Óscar Ornelas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Óscar Ornelas Küchlé

Coat of arms of Chihuahua.svg
Gobernador de Chihuahua
4 de octubre de 1980-19 de septiembre de 1985
Predecesor Manuel Bernardo Aguirre
Sucesor Saúl González Herrera

Datos personales
Nacimiento 30 de noviembre de 1920
San José del Sitio, Chihuahua, Bandera de México
Fallecimiento 2000
Partido Partido Revolucionario Institucional
Cónyuge Leonor Hernández
Profesión Abogado
Ocupación Político
Alma máter Universidad Autónoma de Chihuahua
[editar datos en Wikidata]

Óscar Ornelas Küchle (1920-2000) fue un abogado y político mexicano, miembro del Partido Revolucionario Institucional, fue gobernador de Chihuahua de 1980 a 1985.

Óscar Ornelas fue Magistrado del Supremo Tribunal de Justicia de Chihuahua, Director de la Facultad de Derecho y Rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua de 1968 a 1973[1] , cargo del que fue despedido después de una serie de protestas que contaron con la participación de estudiantes de la universidad en 1972 y que terminaron con la fundación del Comité de Defensa Popular y pasó a ser el primer director general del recién creado Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua[2] y en 1974 fue electo Presidente Municipal de Chihuahua, cargo en el que duro dos años al renunciar para ser Senador por el mismo estado en la L Legislatura, en 1980 fue postulado y electo Gobernador de Chihuahua.

No terminó su periodo como Gobernador debido a un conjunto de problemas políticos que comenzaron en 1983, cuando otorgó reconocimiento a los triunfos de los candidatos del Partido Acción Nacional en las principales Alcaldías del estado, destacando Luis H. Álvarez en Chihuahua y Francisco Barrio Terrazas en Ciudad Juárez. En 1985 un conflicto por la elección del Rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua degeneró en una confrontación política que fue utilizada para hacerlo caer de la gubernatura en previsión de las elecciones para gobernador del siguiente año, uno de los principales opositores a él, fue el líder de la Confederación de Trabajadores de México Fidel Velázquez, perdido el apoyo de su partido y por orden del presidente Miguel de la Madrid renunció al gobierno del estado el 19 de septiembre de 1985 y se retiró a la vida privada.[3]

Caída como gobernador[editar]

En junio de 1985 un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma de Chihuahua, que protestaban en contra de la tercera reelección de Reyes Humberto de las Casas Duarte como rector, lo acusaban de ser represor y pedían que renunciara, además de que se eligiera por la vía democrática al siguiente rector. El 25 de junio, un grupo de estudiantes tomó la rectoría, secuestraron a 15 funcionarios de la universidad y 180 autobuses del transporte público, dejando a la capital del estado paralizada por unos días.[4]

Hacia el mes de Julio, las clases habían sido suspendidas en las facultades de Filosofía y Letras, Zootecnia, Ingeniería y Ciencias Químicas, y los huelguistas amagaban con extender su movimiento a toda la universidad.

El 27 de agosto, el gobernador, Óscar Ornelas, pedía una licencia de 10 días para asistir al informe de gobierno del presidente Miguel de la Madrid. Al día siguiente, José Luis Correa, quien era portavoz del movimiento del Frente Democrático Universitario, que había sido identificado como el "sector progresista" del PRI, declaraba a la prensa que el gobernador "se había estado escondiendo" y que no se comportaba "como representante del Ejecutivo estatal, ni como universitario que fue, para resolver el problema que atañe a la institución de la cual es egresado".

A la par, una serie de empresarios del estado, publicaban en los diarios una serie de desplegados a favor del gobernador y en contra de unos artículos publicados en el diario Excélsior de la Ciudad de México del 14 al 20 de agosto, en los que se criticaba al gobernador y se daba a entender que Chihuahua vivía una situación de pleno descontrol. En esos reportajes de Excélsior, se comentaba que una "ola de derechistas", liderados por el PAN se habían hecho con el poder del Estado tras la "renuncia" del gobernador Ornelas.

Durante los días que el gobernador estuvo fuera del estado, la situación se agudizó, al nivel que, se había secuestrado a varios funcionarios importantes de la universidad, además de tomas violentas de la rectoría y secuestro de nueva cuenta de camiones urbanos.

El gobernador volvió el 3 de septiembre, reunió a su gabinete y dialogó con los estudiantes sin resultado alguno. El día posterior, el gobernador anunció que se usaría la fuera pública para restablecer el orden en el estado, y un equipo de policías antimotines fue enviado la Plaza Hidalgo, frente a Palacio de Gobierno y la Rectoría para recuperar ésta última. El resultado de la operación fueron 2,000 personas desalojadas, y varios autobuses urbanos recuperados. Además, esta acción, fue fuertemente criticada por Fidel Velázquez líder de la CTM, y los dirigentes del PPS opinaron que eso era muestra del "desgobierno" que se vivía en Chihuahua, mientras que el PAN comentó que se trataba de una ruptura dentro del PRI orquestada desde el centro del país, para destituir al gobernador y darle el control del estado a alguien que no reconociera un triunfo de la oposición con mira en las elecciones de 1986. Por su parte, la Federación de Uniones Sindicales de Trabajadores Administrativos Universitarios acusó a Fidel Velázquez de ser instigador del conflicto en la UACh, argumentando que "el dirigente cetemista desde hace más de un año ha metido las manos y violado la autonomía".

El 11 de septiembre, el rector de la universidad renunció al cargo. Sin embargo, el conflicto no se terminó de solucionar, dado que la Coordinadora Estudiantil manifestó su inconformidad, declarando que Rodolfo Acosta Muñoz, entonces director de la Facultad de Derecho, era "reconocido incondicional y primo político del rector destituido".

Para el 12 de septiembre, Fidel Velázquez volvió de declarar que debían desaparecer los poderes en el estado de Chihuahua "simple y sencillamente por que no hay gobierno". En tanto, el Comité Directivo Estatal del PRI emitió el día 13 de septiembre un comunicado oficial en el que hacía un llamado a la unidad de los chihuahuenses y pedía fidelidad al Poder Ejecutivo del estado.

Cinco días después, el 19 de septiembre, el Congreso del Estado aceptó la Licencia de forma indefinida del gobernador, quedando como interino Saúl González Herrera, el hecho fue importante el la historia política del país pero pasó inadvertido en la prensa nacional por ser el mismo día que el Terremoto de México de 1985.[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]


Predecesor:
Manuel Bernardo Aguirre
Gobernador de Chihuahua
1980 - 1985
Sucesor:
Saúl González Herrera
Predecesor:
Arnaldo Gutiérrez Hernández
Senador por Chihuahua
Primera fórmula

1976 - 1979
Sucesor:
Predecesor:
José Luis Caballero
Presidente Municipal de Chihuahua
1974 - 1976
Sucesor:
Humberto Martínez Delgado