Tiro libre (baloncesto)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Wally Szczerbiak lanzando un tiro libre.

En baloncesto, tiro libre es un lanzamiento a la canasta que se produce siempre desde la misma posición, desde una línea situada a 4,60 metros del tablero y a 5,80 de la línea de fondo, y que normalmente se produce como consecuencia de una sanción por decisión arbitral, ya sea una falta personal o una falta técnica.

Cada lanzamiento de tiro libre anotado otorga un punto al equipo que lo realiza. A pesar de ser el lanzamiento que menos puntuación otorga, resulta extremadamente importante en la resolución de un partido, ya que por lo general son muchas veces las que un equipo acude a la línea de tiros libres a lo largo de un partido. Al ser un tiro mecánico (siempre desde la misma posición, siempre con la canasta a la misma distancia, sin oposición), los porcentajes de anotación entre profesionales, e incluso entre deportistas amateurs suelen ser altos.

Reglamento FIBA[editar]

Jugadores esperando al rebote en un tiro libre durante un partido Club Baloncesto Estudiantes-Málaga.

Según el artículo 57.1.1. del reglamento del baloncesto FIBA, un tiro libre es una oportunidad concedida a un jugador para que consiga un (1) punto sin oposición, desde una posición situada detrás de la línea de tiros libres y dentro del semicírculo.[1] Deberá lanzarse antes de cumplirse 5 segundos desde que el árbitro le entrega la pelota al jugador, y éste no podrá pisar la línea hasta que el lanzamiento no haya tocado el aro o haya atravesado el mismo. El resto de jugadores se podrá posicionar en los laterales de la zona alternativamente, siendo posible situar 3 jugadores el equipo defensor y 2 el equipo atacante, esperando el posible rebote

Formas de lanzar[editar]

Siguiendo con el reglamento, el jugador que lanza podrá utilizar cualquier método para realizar los lanzamientos pero deberá lanzar de modo que, sin tocar el suelo, el balón se introduzca en la canasta por su parte superior o toque el aro.[1] Por lo general, todos los jugadores de baloncesto en la actualidad lanzan a canasta de la manera ortodoxa, es decir, con los brazos por encima de la cabeza, colocados en un ángulo obtuso con el codo del brazo fuerte a la altura de la cara. Pero en tiempos pasados (y raramente en la actualidad), ha habido jugadores que han utilizado otras técnicas. El más habitual era el denominado a cuchara, o en ocasiones a la vieja, que consiste en lanzar el balón desde debajo de la cintura, de abajo a arriba.[2] Era habitual en el baloncesto anterior a los años 60 y míticos jugadores como Radivoj Korać lo emplearon durante toda su carrera con una eficacia altísima.[3] También ha habido jugadores que han lanzado (y con éxito) los tiros libres con los brazos estirados por encima de la cabeza.

Jugadas sancionadas con tiros libres[editar]

Son varias las situaciones en un partido en las que un jugador se dirige a la línea de tiros libres:

  • Falta personal de tiro. Cuando un jugador con el balón en posesión se encuentra en situación de lanzar a canasta y el defensor comete sobre él una falta, se concederán 2 tiros libres.
  • Bonus. Cuando un equipo supera las 4 faltas personales conjuntas, todas las faltas (excepto las que sean en ataque) a partir de ese momento se concederán de tiro.
  • Falta técnica. Cuando el árbitro señala una falta técnica (penalización provocada por una protesta o un comportamiento incorrecto en la pista).
  • Falta antideportiva o flagrante. Antiguamente denominada intencionada, se produce cuando un jugador comete una falta personal sin opción de jugar el balón, o parando antideportivamente una situación de ataque.
  • Falta descalificante. Se le pita a un jugador que realiza una acción de extremada violencia o que incumple gravemente el espíritu del juego. El equipo contrario dispondrá de dos tiros libres y saque desde el centro del campo.

Evolución de la norma[editar]

Roger Grimau lanzando un tiro libre en un partido de Euroliga entre el FC Barcelona y el Lottomatica Roma en Febrero de 2008.

Durante los años 70 y 80 se introdujeron reformas en el reglamento que afectaron a los tiros libres, que hoy en día se hallan en desuso:

  • 3x2 Cuando un equipo superaba las 10 faltas conjuntas en un periodo (entonces se jugaban dos periodos de 20 minutos), cualquier falta que no fuera de tiro era sancionada con un 3x2, que consistía en que el lanzador tenía hasta 3 posibilidades de lanzamiento para anotar dos tiros libres.[4]
  • 1+1 En la misma situación anterior, en 1988 se introdujo esta regla, que sólo permitía el segundo lanzamiento libre si se anotaba el primero. Si no, se podía entrar al rebote.[4]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]