Salvia divinorum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Salvia divinorum
Salvia Divinorum .jpg
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Asteridae
Orden: Lamiales
Familia: Lamiaceae
Subfamilia: Nepetoideae
Tribu: Mentheae
Género: Salvia
Especie: S. divinorum
Epling & Játiva 1962

Salvia divinorum, es un planta herbácea perenne, de la familia de las lamiáceas, que es originaria de México donde se encuentra en Oaxaca en San José Tenango.

Descripción[editar]

Salvia divinorum tiene grandes hojas de color verde, ovales (a menudo también dentadas ),[1] con un tono amarillo que alcanza de 10 a 30 cm de largo. Las hojas no tienen pelos en las superficies, y poco o nada de peciolo. La planta alcanza más de 1 metro de altura, con tallos huecos cuadrados que tienden a romperse o rastreros que enraizan en el suelo muy fácilmente en los nudos y los entrenudos.

Las flores, que florecen rara vez, crecen en espirales en inflorescencias con cerca de seis flores en cada verticilo. Las flores son blancas, curvadas y cubiertas de pelos, con un cáliz violeta pequeño que está cubierto de pelos y glándulas. Cuando florece en su hábitat nativo, lo hace desde septiembre hasta mayo.

Los primeros autores cometieron un error en la descripción de las flores como corolas de color azul, según Epling y la descripción de Játiva. El primer material vegetal se recibió en seco, por lo que la base del color de la flor, en una descripción errónea por Hofmann y Wasson, que no se dio cuenta de que sus "flores de color azul, coronadas con una cúpula blanca" eran en realidad cálices violetas sin abrir con corolas blancas.

Historia[editar]

En Occidente, se habló por primera vez de la Salvia divinorum, llamada también “ska pastora”, “ska María”, “hierba María”, "hierba de los dioses", en 1939, cuando un antropólogo mencionó la existencia de una infusión de esta hierba, de características visionarias, usada por los chamanes para la adivinación en la mayoría de los pueblos maya en (México). En 1962 fueron llevadas muestras a Europa, identificándose así la nueva especie, miembro muy raro de la familia de las salvias o las mentas cultivada por el pueblo de los mazatecos. Posteriores investigaciones dieron a conocer su utilidad ritual y terapéutica.

Principios activos[editar]

Salvinorin

El principio activo de la Salvia divinorum es la llamada salvinorina-A, que provoca fuertes alucinaciones, y su estructura molecular es diterpénica (figura). A diferencia de los alucinógenos, no es un alcaloide, es decir, su molécula no contiene nitrógeno y de hecho se dice que es el primer agonista opioide no nitrogenado de origen natural. Posteriormente se ha descubierto que contiene también otros compuestos que han sido llamados salvinorina-B (no psicoactiva) y divinorina-C (que potencia los efectos de la salvinorina-A).

Mecanismo de acción y formas de empleo[editar]

Se creía que la salvinorina-A no actuaba a través de ninguno de los neurotransmisores conocidos. Se ha dicho que su molécula en realidad no es alucinógena sino onirógena; es decir, que dispara, el mecanismo cerebral que cambia el estado de vigilia por el estado de sueño, pero reteniendo la de conciencia (el llamado “sueño consciente”).

Recientemente se ha descubierto que es un potente agonista de los receptores opioides kappa (que producen analgesia espinal, miosis y sedación) y que no tiene acciones sobre los 5-HT2A serotoninérgicos, principal mecanismo molecular responsable de las acciones de los alucinógenos clásicos. Estos estudios sugieren un importante papel de los receptores kappa sobre la modulación de la percepción humana y una nueva vía terapéutica para el tratamiento de las patologías relacionadas con las distorsiones percepturales tales como la esquizofrenia, la demencia y los desórdenes bipolares. Las hojas de Salvia divinorum tradicionalmente se han administrado en forma oral, en infusiones o masticándolas. En Europa y los Estados Unidos recientemente se ha adoptado la modalidad de secar hojas de Salvia divinorum o hacer extractos muy poderosos y fumarlos en bongs o pipas de agua encendidas con mecheros estilo soplete, ya que la salvinorina-A tiene una temperatura de vaporización muy alta, por lo que fumarla en un cigarro o pipa convencional con el fuego de un encendedor convencional no sirve de mucho. Si se mastican las hojas frescas, sus efectos inician a los 30 minutos después de la ingestión y se prolongan durante poco más de una hora. Si se fuman secas o en extracto comienzan a surtir efecto a los 30 segundos y declinan pocos minutos después. No obstante salvinorina-A no es considerada una droga por no contener ningún tipo de ingrediente adictivo, por lo cual en algunos países sigue siendo absolutamente legal.

Dosis[editar]

Si se fuma, suele utilizarse menos de medio gramo de hojas que equivale a 1 o 2 fumadas. En el caso de los extractos, todos suelen ser extremadamente potentes (se deben usar con precaución), ya que la salvinorina-A pura es uno de los principios activos más potentes; sólo es comparable con la LSD, puesto que es activo a partir de 20 μg (microgramos). Aún no se ha determinado la cantidad letal, sin embargo, dosis cercanas o mayores a 2 mg (2000μg) pueden resultar altamente peligrosas.

Si se consume por primera vez es aconsejable consumir un extracto de 5x, ya que 10x, 15x y 20x pueden catapultar al consumidor a un estado fuera de la realidad en pocos segundos, a un mundo de visiones y experiencias que quizá no esté preparado para experimentar. Una dosis de 5x es una dosis baja que provocará grandes distorsiones de la visión y se experimentará una sensación de como si la piel fuera sujetada o tirada, pero siempre se mantendrá la conciencia del mundo y la realidad a los cuales uno está acostumbrado. Con una dosis media el consumidor se "ausenta" de la realidad por unos minutos, hipnotizado por las imágenes que ve su mente; o también es posible que el consumidor estalle en carcajadas y se mueva como borracho; puede ser que tras esto el psiconauta entre en un estado de terror que no dura más de unos minutos. Una dosis alta de salvinorina-A, entre 15x y 20x destruirá por completo el concepto espacio-tiempo del consumidor por largos minutos. En un ambiente preparado y cómodo, puede que el viaje sea constructivo y se recuerde como algo muy especial el resto de la vida; puede llegar a ser una experiencia de autoexploración. Si no se prepara el ambiente adecuado puede provocar un mal viaje de grandes proporciones que dejará al psiconauta inseguro y asustado incluso por semanas.

Un problema al momento de su compra y comercialización ha sido que no existe un estándar en la industria, los extractos son ofrecidos en crudo, simplemente numerando su potencia (vgr. 5x, 10x, 20x) basados únicamente en la cantidad de hoja condensada. Éste es un criterio ambiguo para juzgar la cantidad y la potencia, pues muchos factores pueden afectar al resultado. El extracto 20x de alguien puede ser más débil que el 5x de otra persona y, aun así, éste es ofrecido como más potente (y más caro) simplemente porque se utilizó más material en el proceso.

Una forma de medir realmente la potencia de un extracto es por su concentración de Salvinorina. Los extractos de Salvia divinorum que son "estandarizados" son mucho más fiables; esto significa que son purificados y que tiene por eso ventajas sobre los extractos no procesados:

  • Son más fuertes que los extractos no procesados.
  • Son menos perjudiciales para la salud, ya que no contienen grasas vegetales o residuos de solventes.
  • Pueden conservarse por más tiempo, en teoría indefinidamente si son conservados fuera de la luz directa del sol.
  • La calidad es consistente, es decir, no depende de la calidad de la hoja; pues la cantidad de mg de Salvinorina por cada gramo de extracto está garantizada.

Efectos psicológicos y fisiológicos[editar]

La salvinorina-A tiene efectos psicoactivos bruscos e intensos, bastante distintos de los de otros psicodélicos. Experimentos recientes con salvinorina-A han mostrado diversos resultados que van desde intensidad y terror alarmantes hasta experiencias introspectivas muy agradables. Los efectos de la salvinorina-A son muy sensitivos a la luz y a la estimulación sonora. Sus propiedades psicoactivas sólo pueden ser experimentadas en la oscuridad y en silencio, contrariamente a los alucinógenos serotoninérgicos. Sobre sus efectos fisiológicos, únicamente se sabe que provoca un descenso en la temperatura corporal, de la presión sanguínea y sudoración. Puede presentarse un ligero dolor de cabeza el día posterior a la administración. No hay estudios sobre el consumo prolongado. Algunos sujetos relatan experiencias cuando se administra fumada en las que su mente se abstrae, sin poder reconocer la realidad que le rodea, con incapacidad de hablar y llegando a perder el sentido de la realidad; pero durante un corto lapso de tiempo que puede llegar a un máximo de 2 o 3 minutos.

Régimen legal actual[editar]

La salvinorina-A acaba de ser aislado y aún no está sujeto a control internacional. El cultivo y comercio de la Salvia divinorum es legal hasta el momento excepto en Australia, Finlandia, Italia, Dinamarca y Suecia, así como en algunos de los estados de EEUU. En Irlanda está permitido su consumo y venta al público. En España su venta al público para usos medicinales está prohibida desde 2004, no así para usos ornamentales.[2] [3]

En Chile se encuentra prohibida su siembra, plantación, cultivo o cosecha desde febrero de 2008; calificándose como especie vegetal productora de sustancias estupefacientes o psicotrópicas, de acuerdo al artículo 5° del decreto N° 867 de 2007. Sin embargo su consumo para uso estrictamente personal no está penado.

Taxonomía[editar]

Salvia divinorum fue descrita por Epling & Játiva y publicado en Botanical Museum Leaflets 20: 75. 1962.[4] [5] [6]

Etimología

Salvia: nombre latino de la "salvia", que procede del latín salvus, que significa "salud" o salveo, que significa "curar", aludiendo a las virtudes medicinales de las plantas de este género.

divinorum: epíteto. En latín es la forma del genitivo plural masculino del adjetivo divinus. Significa literalmente "de los divinos", es decir, "de los dioses".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Giroud 2000.
  2. Boletín Oficial del Estado del 6 de febrero de 2004
  3. Noticia en Diario El País del 21-09-08 [1]
  4. «Salvia divinorum». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 8 de diciembre de 2012.
  5. Salvia divinorum en PlantList
  6. «Salvia divinorum». World Checklist of Selected Plant Families. Consultado el 8 de diciembre de 2012.

Enlaces externos[editar]

http://www.criticadigital.com/revistacfiles/revistac_13_para_web.pdf