la última de las paradas que estaban previstas.

El accidente[editar]

Antes de que el tren dejara la provincia de Heredia para ingresar a San José y luego a Cartago, debía atravesar un camino en descenso que a su vez formaba una curva, esto a unos cincuenta metros del puente sobre el cañon del Virilla.

A las 8:20 de la mañana, la máquina y los primeros tres vagones ingresaron al puente. En este momento el maquinista aceleró para poder superar una cuesta que se encontraba más adelante, pero no se percató de que el último de los vagones aún no había atravesado la curva. La aceleración, sumada a la cantidad excesiva de personas en los carros, hizo que el último de estos inclinara hacia la izquierda y se saliera de las vías, arrastrando a su vez a los dos carros que lo precedían y que no habían llegado al puente. El ultimo vagón consiguió caer sobre un pastizal a lado de los carriles, sin embargo los otros dos corrieron peor suerte: el penúltimo carro se ladeó por completo y cayó sobre la pendiente occidental del río, a una altura de sesenta metros, matando instantáneamente a todos los pasajero que se encontraban en su interior. El antepenúltimo vagón chocó contra la estructura del puente y se dobló por la mitad, quedando una parte sobre el puente y la otra colgada sobre el precipicio.

Inmediatamente después del accidente, la máquina y los tres vagones que se encontraban a salvo siguieron su camino con el objetivo de reportar lo antes posible la emergencia. En cuestión de minutos empezaron a llegar socorristas, médicos y policías para iniciar las tareas de rescate, labores que se vieron dificultadas pues muchos de los cadáveres habían caído hasta las aguas del río o se encontraban colgados sobre los arboles y la vegetación de la pendiente. El rescate se extendió durante toda la noche y el día siguiente, muchos de los heridos fueron trasladados en otros trenes a hospitales en Heredia y Alajuela. Los cadáveres, en cambio, fueron colocados a orillas del río para su posterior reconocimiento.

El gobierno declaró tres días de duelo nacional debido a la dimensión de la tragedia. Además, las banderas ondearon a media asta y los cines, bares y otros lugares de entretenimiento permanecieron cerrados. Varios Estados alrededor del mundo enviaron condolencias a los familiares de las personas muertas en el accidente. Las causas de la tragedia siguen siendo ampliamente discutidas, entre las razones más aceptadas se encuentran el mal estado de la locomotora y de las vías, el cambio de velocidad hecho por el maquinista y la cantidad excesiva de personas que viajaban en el tren.

Referencias[editar]

  1. «Tragedia del río Virilla». Consultado el 22 de abril de 2011.
  2. «LATIN AMERICA: Disaster». Consultado el 22 de abril de 2011.