Aloe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Áloe»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Aloe
Aloe succotrina - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-007.jpg
Aloe succotrina en Köhler's Medicinal Plants, 1887.
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase: Liliidae
Orden: Asparagales
Familia: Xanthorrhoeaceae
Subfamilia: Asphodeloideae
Género: Aloe
L., Sp. Pl., 1: 319-323, 1753[1]
Especies
Sinonimia
  • Kumara Medik., 1786
  • Lomatophyllum Willd., 1811
  • Rhipidodendrum Willd., 1811
  • Phylloma Ker Gawl., 1813
  • Pachidendron Haw., 1821
  • Agriodendron Endl., 1837
  • Atevala Raf., 1840
  • Busipho Salisb., 1866
  • Chamaealoe A.Berger, 1905
  • × Lomataloe Guillaumin, 1931
  • Leptaloe Stapf, 1933
  • Aloinella (A.Berger) Lemée, 1939
  • Guillauminia A.Bertrand, 1956
  • × Alchamaloe G.D.Rowley, 1967
  • × Aleptoe G.D.Rowley, 1967
  • × Allauminia G.D.Rowley, 1967
  • × Aloella G.D.Rowley, 1967
  • × Leptauminia G.D.Rowley, 1967
  • × Chamaeleptaloe Rowley, 1973
  • × Leptaloinella G.D.Rowley, 1973
  • × Alleptauminia D.M.Cumming, 1974
  • × Alamaealoe P.V.Heath, 1993
  • × Allemeea P.V.Heath, 1993
  • × Aloptaloe P.V.Heath, 1993
  • Lemeea P.V.Heath, 1993
  • × Bleckara P.V.Heath, 1994
  • × Leminia P.V.Heath, 1994[1]

Aloe, de nombre común áloe, sábila o acíbar, entre otros, es un género de plantas suculentas de la familia Asphodelaceae, familia desaparecida en las clasificaciones filogenéticas más modernas (APG III, 2009), y sus géneros incluidos ahora en la familia Xanthorrhoeaceae. De la misma manera, antes de entrar en la familia Asphodelaceae estaban en la de las Aloaceae (monogenérica) y Liliaceae (Sistema de Cronquist, 1981). Tiene alrededor de 525 especies aceptadas de las más de 1.000 descritas.[2] Es nativo de las regiones secas de África, Madagascar y Oriente Próximo, aunque se haya difundido en todo el mundo en la actualidad. Los miembros de los géneros Gasteria y Haworthia, que tienen un modo de crecimiento similar son, a veces, cultivados y popularmente conocidos como aloes. Otra familia generalmente confundida con los aloes son las agaváceas, pero se diferencian de éstas en que sus hojas jóvenes no se agrupan de forma cónica, su escape no es terminal y la planta no muere después de la floración.

Etimología[editar]

De origen muy incierta: podría ser derivada del griego άλς, άλός (als, alós), "sal" - dando άλόη, ης, ή (aloé, oés) que designaba tanto la planta como su jugo - debido a su sabor, que recuerda el agua del mar.[3] De allí pasó al Latín ălŏē, ēs con la misma aceptación, y que, en sentido figurado, significaba también "amargo". Se ha propuesto también un origen árabe, alloeh, que significa "la sustancia amarga brillante"; pero es más probablemente de origen complejo a través del hébreo: ahal (אהל), frecuentemente citado en textos bíblicos.[4] [5]

Descripción[editar]

La mayoría de las especies forman una roseta de grandes hojas carnosas y gruesas que salen de un tallo corto (en algunas especies es muy largo e incluso ramificado). Estas hojas son normalmente lanceoladas con un afilado ápice y márgenes espinosos, los colores varían del gris al verde brillante y a veces están rayadas o moteadas. Las flores tubulares, con colores desde amarillo a anaranjado o rojo, nacen en un tallo sin hojas, simple o ramificado, agrupadas en densos racimos (inflorescencias). Los áloes son plantas que se reproducen por polinización cruzada y se multiplican, además, por semilla o por retoños.

Muchas de las especies aparentemente no poseen tallo, surgiendo la roseta directamente a nivel del suelo; otras variedades pueden tener o no tallos ramificados de donde brotan las carnosas hojas. Algunos de los áloes nativos de Sudáfrica tienen largos troncos, lo que les da el aspecto de árboles.[6]

Este género tiene la capacidad de conservar el agua de lluvia, lo que le permite sobrevivir durante largos períodos de tiempo en condiciones de sequía.

Después de tres años de vida de la planta, el gel contenido en las duras hojas verdes externas está al máximo de su contenido nutricional.

Usos[editar]

Estas plantas se cultivan frecuentemente como ornamentales tanto en jardines como en macetas, por su atractivo y dureza.

Algunas especies, Aloe maculata, Aloe arborescens y en especial Aloe vera, se utilizan en medicina alternativa por contener el principio activo aloina[7] y como botiquín doméstico de primeros auxilios. Tanto la pulpa transparente interior como la resina amarilla exudada al cortar una hojas se usa externamente para aliviar dolencias de piel. Sistemáticas reseñas de pruebas clínicas aleatorias y controladas han demostrado que no existe evidencia de que el Aloe tenga potentes efectos medicinales[8] [9] Sin embargo, otras investigaciones sugieren que Aloe vera puede reducir significativamente la curación de heridas en comparación a los protocolos de tratamiento normales .[10]

El gel que se encuentra en las hojas se usa para calmar quemaduras menores, heridas y diversas afecciones cutáneas, como el eccema y la tiña. Su efecto calmante es casi inmediato, además de aplicar sobre las heridas una capa que se supone reduce los cambios producidos por cualquier infección.[10] El uso de esta hierba medicinal fue popularizado en muchos países occidentales durante la década de los 50.

Hay pocos estudios correctamente dirigidos sobre los posibles efectos beneficiosos de ingerir el gel de Aloe, debido a que sus extractos ingeridos en exceso son tóxicos.[11] Algunos estudios en animales de laboratorio indican que los extractos poseen un significativo efecto anti-hiperglucémico y pueden ser útiles en el tratamiento de la diabetes tipo II, sin embargo estos estudios no han sido confirmados en humanos.[12]

El 9 de mayo de 2002, la U.S. Food and Drug Administration publicó una ley prohibiendo el uso del Aloe y la cáscara sagrada como ingredientes laxantes en productos medicinales sin receta médica.[13]

Las especies de Aloe más conocidas[editar]

  • Aloe vera (A. barbadensis): Se consume mucho por sus propiedades medicinales.
  • Aloe arborescens (A. candelabro): Se cultiva para uso medicinal y como planta decorativa.
  • Aloe ferox (A. feroz): Se consume como laxante natural.
  • Aloe maculata (A. saponaria): Se cultiva para uso cosmético, como planta decorativa y poco frecuentemente para uso medicinal.

Identificando los Aloes[editar]

Si bien son muchas las especies de Aloes existentes, no más de 30 son las más conocidas por sus propiedades medicinales, cosméticas o su uso decorativo. Además hay unas cuantas especies que no son agradables a la vista, lo que facilita su identificación.

Para una simple identificación de los aloes, aquí se muestran las especies más conocidas:

  • Aloe arborescens: Posee forma arbustiva, con una altura de hasta 1-2 m. Cada una de sus hojas son delgadas, de color verde oscuro completamente, dientes en el borde y tiende a doblarse en el extremo. Su inflorescencia es de color rojo, de forma cónica, más grande que la del Aloe maculata.
  • Aloe vera: Con una altura de 1 m aproximadamente, sus hojas son de color verde claro grisáceo, con una curvatura pronunciada en el comienzo. Su inflorescencia es de color blanco-amarillento, pequeña de forma similar a la del Aloe maculata.
  • Aloe ferox: Con una altura de hasta 2 m, posee un tallo de unos 20 cm de diámetro, y en su extremo superior posee la roseta característica de los aloes. Sus hojas son de color verde, con una pequeña curvatura. Su inflorescencia es de color anaranjada, de forma cilindrica.
  • Aloe maculata: Con una altura de 5-10 cm, posee forma de estrellada con 4 o 5 hojas por nivel. Cada una de estas hojas nace verticalmente pero luego caen para mantenerse de manera horizontal, tienen pintas blancas y dientes en el borde. Su inflorescencia color anaranjado (naranja escarlata), es pequeña (con forma cilindrica).

Referencias[editar]

  1. Sinónimos en Kew
  2. The Plant List
  3. La Llave del Mundo
  4. Balashon-Hebrew Language Detective
  5. Douglas Harper, Online Etimology Dictionary, 2001-2012
  6. Imágenes de Áloes arbóreos.
  7. Vanaclocha Vanaclocha, Bernat (2003). «Fitoterapia: vademécum de prescripción». Elservier. ISBN 978-84-458-1220-4. 
  8. Richardson J, Smith JE, McIntyre M, Thomas R, Pilkington K (2005). «Aloe vera for preventing radiation-induced skin reactions: a systematic literature review». Clin Oncol (R Coll Radiol) 17 (6):  pp. 478–84. PMID 16149293. 
  9. Ernst E, Pittler MH, Stevinson C (2002). «Complementary/alternative medicine in dermatology: evidence-assessed efficacy of two diseases and two treatments». Am J Clin Dermatol 3 (5):  pp. 341–8. PMID 12069640. 
  10. a b Schmidt JM, Greenspoon JS (1991). «Aloe vera dermal wound gel is associated with a delay in wound healing». Obstet Gynecol 78 (1):  pp. 115–7. PMID 2047051. 
  11. «Final report on the safety assessment of aloe andongensis extract, aloe andongensis leaf juice, aloe arborescens leaf extract, aloe arborescens leaf juice, aloe arborescens leaf protoplasts, aloe barbadensis flower extract, aloe barbadensis leaf, aloe barbadensis leaf extract, aloe barbadensis leaf juice, aloe barbadensis leaf polysaccharides, aloe barbadensis leaf water, aloe ferox leaf extract, aloe ferox leaf juice, and aloe ferox leaf juice extract». Int. J. Toxicol. 26 Suppl 2:  pp. 1–50. 2007. doi:10.1080/10915810701351186. PMID 17613130. 
  12. Tanaka M, Misawa E, Ito Y, Habara N, Nomaguchi K, Yamada M, Toida T, Hayasawa H, Takase M, Inagaki M, Higuchi R (2006). «Identification of five phytosterols from Aloe vera gel as anti-diabetic compounds». Biol. Pharm. Bull. 29 (7):  pp. 1418–22. PMID 16819181. 
  13. «Status of certain additional over-the-counter drug category II and III active ingredients. Final rule». Fed Regist 67 (90):  pp. 31125–7. 2002. PMID 12001972. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]