Solemnidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la Iglesia Católica, una solemnidad es una celebración de importancia mayor y que conmemora un hecho importante para la fe, por tanto las celebraciones eucarísticas de ese día deben ser muy bien preparadas y vividas, llenas de piedad y respeto además de un profundo sentido de celebración litúrgica.

Las solemnidades cuentan con lecturas propias tomadas del Leccionario Dominical y sus Misas poseen oraciones propias para cada una de ellas (Oración Colecta, Sobre las ofrendas, Post-comunión; Antífona; Prefacio e incluso Bendición solemne). Todas las solemnidades tienen Oficio propio y comienzan al ataredecer del día anterior con la celebración de las primeras "Vísperas", algunas incluso tienen "Vigilia", es decir misa propia el día anterior (Navidad, Pascua, Pentecostés) y las de mayor importancia cuentan con "Octava", es decir la celebración se prolonga durante toda la semana que sigue (Pascua y Navidad).

Solemnidades Centrales del Año[editar]

  • Triduo Pascual de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Es el centro del año liturgico. Comienza en la tarde del Jueves Santo con la Misa Vespertina de la Cena del Señor, continúa con la Celebración de la Muerte del Señor en la tarde del Viernes Santo y culmina con la solemnísima Vigilia Pascual en la Noche Santa de la madrugada del Domingo de Resurrección. Es la solemnidad central del año. No se permite la celebración de ninguna otra solemnidad o fiesta durante el Triduo Pascual o durante la Semana Santa. En caso de que alguna de ellas caiga dentro de la Semana Santa o del Triduo Pascual, o se pospone hasta después de la Octava de Pascua o se suprime. Dentro del Triduo Pascual, merece mención aparte el Domingo de Resurrección.
  • Domingo de Resurrección en que se celebra la Resurrección del Señor y su victoria sobre la muerte y el pecado. Es el tercer día del Triduo Pascual e inicia el Tiempo de Pascua. Es el día central de todo el año liturgico.

Domingos[editar]

Todos los domingos del año se celebran como solemnidad ya que es El Día del Señor. Los domingos solamente ceden su celebración a las solemnidades o fiestas del Señor que caigan en ese día, salvo que sean domingos de Adviento, Cuaresma o Pascua, en los que cualquier otra solemnidad (ver abajo lista de solemnidades) que caiga en cualquiera de éstos domingos, se adelanta al día anterior o se retrasa al día posterior. Es decir, si una solemnidad o una fiesta del Señor cae en domingo del tiempo Ordinario o del tiempo de Navidad, se celebra la solemnidad o la fiesta en lugar del domingo. Pero, si cae en un domingo del tiempo de Adviento, del tiempo de Cuaresma o del tiempo de Pascua, no se puede celebrar porque éstos domingos tienen preferencia y se pasa al día anterior o al posterior. En caso de caer en cualquier día de Semana Santa, es mucho más restrictivo y cualquier solemnidad que caiga en Semana Santa, se celebrará la semana anterior a la Semana Santa o la semana postrerior a la Octava de Pascua. En el caso de que coincidiese alguna solemnidad con el Domingo de Ramos o con el Domingo de Resurrección, automáticamente pasae la semana anterior a la Semana Santa o la semana posterior a la Octava de Pascua, pero nunca en domingo. Destacan los siguientes domingos que se celebran de forma especial que, junto con el Domingo de Resurrección mencionado arriba, tienen preferencia sobre cualquier celebración y que de ninguna manera se pueden celebrar otras fiestas en ellos:

  • Domingo de Pentecostés donde se celebra la Venida del Espíritu Santo y el envío de los apóstoles, por parte de Jesús, a predicar el Evangelio. Día que cierra el Tiempo de Pascua.
  • Domingo de Ramos en que se celebra la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén donde es aclamado como rey y a la vez se rememora la Pasión del Señor. Día que abre la Semana Santa.

Solemnidades del Señor[editar]

La solemnidad del Señor más importante es el Triduo Pascual de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Despúes, por orden de preferencia están la siguientes:

Estas solemnidades están a la misma altura y solo están por debajo del Triduo Pascual. Si caen en domingo tienen preferencia sobre la celebración del domingo, ya que se celebran momentos muy importantes de la vida de Jesús y para el cristianismo:

Las siguientes también son muy importantes pero los domingos de Adviento, Cuaresma y Pascua tienen preferencia sobre ellas, aunque la coincidencia solo se da con la primera, ya que el resto se celebran en el tiempo ordinario:

  • Anunciación del Señor (25 de marzo)
  • Santísima Trinidad (domingo después de Pentecostés)
  • Corpus Christi o Del Cuerpo y la Sangre de Cristo (domingo después de la Santísima Trinidad, aunque antiguamente se celebraba el jueves anterior a dicho domingo)
  • Sagrado Corazón de Jesús (viernes después de Corpus)
  • Jesucristo, Rey del Universo (último domingo del año litúrgico)

Solemnidades de la Santísima Virgen María[editar]

Otras Solemnidades[editar]

Las celebraciones de los patronos de una localidad, municipio, ciudad o país se celebran con el rango de solemnidad, independiéntemente de la categoría liturgica que figure en el martirológio. Es decir, si se celebra a un santo, por ejemplo, que en el martirológio romano figure como memoria (obligatoria o libre), fiesta o simplemente que no tenga una categoría litúrgica concreta, al ser el patrón del municipio, se celebrará como solemnidad.