Quinto (Zaragoza)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Quinto
Municipio de España
Bandera de Quinto
Bandera
Escudo de Quinto
Escudo
Quinto, Zaragoza, Aragón.jpg
Iglesia parroquial.
Quinto
Quinto
Ubicación de Quinto en España.
Quinto
Quinto
Ubicación de Quinto en la provincia de Zaragoza.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Aragon.svg Aragón
• Provincia Flag of Zaragoza province (with coat of arms).svg Zaragoza
• Comarca Bandera de la Ribera Baja del Ebro.svg Ribera Baja del Ebro
• Partido judicial Zaragoza[1]
Ubicación 41°25′29″N 0°29′51″O / 41.4248112, -0.4975155


Coordenadas: 41°25′29″N 0°29′51″O / 41.4248112, -0.4975155
• Altitud 175[2] msnm
• Distancias 42 km a Zaragoza
358 km a Madrid
Superficie 118,40 km²
Población 2085 hab. (2013)
• Densidad 17,61 hab./km²
Gentilicio quintano, na
Código postal 50770
Alcalde (2011) Digna Bes Laga (PP)
Sitio web www.quinto.es
[editar datos en Wikidata]

Quinto es un municipio español en la provincia de Zaragoza, Aragón. Es capital de la comarca de la Ribera Baja del Ebro. Con una superficie de 118,40 km², tiene una población de 2 077 habitantes (INE 2012) y una densidad de 17,5 hab/km².

Geografía y clima[editar]

El municipio de Quinto está situado en la Depresión del Ebro a 175 msnm, sobre depósitos cuaternarios próximos al río Ebro. Está a una distancia de 42 km de Zaragoza, capital de la provincia y de Aragón.

Quinto tiene un clima continental, típico de la fosa ibérica, con estaciones extremas —máximas de 43 °C y mínimas de hasta -11 ºC—. Su temperatura media anual es de 15 °C, y su precipitación anual 330 mm. Los vientos predominantes son el Cierzo, del noroeste, y el Bochorno, del este.

Límites[editar]

Su término linda con Belchite, Fuentes de Ebro, Pina de Ebro, Gelsa, Velilla de Ebro, con un enclave del término de Belchite llamado El Real y con Azaila.

Pina de Ebro
Fuentes de Ebro Rose des vents2.png Gelsa
Belchite Azaila Velilla de Ebro, Belchite

Símbolos[editar]

El escudo de Quinto es en forma de casulla. En campo de plata, cinco roeles de gules en sotuer; bordura de azur. Al timbre, Corona Real cerrada.[3]

La bandera tiene una proporción de 2 de alto por 3 de ancho, blanco en su tercio al asta y azul en los dos restantes. Al asta cinco roeles rojos en sotuer y fimbria roja ondulada perfilada en blanco.[4]

thumb

Prehistoria[editar]

En el paraje de Las Dehesas de Quinto, sobre los acantilados que dominan el río Ebro a su paso por el puente de Gelsa, se localiza un asentamiento de la Primera Edad del Hierro. Su cronología abarca desde el año 750 al 500 a.C. aproximadamente, momento en que fue totalmente arrasado por el fuego. El yacimiento se encuentra prácticamente destruido por unas obras efectuadas.

La aparición de una estructura urbana, con casas de planta rectangular alargada, corresponde a los esquemas clásicos para este tipo de poblados en el valle medio del Ebro. Las semillas de cereal, los restos de molinos de mano y las conchas de almeja de río, implican que la economía del poblado estaba basada en la agricultura y en la ganadería, aunque acompañada de la recolección de ciertos productos de la naturaleza.[5]

Historia[editar]

El topónimo Quinto proviene de la palabra latina quintus, que significa «el quinto». Se refiere al quinto miliario de la vía romana que iba desde Celsa (Velilla de Ebro) a Caesaraugusta (Zaragoza). Parece que en torno al quinto miliario de esta vía, la administración romana estableció algún tipo de servicio militar, que dio origen al núcleo de población.[6]

Edad Media[editar]

Del pasado árabe de Quinto, en el siglo XIX Pascual Madoz relata que el cerro en el que se asienta la antigua parroquial de Quinto "sirvió en tiempo de los árabes de formidable fuerte, conservándose todavía por el N y S de dicho cabezo los cimientos de sus antiguos torreones". Aunque no es hasta 1118 cuando Quinto aparece documentado por vez primera, en el año de su reconquista por Alfonso I el Batallador. Otro documento, éste de 1149, recoge la fecha en que la acequia se pone en servicio, con la consiguiente repoblación de cristianos.

El primer señor de Quinto del que hay noticia es Atorella Ortiz, compañero de armas del rey Pedro II. A mediados del siglo XIV, la baronía de Quinto —que además del propia localidad incluía a Gelsa, Velilla de Ebro, Matamala y Alforque—, pasó a ser de familia de los Luna a través de matrimonios y herencias. Años más tarde, durante el reinado de Martín I, éste concedió el condado de Luna a su nieto don Fadrique, del que se hizo cargo en torno a 1412; esto fue así hasta 1430, cuando fue desposeído del condado por el rey Alfonso V, ante el que se había rebelado. En dicha época comenzó a construirse de la antigua Iglesia parroquial de la Asunción. Desde entonces y hasta el siglo XVII, Quinto fue propiedad de la familia Funes.[5] [6]

Edad Moderna[editar]

Durante la Guerra de Sucesión, el señorío de Quinto se inclinó a favor de los Borbones, por lo cual Felipe V, a la postre vencedor, concedió a Quinto el título de «Lealísima Villa»; un azulejo existente hace décadas en la fachada de la antigua iglesia parroquial decía así: "El día quinto del mes quinto del año quinto entró en Quinto Felipe V". De acuerdo a esto, el monarca visitó la localidad el 5 de mayo del año 1705, el quinto tras su proclamación como rey.[6]

Toma de Quinto por la XV Brigada Internacional en agosto de 1937.[7]

Edad Contemporánea[editar]

Durante la Primera Guerra Carlista, un ejército al mando del carlista Manuel Añón, tomó Quinto en diciembre de 1835, siendo saqueadas algunas casas de los más comprometidos con la causa de la reina. Al año siguiente, se formaron tres compañías de la Guardia Nacional para la defensa de la villa.

La Guerra Civil tuvo un impacto enorme en la localidad. Al quedar el frente establecido en Quinto, durante cerca de catorce meses se libraron numerosos e intensos combates en sus inmediaciones. El 26 de agosto de 1937 Quinto fue tomado por el ejército republicano, que estableció en la localidad su Cuartel General durante cerca de siete meses, hasta marzo de 1938, cuando fue tomada de nuevo por el ejército de Franco. Ello supuso la práctica devastación de la villa por los bombardeos artilleros y aéreos, sobre todo durante las dos ofensivas. Finalizada la guerra, gracias a las actuaciones llevadas a cabo por el organismo estatal de Regiones Devastadas y al tesón de los quintanos, la villa fue recuperando la normalidad.[6]

Demografía[editar]

La población de Quinto ascendía a 2 077 habitantes en 2012.[8] La demografía del municipio se ha mantenido más o menos estable desde mediados del siglo XIX: 2 549 habitantes en 1857,[9] 2 478 en 1900, 2 477 en 1950 y 2 110 en 2000.

Gráfica de evolución demográfica de Quinto entre 1900 y 2012

     Población de hecho (1900-1991) según los censos de población del INE      Población de derecho (2001 en adelante) según el padrón municipal, datos del INE.

Política local[editar]

Últimos alcaldes de Quinto[editar]

Período Alcalde Partido
1979-1983 Emilio Prades Salinas[10] UCD
1983-1987
1987-1991
1991-1995
1995-1999
1999-2003
2003-2007
2007-2011
2011-2015

Resultados electorales[editar]

Elecciones municipales[11]
Partido 1991 1995 1999 2003 2007 2011
PSOE 2 3 3 3 3 5
PP 5 5 4 3 3 3
PAR 4 3 4 4 4 3
CHA 1 1 -
Ind. -
Total 11 11 11 11 11 11

Patrimonio[editar]

Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora[editar]

Iglesia de la Asunción, catalogada como Bien de Interés Cultural.

Dentro del patrimonio de la villa, sobresale la Iglesia vieja de la Asunción —antigua iglesia parroquial—, templo de fábrica mudéjar emplazado en el Cerro de la Corona que domina toda la población. Se empezó a construir probablemente a partir de 1416 para quedar concluida diez años más tarde. Al parecer, se yergue sobre los restos de un castillo árabe.[5] El edificio, tal como se observa en la actualidad, es producto de varias fases constructivas. La fábrica mudéjar de la iglesia tiene una estrecha relación formal y estructural con la desaparecida Iglesia de San Pedro Mártir de Calatayud, lo que ha llevado a pensar que su probable autor fue el maestro Mahoma Ramí, considerado el arquitecto de Bendicto XIII, el Papa Luna. Quedó seriamente dañada a consecuencia de la Guerra Civil, en especial la torre, por lo que hubo necesidad de levantar una nueva iglesia cerca de la carretera. Tras la Guerra, Regiones Devastadas consolidó sus ruinas para su mejor conservación como Monumento Histórico.[6]

Otros edificios religiosos[editar]

Portal de San Roque.

Entre las ermitas de Quinto, cabe destacar la de Bonastre y la de Matamala. La de Bonastre está ubicada en un promontorio junto a la carretera de Castellón a unos 7 km de la localidad. El actual edificio es de estilo barroco, probablemente del siglo XVIII, si bien fue reconstruida tras la Guerra Civil. La antigua Ermita de Matamala se encuentra a casi 4 km del pueblo, emplazada entre la vía del ferrocarril y la carretera de Quinto a Sástago, junto al río Ebro. Es un modesto templo de tipología popular de un gótico primitivo atribuible al siglo XIII. Debió de ser la puerta de acceso a la parroquia del pueblo que fue Matamala. Desaparecido éste, consta como ermita al menos desde 1489. Próximo a ella hay un promontorio en el que se hallan los últimos vestigios del castillo árabe que allí se levantó en época musulmana. Esta ermita sufrió varios recortes, lo que unido al peligro derivado del incremento del tráfico tanto en la carretera como en el ferrocarril, llevó a erigir en 2001 una nueva ermita, de diseño funcional.

Otro edificio notable es la antigua Casa Parroquial. Destaca del resto de las viviendas, que son construcciones más modestas y de tipología popular. Fue mandada construir por el Arzobispo de Zaragoza al Rector o Párroco de Quinto en el año 1581.

Portal de San Miguel.

Arquitectura civil[editar]

De gran interés son los Portales de Quinto. Responden a una tipología de indudable origen medieval y tuvieron un origen defensivo-militar. Su misión era defender las entradas del pueblo, cuyas casas se encontraba en el interior de un perímetro protegido por el muro que formaban las tapias altas y fuertes de los corrales que daban al camino exterior que rodeaba el recinto murado. El actual aspecto de los portales data de finales del siglo XVII o de la primera mitad del siglo XVIII.

Viniendo de Zaragoza se accedía a Quinto por el Portal de San Miguel, el acceso principal a la huerta se efectuaba a través del Portal de San Antón, y la salida del pueblo en dirección hacia Alcañiz se realizaba por el Portal de San Roque.[6]

Fiestas[editar]

  • Las fiestas patronales en Quinto se celebran en honor a Santa Ana, y tienen lugar el 26 de julio. En 1460 el pueblo eligió como patrona a Santa Ana, para que mediante su intercesión la localidad se viera libre de una plaga de langosta que duraba ya siete años. Por ello se obligó a guardar el día de su fiesta, con la exclusión de todo trabajo y la asistencia a una «procesión general».[12]

Personajes ilustres[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]