Santificación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La santificación es un concepto ancestral generalizado entre las religiones, una propiedad de una cosa o persona sagrada o puesta aparte dentro de la religión, puede ser desde tótems pasando por los vasos del templo a los días de la semana hasta un ser humano creyente que logra este estado. La santificación es el acto o proceso de adquisición de la santidad, de hacerse o convertirse en santo. Santificar es, literalmente, "poner aparte para el uso o propósito especial", en sentido figurado "hacer santo o sagrado", y etimológicamente del verbo latino sanctificare que a su vez es de se deriva de sanctus "santo" y facere "hacer".

Cristianismo[editar]

En las diversas ramas del cristianismo, por lo general la santificación se refiere a una persona que en cierto sentido se vuelve cada vez más santa, con detalles que difieren según las distintas ramas.

Anglicanismo[editar]

Los anglicanos enseñan que la santificación es un proceso de cambio hasta convertirse en un santo.[1] Richard Hooker, uno de los fundadores del pensamiento anglicano, argumentó que la santificación se basa en obras, mientras que la justificación es solo por la fe.[2]

Calvinismo[editar]

Los teólogos calvinistas y evangélicos interpretan la santificación como el proceso de ser santificado sólo a través de los méritos y la justificación de Jesucristo a través de la obra del Espíritu Santo. La santificación no puede ser alcanzada por las obras basadas en el proceso, pero sólo a través de las obras y el poder de lo divino. La santificación en el calvinismo es vista como un proceso y no algo instantáneo.[3] A medida que el proceso de la santificación de los flujos, la persona se convierte, en su esencia, una persona diferente / hombre. Cuando un hombre es regenerado, es su esencia que los pecados y hace lo malo. Pero cuando el hombre es justificado por medio de Cristo, ya no es el hombre (en su esencia) que los pecados, pero el hombre está actuando fuera de su carácter. En otras palabras, el hombre no es ella misma, no está siendo fiel a lo que es.[4]

Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días[editar]

En la La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la santificación es un proceso que desemboca en la adquisición de santidad de sus miembros. Dallin H. Oaks, una Autoridad General LDS y miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó que las pruebas y adversidades que se puede cambiar a un miembro que es en lo que Dios quiere "llegar a ser" si se acerca a ellos con la actitud correcta.[5]

Ortodoxia Oriental[editar]

El cristianismo ortodoxo enseña la doctrina de la deificación, en el que los seres humanos adquieren propiedades divinas.[6] Un pasaje clave es el apoyo a esta 2Pedro 1:4. En el siglo cuarto, Atanasio enseñó que el Hijo de Dios se hizo hombre para hacernos Dios. [6] Esencialmente, el hombre no llega a ser divino, pero en Cristo se puede participar de la naturaleza divina. La versión de este Iglesia de la salvación restaura la imagen de Dios en el hombre.[7] Uno de estos temas es la liberación de la mortalidad causada por los deseos del mundo.[8]

Luteranismo[editar]

Martín Lutero, el fundador del luteranismo, enseña en su Catecismo Mayor que la santificación solo la concede el Espíritu Santo a través de la poderosa Palabra de Dios. El Espíritu Santo usa a las iglesias para reunir a los cristianos para la enseñanza y la predicación de la Palabra de Dios.[9]

Metodismo[editar]

John Wesley, el fundador del metodismo, enseñó lo que se conoce como la entera santificación en las iglesias del movimiento de Santidad, como la Iglesia del Nazareno, el Ejército de Salvación, etc, o la perfección cristiana en las denominaciones metodistas "corriente principal", como la Iglesia Metodista los Estados Unidos, la Iglesia Metodista de Gran Bretaña, etc Esta es la doctrina que por el poder de la gracia santificante de Dios y la atención en los medios de gracia puede limpiar a un cristiano de la influencia corruptora del pecado original en esta vida, aunque no a todos los cristianos pueden experimentar eso. Se explica en profundidad en el ensayo, "entera santificación" de Adam Clarke, así como, más tarde, en los artículos de la Religión del Libro de Disciplina de la Iglesia Metodista.[10] Muchas veces, "la salvación inicial" es vista como un paso inicial para reconocer la santidad de Dios, con la santificación, a través de la gracia / poder de Dios, entrando en ella. Un pasaje clave es Hebreos 12:14: "Busquen... la santidad, sin la cual nadie verá al Señor". Según la corriente metodista, es un largo proceso de curación de la perspectiva del pecado distorsionada de la humanidad y forma de vida.

Catolicismo romano[editar]

Según la Enciclopedia Católica "santidad"[11] es diferente de Dios, persona y entidad corpórea. Por Dios, que es la única perfección moral absoluta de Dios. Para el individuo, es una unión íntima con Dios y la resultante perfección moral. Se trata esencialmente de Dios, por un don divino. Para una sociedad, es la capacidad de producir y asegurar la santidad en sus miembros, que muestran una santidad real, no meramente nominal. La santidad de la Iglesia está más allá del poder humano, más allá del poder natural.

La santidad está regulada por normas. Por ejemplo, según la doctrina del amor del sufrimiento, la santidad debe incluir esta calidad. No es que el placer sea malo en sí mismo, sino que el sufrimiento purifica el amor propio de Dios. Aquellos que alcanzan la santidad aprenden a regocijarse en el sufrimiento. Porque el amor de Dios es liberado del egoísmo. Sus vidas se ajustan a la voluntad de Dios.

Otros movimientos y denominaciones cristianas[editar]

Las creencias acerca de la santificación varían entre los diversos movimientos y denominaciones cristianas, influenciadas por varios movimientos cristianos. Estas creencias se diferencian entre sí de acuerdo a: si la santificación es una experiencia definitiva o un proceso, cuando el proceso / experiencia se lleva a cabo, y si la entera santificación es posible en esta vida.

Influenciadas por el movimiento de Santidad, algunas iglesias pentecostales, como la Iglesia de Dios en Cristo y la Iglesia Fe Apostólica, creen que la santificación es un acto definitivo de la gracia de Dios y la experiencia espiritual con la cual nos hacemos santos, subsecuente a la salvación y antes de que el bautismo de el Espíritu Santo.[12] [13] [14] Las iglesias Reformadas se encuentran entre las denominaciones que enseñan que la santificación definitiva se logra en el momento de conversión, y los creyentes están obligados a "hacer buenas obras" que son "... todos los santificados por la gracia (de Dios)"[15] Del mismo modo, los pentecostales no Wesleysanos como por ejemplo los Asambleístas de Dios enseñan que la santificación definitiva ocurre en el momento de la conversión y la santificación progresiva después de la conversión. Se espera de los creyentes convertidos "hagan todo lo posible para vivir una vida santa..." A pesar de que los cristianos no puedan alcanzar la perfección absoluta en esta vida".[16] La entera santificación se producirá cuando Cristo regrese y nos dé cuerpos gloriosos.[14]

El Movimiento de la Vida Superior y la Iglesia Cristiana Brunstad DKM creen que la perfección sin pecado es alcanzable en la vida cristiana. A pesar de que los creyentes todavía tengan una inclinación al pecado después de la conversión, que constantemente deben confiar en el Espíritu Santo para luchar contra esta tendencia, y por lo tanto, puede alcanzar la perfección sin pecado en esta vida.[17] El movimiento de la vida enseña que "el secreto de la victoria completa es la fe: simplemente creer que Jesús ha hecho y está haciendo todo".[18] La Iglesia Cristiana DKM se centra en la creencia de que Jesús era un hombre durante sus días en la tierra. Ellos enseñan que los creyentes deben seguirlo destruyendo la naturaleza pecaminosa y por lo tanto aumentando la naturaleza divina, a través del proceso de "llegar a ser santos como Él es santo".[19]

Referencias[editar]

  1. http://www.episcopalchurch.org/109399_15289_ENG_HTM.htm
  2. Gibbs, Lee W. "Richard Hooker's Via Media Doctrine of Justification ." The Harvard Theological Review 74, no. 2 (1981): 211-220. http://www.jstor.org/stable/1509447 (Consultado el 10 de junio, 2010).
  3. http://learntheology.com/sanctification-calvinist.html
  4. Gerhard O. Forde, Donald L. Alexander, Sinclair B. Ferguson: "Christian spirituality: five views of sanctification", InterVarsity Press, 1988. p. 47-76
  5. Oaks, Dallin H. (Noviembre 2000), «The Challenge to Become», Ensign: 32, http://lds.org/ensign/2000/11/the-challenge-to-become?lang=eng 
  6. a b Athanasius: "On the Incarnation", Crestwood: Saint Vladimir's Seminary Press, 1989. p.93
  7. Robert V. Rakestraw: "On Becoming God: An Evangelical Doctrine of Theosis," Journal of Evangelical Theological Society 40/2 (Junio de 1997) 257-269
  8. Veli-Matti Karkkainen: "One With God: Salvation como Deificación y Justificación," Collegeville: Liturgical Press, 2004. p.18
  9. El dogma Luterano considera este el sentido amplio de la santificación. Véase Catecismo Mayor de Lutero, Credo de los Apóstoles, párrafo 53 y siguientes
  10. The United Methodist Church: The Articles of Religion of the Methodist Church - Of Sanctification
  11. Catholic Encyclopedia: Sanctity
  12. Church of God in Christ. «What we believe». Consultado el 9 de febrero de 2011.
  13. Apostolic Faith Church. «Our Faith - Doctrines». Consultado el 24 de mayo de 2011.
  14. a b Mike Sullivan. «Five Views on Sanctification: An In-Depth Analysis».
  15. Christian Reformed Church. «The Belgic Confession».
  16. Assemblies of God USA. «Sanctification & Holiness».
  17. J. Robertson McQuilkin, "La Perspectiva de Keswick," las cinco miradas de la santificación (Grand Rapids: Libros Académicos, 1987), p. 156
  18. Charles G. Trumbull, la victoria en Cristo (Fort Washington. Literatura Cristiana Cruzada, 1959), 84, 48.
  19. Iglesia Cristiana DKM. «Our Faith».

Véase también[editar]