Teodorico I

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Teodorico I
Rey de los Visigodos
06-TEODOREDO.JPG
Información personal
Reinado 419451
Fallecimiento septiembre de 451
Predecesor Walia
Sucesor Turismundo
Familia
Dinastía Baltinga
Padre Alarico I?
Descendencia Turismundo, Teodorico y Eurico

Teodorico I o Teodoredo (¿? – 451) fue un rey de los visigodos. Era hijo ilegítimo de Alarico,[1] y en el año 418 sucedió a Walia, reinando hasta el 451. Con él comienza el linaje de Tolosa (Toulouse). Completó el asentamiento de los visigodos en Aquitania y expandió sus dominios a Hispania.

Biografía[editar]

Los romanos habían ordenado a Walia abandonar Hispania y trasladarse con su gente a Galia. Por lo tanto Teodorico, como su sucesor, completó los asentamientos visigóticos en Gallia Aquitania II, Novempopulania y Gallia Narbonensis. Pero los visigodos no tenían acceso al Mar Mediterráneo. Teodorico aprovechó entonces la decadencia del Imperio romano para extender sus territorios hacia el sur. Tras la muerte del emperador Flavio Honorio y la usurpación de Joannes en 423, hubo pugnas dentro del Imperio y Teodorico intentó conquistar Arlés, pero se lo impidió el Magister militum Aecio, quien fue asistido por los hunos.[2] Entonces los visigodos acordaron un tratado y se les dio nobles galos como rehenes. Como hecho anecdótico, se puede mencionar que el futuro emperador Avito visitó a Teodorico, vivió en su corte e incluso educó a sus hijos.[3]

Suegro del suevo Rechiario, primer rey católico de un reino germánico surgido de las invasiones del siglo V.[4]

Acceso al Mediterráneo[editar]

Como los romanos tuvieron que enfrentarse a los francos, quienes saquearon Colonia y Tréveris en el 435, y por otros eventos, Teodorico vio la oportunidad de conquistar Narbo Martius (en 436) para obtener acceso al Mediterráneo y a los caminos a los Pirineos. Pero Litorio, también con la ayuda de los hunos, logró impedir la toma de la ciudad y envió a los visigodos de vuelta a su capital Tolosa.[5] La oferta de paz de Teodorico fue rehusada, pero el rey venció en una decisiva batalla en Tolosa, y Litorio pronto murió en cautiverio a causa de las heridas recibidas en la batalla.[6] En ese momento Avito fue a Tolosa (siguiendo las órdenes de Aecio) y ofreció un tratado de paz, que Teodorico aceptó.[7]

Atila[editar]

Cuando Atila avanzó con su gran ejército hacia Europa Occidental e invadió Galia, Avito logró formar una alianza entre Teodorico y su viejo rival Aecio contra los hunos.[8] Se puede conjeturar que Teodorico aceptó esta coalición porque reconoció el peligro que representaban los hunos para su propio reino. Con su ejército entero y sus hijos Turismundo y Teodorico se unió a Aecio, salvaron la civitas Aurelianorum y obligaron a Atila a retirarse (en junio de 451).[9]

Teodorico murió a mediados de septiembre de 451 en la colosal batalla de las naciones que se libró en Mauriaco, no lejos de Metz, in campis Catalaunicis, en la que la federación formada por romanos, visigodos, alanos, burgundios y francos derrotaron a las huestes de Atila, quien además de los hunos, guiaba a guerreros ostrogodos, escitas, hérulos, gépidos, sármatas y otras tribus germánicas menores. La honra de la victoria correspondió al ala mandada por Teodoredo, que atacó el grueso de los hunos, haciendo retirarse al mismo Atila en la confusión de la noche.

"... Cuando amaneció, Turismundo y los visigodos encontraron entre un gran montón de cadáveres el del rey Teodoredo, cuyo sacrificio señalaba el final de la carrera invencible de Atila. La lucha era de germanos contra germanos, de visigodos contra ostrogodos y hunos; el Imperio apenas contaba; así, esta dolorosa victoria no suscitó, como las de Estilicón, clásicos poemas de un Claudiano o un Prudencio, sino extraños epinicios, los informes cantos visigóticos en las exequias de Teodoredo, de que Jordanes habla, coreados con el fúnebre son de las armas entrechocadas..."

Ramón Menéndez Pidal, Universalismo y Nacionalismo. Romanos y Germanos.[10]

Fue sucedido por su hijo Turismundo, el cual fue elegido rey en el mismo campo de batalla en que había caído su padre. Aecio, temeroso del éxito visigodo, permite la huida de Atila sin persecución, pues con engañosas razones hizo que Turismundo regresara a Tolosa de Francia.


Predecesor:
Walia
Rey de los Visigodos
419451
Sucesor:
Turismundo

Notas[editar]

  1. Gibbon, Edward. The Decline and Fall of the Roman Empire. http://etext.library.adelaide.edu.au/g/g43d/chapter35.html.  No obstante, según nuevas investigaciones (véase G. Kampers, 2005, p. 419) Teodorico era el yerno de Alarico
  2. Próspero, Epitoma chronicon 1290, en: MGH Auctores antiquissimi (AA) 9, p. 471; Chronica Gallica de 452, 102, en: MGH AA 9, p. 658; Sidonio Apolinar, Cartas 7. 12. 3
  3. Sidonio Apolinar, Carmen 7. 215sqq.; 7. 495sqq.
  4. José Orlandis: Historia de España, 4. Época visigoda (409-711), Editorial Gredos, 1987. ISBN 84-249-1250-0 (Tomo 4), pág. 40.
  5. Próspero, Epitoma chronicon 1324 y 1326, en: MGH AA 9, p. 475; Hidacio, crónica 107 und 110, en: MGH AA 11, pp. 22–23; Merobaudes, Panegírico, fragmento II A 23, en: Vollmer, MGH AA 14, p. 9; Sidonio Apolinar, Carmen 7. 246sqq.; 7. 475sqq.
  6. Próspero, Epitoma chronicon 1335, en: MGH AA 9, p. 476; Hidacio, Crónica 116, en: MGH AA 11, p. 23; Salviano, De gubernatione dei 7. 9. 39sqq.
  7. Próspero, Epitoma chronicon 1338, en: MGH AA 9, p. 477; Hidacio, Crónica 117, en: MGH AA 11, p. 23; Sidonio Apolinar, Carmen 7. 295sqq.
  8. Sidonio Apolinar, Carmen 7. 332sqq.; 7. 336sqq.; 7. 352sqq.; Próspero, Epitoma chronicon 1364, en: MGH AA 9, p. 481; comparar con Jordanes, Getica 36. 187sqq.
  9. Sidonio Apolinar, Carmen 7, 346sqq.; Cartas 7. 12. 3; 8. 15. 1; Jordanes, Getica 37. 195; Gregorio de Tours, Historia Francorum 2. 7; Vita S. Aniani 7 y 10, en: MGH, Scriptores rerum Merovingicarum 3. 112–113; 3. 115–116
  10. Cita la obra de Jordanes De origine actibusque Getarum (El origen y las hazañas de los Godos),

Referencias[editar]

  • Colabora en Commons. Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Teodorico I. Commons
  • G. Kampers: Theoderid. En: Reallexikon der Germanischen Altertumskunde, vol. 30 (2005), pp. 419–421.
  • Wilhelm Enßlin: Theoderich I. En: Realencyclopädie der Classischen Altertumswissenschaft, vol. V A 2, coll. 1735–1740.