Príncipes de la Torre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ricardo III tío de los principies y protector del reino
Eduardo IV padre de los príncipes
Eduardo V y su hermano Ricardo, los Príncipes de la Torre, por John Everett Millais.
Los hijos de Eduardo IV de Inglaterra, por Pedro Américo.
Isabel Woodville, madre de los niños, despidiendose de Ricardo por su propia venia para reunirse con el depuesto rey a la Torre de Londres.

El término Príncipes de la Torre es con el que se les conoce al joven rey de Inglaterra Eduardo V de 12 años y su hermano Ricardo de Shrewsbury, duque de York de 9 años. Ambos eran hijos del rey Eduardo IV y de Isabel Woodville, y herederos del trono de Inglaterra.

Eduardo V de Inglaterra heredero al trono

Fueron uno de los principales focos de conflicto en la etapa final de las Guerras de las Dos Rosas, ya que habían sido educados bajo el mando de sus parientes maternos, la familia Woodville, quienes eran considerados como unos ambiciosos y advenedizos para los miembros de la familia York. Fueron puestos bajo la custodia de su tío paterno, Ricardo de Gloucester y asumió el liderazgo del bando Anti-Woodville. Desde su posición de control como Lord Protector, capturó al joven rey que se había refugiado entre las manos de su tío materno Thomas Woodville, y fueron encerrados en la Torre de Londres (entonces el palacio real) en abril de 1483.

Con los menores bajo su mando (el rey tenía 12 años, mientras que su hermano 9), Ricardo hizo valer sus derechos al trono al dar a conocer ciertos antecedentes que hacían suponer que los hijos del difunto rey eran bastardos, ya que su padre se había casado previamente con Leonor Talbot, antes de su matrimonio con Isabel Woodville, y por tanto era bígamo. Aceptados tales antecedentes por el Parlamento, los jóvenes fueron declarados hijos ilegítimos y carentes, por tanto, de derechos al trono. Después de esto nada más se sabe del destino de los jóvenes, ya que se le prohibió a su madre Isabel, visitarlos, al igual que a todos los que tenían contactos con ellos.

Rápidamente el pueblo comenzaría a tener la sospecha que los príncipes fueron en realidad asesinados por el ahora rey Ricardo III, específicamente asfixiados por orden suya. Desde entonces se han tejido infinidad de leyendas sobre el verdadero destino de los "Príncipes de la Torre". Algunos suponen que Ricardo III no habría ordenado sus muertes, y que en realidad fueron deliberadamente ocultos el resto de sus vidas; mientras que para otros no había ninguna duda de que fueron victimados por su tío, hipótesis reforzada por un hecho ocurrido siglos más tarde.

En 1674, mientras se realizaban trabajos de remodelación de la Torre de Londres fue encontrada una caja con el cuerpo de dos pequeños jóvenes. En un comienzo se dudó mucho acerca de que correspondiera a los jóvenes niños, pero por orden de Carlos II fueron enterrados como tales en la Abadía de Westminster en una urna. Trabajos posteriores en 1933 para el reconocimiento de los restos no dieron resultados, manteniéndose la incógnita hasta el día de hoy.

Referencias[editar]