Trasplante de corazón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Trasplante de corazón
(intervención quirúrgica)
Heart transplant.jpg
Diagrama ilustrando la colocación de un corazón donado por el procedimiento de trasplante cardíaco ortotópico.
Clasificación y recursos externos
CIE-9-MC 37.51
MeSH D016027
MedlinePlus 003003
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Trasplante de corazón, es un tipo de operación quirúrgica de trasplante de órgano realizado sobre pacientes en estado de insuficiencia cardíaca o cardiopatía isquémica severa, en quienes se han agotado las otras alternativas terapéuticas. El procedimiento más común es tomar un corazón de un donante recientemente fallecido (aloinjerto) e implantarlo en el paciente. El corazón del propio paciente es extraído (trasplante ortotópico) o, poco frecuentemente, dejado como apoyo del corazón del donante (trasplante heterotópico). Es también posible tomar un corazón de otra especie animal (xenoinjerto), o implantar un artificial, aunque el resultado de ambos procedimientos han sido menos satisfactorios hasta el momento en comparación con la operación común de aloinjertos.

Historia[editar]

El primer trasplante humano de corazón ocurrió en 1964 en la Universidad de Mississippi en Jackson, Mississippi cuando el equipo del Dr. James Hardy trasplantó el corazón de un chimpancé en un paciente moribundo lo cual no funcionó y decidieron que era mejor el corazón de un pato. El corazón estuvo latiendo 90 minutos antes de pararse. El Dr. Harold Edward había realizado el primer trasplante de pulmón el año anterior.[1] El primer trasplante de corazón de humano a humano fue realizado por el equipo del profesor Christiaan Barnard -formando parte del cual se encontraba, aunque mantenido en la clandestinidad, Hamilton Naki- en el Groote Schuur Hospital en diciembre de 1967. El paciente era Louis Washkansky de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el cual vivió 18 días antes de morir de neumonía. El donante fue Denise Darvall, quien se encontraba en muerte cerebral tras un accidente de coche.

El primer trasplante exitoso en Suramérica se realizó el 28 de junio de 1968 y estuvo a cargo del cirujano Jorge Kaplán y su equipo de especialistas entre ellos el enfermero naval Álvaro Méndez Rojas. Se realizó en el antiguo Hospital Naval Almirante Nef en Valparaíso, Chile;[2] la paciente trasplantada fue María Elena Peñaloza, una modesta costurera de 24 años, afectada de una grave dilatación cardiaca.

Contraindicaciones[editar]

Hay pacientes que presentan un peor pronóstico tras el trasplante cardíaco por determinadas condiciones de base. En estos casos se dice que presentan contraindicación al trasplante. Dicha contraindicación puede ser absoluta (no tendrán acceso al trasplante) o relativa (dependiendo de la situación podrán acceder a él o no). Y la causa de esto no es otra que el escaso número de donantes; Al haber pocos corazones se hace necesario clasificar a los posibles receptores según las posibilidades de éxito que tenga la intervención.

Entre las contraindicaciones absolutas podemos destacar:

  • Infección activa
  • Tumor
  • Hipertensión arterial pulmonar mayor a 5 unidades Wood.
  • Enfermedad psiquiátrica

Entre las contraindicaciones relativas encontramos otras como:

  • Edad
  • Otras enfermedades (Diabetes Mellitus, etc).
  • etc.

Procedimientos[editar]

Preoperatorio[editar]

Un trasplante de corazón comienza normalmente con la búsqueda de un corazón compatible con el paciente de un donante recién muerto o en estado de muerte cerebral. El paciente a trasplantar es avisado por el coordinador del área e ingresado para evaluar la operación y recibir la medicación pre-operatoria. Al mismo tiempo, se extrae el corazón del donante y es inspeccionado por los cirujanos para determinar si es apto para ser trasplantado. Ocurre a veces que se estima no-trasplantable. Esto puede ocasionar al receptor una experiencia muy angustiante, especialmente si es emocionalmente inestable, y que puede obligar a buscar apoyo profesional.

Operatorio[editar]

Una vez el corazón del donante ha pasado la inspección rutinaria, el paciente es llevado a la sala de operaciones y se le administra anestesia general. Se pueden seguir dos procedimientos para los trasplantes, ortotópico o heterotópico, dependiendo de las condiciones propias del paciente.

Trasplante ortotópico[editar]

El trasplante cardíaco ortotópico comienza cuando el cirujano realiza una incisión a lo largo del esternón para dejar expuesto el mediastino. El pericardio se abre, las grandes válvulas son diseccionadas y al paciente se le realiza un bypass cardiovascular. El corazón enfermo se retira mediante el corte transversal de las válvulas y una parte de la aurícula cardiaca. La vena pulmonar no es seccionada; se deja una buena porción circular del atrio para que contenga la vena pulmonar a la derecha del emplazamiento. El corazón del donante es cuidadosamente ajustado en el restante espacio de la aurícula y válvulas y suturar la zona. El nuevo corazón es reiniciado, el paciente es desconectado del bypass cardiopulmonar.

Trasplante heterotópico[editar]

En el Trasplante cardíaco heterotópico, el corazón propio del paciente no es retirado antes de la implantación del órgano donado. El nuevo corazón es colocado de tal manera que las cámaras y válvulas de ambos corazones puedan estar conectadas de tal forma que actúa de forma efectiva como un "doble corazón". El procedimiento puede proporcionar al corazón original del paciente una oportunidad de recuperarse, y si el corazón del donante sufre un fallo (como por culpa de un rechazo), este debe ser extraído, permitiendo al corazón original empezar a funcionar de nuevo.

Postoperatorio[editar]

El paciente es llevado a la UCI para su recuperación. Cuando despiertan, podrán ser transferidos a una unidad de rehabilitación. Cuanto tiempo dure este proceso depende tanto de la salud general del paciente como de la manera en que el nuevo corazón se este comportando. Una vez dado de alta al paciente, este deberá volver al hospital para chequeos regulares y sesiones de rehabilitación. Pueden también precisar ayuda emocional.

Pronósticos[editar]

Los pronósticos de esperanza de vida para los pacientes de trasplantes de corazón del procedimiento orthotopic ha incrementado muy positivamente durante los últimos 20 años, y a datos de agosto de 2006, el ritmo de supervivientes son lo que siguen:[3]

  • 1 año: 86,1% (hombres), 83,9% (mujeres)
  • 3 años: 78,3% (hombres), 74,9% (mujeres)
  • 5 años: 71,2% (hombres), 66,9% (mujeres)

Hasta el año 2009, Tony Huesman es la persona con mayor sobrevida después de un trasplante de corazón, con 31 años desde la operación. Huesman recibió su corazón en 1978 a los 20 años tras una neumonía vírica que debilitó su corazón.[4] Huesman falleció el 10 de agosto de 2009 de cáncer a la edad de 51 años.[5]

Erik Compton, golfista profesional, ha sobrevivido a 2 trasplantes de corazón, uno cuando tenía 12 años y otro a los 29 años.[6]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]