Whisky escocés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Botellas de whisky escocés.

El Whisky escocés o Scotch es un whisky destilado exclusivamente en Escocia y es el de más renombre en el mundo.

El whisky se puede clasificar en varios tipos: single malt, vatted malt (o "pure malt") blended y single grain.

La Asociación del whisky escocés introdujo recientemente una nueva terminología en el que el "Vatted Malt" se debe denominar ahora "Blended Malt", generando una controversia con la industria destilera.

Definición legal[editar]

Lo que se conoce legalmente como whisky escocés debe hacerse conforme a los estándares de la Orden del Whisky Escocés de 1990 (del Reino Unido), que clarifica el acta homónima de 1988, y ordena que el licor

  1. Debe de ser procesado en una destilería escocesa con agua y cebada malteada, a la que se le pueden añadir otros cereales, y hayan sido procesados en la destilería siendo una harina, convertidas en un sustrato fermentable sólo por enzimas endógenas, y ser fermentada sólo por adición de levadura
  2. Sea destilada con un grado de 94,8º de alcohol por volumen, de forma que conserve aún el sabor de los ingredientes de la producción,
  3. Que envejezca en barricas de roble en Escocia no menos de cinco años
  4. No puede contener otras sustancias añadidas que no sean agua o caramelo como colorante. No pueden ser embotelladas con menos de 40 grados de alcohol por volumen.

No se puede hacer otro tipo de whisky distinto al Escocés.

Historia[editar]

Escocia ha producido whisky por cientos de años. Está aceptado que la destilación la llevaron los monjes cristianos entre el siglo IV y V. Los primeros impuestos sobre la elaboración de whisky tuvieron origen en 1644; esto causó un marcado incremento de destilerías ilegales en el país. Alrededor de 1780, había 8 destilerías legales y unas 400 ilegales. En 1823, el parlamento suprimió las restricciones para las licencias de las destilerías, provocando de esta manera un duro momento para las destilerías ilegales y el principio de la era moderna de la elaboración de whisky. Dos eventos ayudaron a popularizar el whisky: primero, se introdujo un nuevo proceso en 1831, llamado alambique coffey o de patente, que permitía elaborar un whisky más suave y delicado. El segundo factor fue la destrucción de toda la producción francesa de vino y de cognac a causa de la Phylloxera.

Métodos de producción[editar]

Tipos de whisky[editar]

Whisky de malta no debe contener granos que no sean de cebada malteada y es tradicionalmente destilado en alambiques. El whisky de grano puede contener cebada no malteada u otros cereales malteados o no como trigo y maíz y es típicamente destilado en alambique de columna continuo, conocido como alambique de Coffey, el último por Aenas Coffey, quien refinó el alambique de columna en 1831. Mientras hay decenas de destilerías de whisky de malta, actualmente solo hay siete destilerías de cereal, la mayoría situadas en Lowlands (Escocia).

Malteado[editar]

La producción del whisky de malta comienza cuando la cebada es malteada (dejando reposar la cebada en agua hirviendo, y entonces dejar que alcance el punto de germinación). El malteado libera las enzimas que acaban con los almidones en el cereal y ayuda a convertirlos en azúcares. Cuando se alcanza el estado deseado de germinación la cebada malteada se seca usando humo. Muchas destilerías (pero no todas) añaden turba al fuego para darle al whisky ese sabor a tierra característico.

Hoy solo un puñado de destilerías tienen su propio proceso de malteado; esto incluye a Balvenie, Kilchoman, Highland Park, Glenfiddich, Bowmore, Laphroaig, Springbank y Tamdhu. Incluso esas destilerías que maltean su propia cebada producen solo un pequeño porcentaje de la malta requerida para la producción. La única excepción es la destilería de Springbank que se maltea el 100% de la malta que utiliza, el resto de las destilerías compran la malta a productores especializados.

Entendiendo las etiquetas de whisky escocés[editar]

Como muchas otras marcas, el whisky escocés combina legado, tradición y mercadeo, que le han permitido su difusión a nivel internacional. La etiqueta puede identificar la destilería como el mismo producto o como una parte de la descripción del mismo. El más agradable es el caso para una simple malta.

Algunos whiskys malteados solo son vendidos anónimamente o con un nombre ficticio de la marca. Esto no indica calidad, pero sucesivamente las botellas pueden ser completamente diferentes. La única manera rentable de identificar la destilería es usar una referencia.

El alto grado del alcohol es denotado en muchos países. Típicamente, el whisky tiene entre 40 y 46%. Un menor contenido alcohólico puede indicar un whisky económico o de fabricación local. La edad es a veces indicada. Si una botella dice 12 años quiere decir que todo el whisky de la botella fue añejado en una barrica por al menos 12 años antes del embotellado. Escocia

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]