Síndrome premenstrual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «SPM»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Síndrome premenstrual
Clasificación y recursos externos
CIE-10 N94.3
CIE-9 625.4
CIAP-2 X89
DiseasesDB 10513
MedlinePlus 001505
eMedicine article/953696
MeSH D011293
Sinónimos
  • Desorden disfórico premenstrual
  • Disforia premenstrual
  • Síndrome disfórico premenstrual
  • Síndrome de tensión premenstrual
  • Trastorno disfórico premenstrual
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El síndrome premenstrual (SPM) son los cambios físicos y psíquicos que se producen antes de la menstruación y desaparecen con esta. Es un grupo de síntomas variables que se presentan antes de la menstruación en el 40 % de las mujeres, de las cuales en un 10 % de ellas se consideran agudos. Fue definido como síndrome médico por primera vez en 1931 por el doctor Robert Frank.

Epidemiología[editar]

El SPM afecta entre un 30 y 80 % de mujeres en edad fértil, aunque se supone que sus síntomas son más molestos al envejecer, y más frecuentes al superar los 30 años. Sin embargo, algunos estudios afirman que las adolescentes sufren SPM similar al de las mujeres adultas (Fisher et al. 1989).

Factores de Riesgo:

  • Mujeres con una historia personal o familiar de:
    • Desórdenes del estado de ánimo.
    • Depresión post parto.
    • Depresión.

Etiología[editar]

Las teorías sobre la causa del padecimiento se centran en los cambios hormonales, la nutrición y el estrés.

ETIOLOGÍAS PROPUESTAS.

  1. Niveles bajos de progesterona.
  2. Niveles altos de estrógenos.
  3. Niveles disminuidos de estrógenos.
  4. Cambios en la relación estrógeno progesterona.
  5. Actividad de aldosterona aumentada.
  6. Actividad de renina angiotensina aumentada.
  7. Actividad adrenal aumentada.
  8. Disminución de endorfinas endógenas.
  9. Hipoglicemia subclínica.
  10. Cambios centrales en catecolaminas.
  11. Respuesta a prostaglandinas.
  12. Déficit de vitaminas.
  13. Exceso de secreción de prolactina.

ETIOLOGÍAS DESCARTADAS

  1. No se han demostrado diferencias en los niveles hormonales de estrógenos, progesterona, testosterona, FSH, LH, Prolactina, opioides endógenos y SHBG o ganancia de peso o sustancias involucradas en la regulación de los fluidos como la aldosterona.
  2. No se ha demostrado alteración en el eje hipotálamo hipófisis adrenal, ovárico y tiroides.
  3. No se han detectado diferencias en los niveles de Mg, Zn, vitamina A, E , B2 y B6.

Se han reportado diferencias en factores biológicos como: Respuesta de TRH a endorfinas, secreción de melatonina, niveles de Mg en glóbulos rojos, respuesta de GH y cortisol al triptófano, respuesta de cortisol a CRH , cortisol libre y patrones de secreción del cortisol; —pero estos cambios no están confinados a la fase lútea. Al menos 3 meses de registro son necesarios para demostrar un problema recurrente en la fase lútea con alteración del trabajo, estilo de vida, seguido por un período libre de síntomas. —Los cambios hormonales del ciclo menstrual no son un factor etiológico, pero ellos pueden producir en mujeres susceptibles cambios en el humor, involucrando sistemas colinérgicos.—La dificultad en identificar un desorden con un mecanismo específico sugieren que el SPM pudiera representar una variedad de manifestaciones psicológicas gatilladas por un cambio psicológico-hormonal normal

Cuadro clínico[editar]

Los síntomas del SPM:

  • Aparecen en la semana previa a la menstruación y desaparecen unos días después.
  • Interrumpen las actividades de la vida diaria.
  • Si son tan severos que les impide funcionar en sus hogares, el trabajo y en las relaciones interpersonales estamos ante un DDPM.
Síntomas físicos

Los síntomas físicos pueden ser

Criterios Psiquiátricos
  • Animo deprimido, disforia o desesperanza
  • Ansiedad, tensión interna
  • Labilidad emocional, con llanto frecuente
  • Irritabilidad, enfado o aumento de conflictos interpersonales
  • Pérdida de interés en las actividades cotidianas
  • Dificultad para concentrarse

Diagnóstico[editar]

Con uno sólo de estos síntomas, ya se puede diagnosticar SPM (Hargrove y Abraham, 1982), sin embargo, hace falta al menos 5 de ellos para diagnosticar TDPM, durante un mínimo de 2 meses de seguimiento (APA 1987, APA 1994).
Es el cotejo de síntomas y signos que caracterizan esta enfermedad: cuadro clínico, diferenciándose con otras enfermedades que pueden presentar también estos signos y síntomas (diagnóstico diferencial)
Se consideran exámenes complementarios como análisis, radiografías, ecografías u otros. Además se hace por una acuciosa recopilación prospectiva de los síntomas que no siempre son obtenidos en la primera entrevista.
Usualmente los síntomas comienzan 7 a 10 días antes de la menstruación y desaparecen en el primero o segundo día del ciclo. Casas B., Patricia. (1984). Una aproximación a la imagen corporal en la pubertad femenina: El impacto de la primera memstruacion.PUCP:Lima Los síntomas, por lo general, ocurren en la última semana de la fase lútea y desaparecen con la menstruación. Los tres elementos clave para el diagnóstico del síndrome premenstrual son: síntomas consistentes con el síndrome, aparición de los mismos durante la fase lútea y interferencia con las actividades de la vida diaria y el estilo de vida. [1]
Usualmente, se pide a las pacientes con sospecha de síndrome premenstrual que lleven durante varios meses un diario en el que anotarán los síntomas que aparezcan y su intensidad valorada del 1 al 4.

Tratamiento[editar]

Por lo general no se dispone de un tratamiento específico y los medicamentos utilizados, principalmente hormonas, sirven para controlar los síntomas que sufre la paciente.[cita requerida]

Cómo sobrellevar el SPM

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

Casas B., Patricia. (1984). Una aproximación a la imagen corporal en la pubertad femenina: El impacto de la primera mestruacion.PUCP:Lima