Panóptico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diseño del panopticón de Bentham.

El panóptico es un tipo de arquitectura carcelaria ideada por el filósofo utilitarista Jeremy Bentham hacia fines del siglo XVIII. El objetivo de la estructura panóptica es permitir a su guardián, guarnecido en una torre central, observar a todos los prisioneros, recluidos en celdas individuales alrededor de la torre, sin que estos puedan saber si son observados.

El efecto más importante del panóptico es inducir en el detenido un estado consciente y permanente de visibilidad que garantiza el funcionamiento automático del poder, sin que ese poder se esté ejerciendo de manera efectiva en cada momento, puesto que el prisionero no puede saber cuándo se le vigila y cuándo no.[1]

Origen del concepto[editar]

Este dispositivo debía crear así un «sentimiento de omnisciencia invisible» sobre los detenidos. El filósofo e historiador Michel Foucault, en su obra Vigilar y castigar (1975), estudió el modelo abstracto de una sociedad disciplinaria, inaugurando una larga serie de estudios sobre el dispositivo panóptico. «La moral reformada, la salud preservada, la industria vigorizada, la instrucción difundida, los cargos públicos disminuidos, la economía fortificada, todo gracias una simple idea arquitectónica.» — Jeremy Bentham, Le Panoptique, 1780. (La obra, de 56 páginas, fue traducida del inglés e impresa por orden de la Asamblea Legislativa del año 1791.)

La reflexión de Bentham toma lugar en un momento de renovación de los cuadros de pensamiento referidos al derecho penal y al sentido del encierro, junto a las obras de Jonas Hanway, Solitude in Imprisonment (1776), quien defiende un aislamiento carcelario de los individuos; de John Howard, The State of the Prisons in England and Wales (1777), que propone la reforma de las prisiones con el fin de tener medios para transformar a los presos; y de Cesare Beccaria, con su tratado Des délits et des peines (1764). Este movimiento reformador fue redactado por William Eden, William Blackstone y John Howard.[2] Su nombre fue Acta Penitenciaria y data de 1779. Sin embargo, las prisiones estipuladas por la ley nunca fueron construidas.

La idea de Bentham fue inspirada por los planos de fábricas enfocados en una vigilancia y una coordinación eficaz de los obreros. Estos planes fueron imaginados por su hermano Samuel, con el objetivo de simplificar el empleo de un gran número de trabajadores. Bentham completa este proyecto mezclando la idea de jerarquía contractual: verbigracia, una administración regida así (por contrato, lo opuesto a una gestión de confianza) donde el director tendría un interés financiero en lograr disminuir las tasas de accidentes de trabajo. El panóptico fue creado así por ser menos costoso que los otros modelos carcelarios de la época al requerir de menos empleados. «Déjenme construir una prisión con este modelo», le demanda Bentham al Comité para la Reforma Penal, «Yo seré el guardián. Vosotros veréis […] que los guardias no necesitarán de salario, y no costarán nada al Estado.» Los vigilantes no podrían ser observados, no tenían la necesidad de ser vistos en su puesto a todo momento y esto permitía que finalmente abandonaran la vigiliancia durante su servicio. El mismo Bentham deseó una puesta en abismo de la vigilancia, los mismos guardias debían ser vigilados por otros guardias que proviniesen del exterior, con el fin de limitar el maltrato de los detenidos y el abuso de poder –con todo, esta idea se contrapone con el plan económico de disminuir la cantidad de guardias-. Según Bentham, la torre central debía ser transformada en capilla durante los domingos, a fin de moralizar a los criminales.

Bentham consagra una larga parte de su tiempo y casi toda su fortuna personal en la promoción de la construcción de las prisiones panópticas. Luego de largos años de rechazo, de dificultades políticas y financieras, logra obtener el acuerdo del Parlamento Británico. El proyecto sin embargo es abortado durante 1811, ya que el rey se opuso a la adquisición del terreno.

El modelo más cercano al panóptico durante los tiempos de Bentham fue la penitenciaría de Pittsburg en Estados Unidos, abierta en 1826 según el plan arquitectónico de William Strickland, pero el proyecto fue abandonado siete años más tarde. Según Muriel Schmid: «En esta realización concreta, el modelo del panóptico no fue convincente: los elevados costos y una mala sustentabilidad fueron las principales razones de su abandono. El caso de Pittsburg marcó el fin del Panóptico en tanto que construcción arquitectónica. En consecuencia, el debate dado hoy día presenta la desventaja de ser puramente filosófico antes que práctico. El Panóptico se inscribe indiscutiblemente en el contexto de las reflexiones de la época respecto a las formas de castigo y encierro en los procesos de rehabilitación de los criminales».

Si el panóptico no vivió más allá de lo que vivió Bentham, muchas prisiones han adoptado, en mayor o menor grado, este modelo. La prisión de Kilmainham en Irlanda, la Twin Towers Correccional Facility de Los Ángeles y también la prisión de la petite Roquete en París. La prisión de Millbank, en Londres, diseñada por William Williams y construida por el Arquitecto Thomas Hardwick, concreta parcialmente el proyecto benthamiano.

Según Neil Davie: «El caso del Panóptico, al menos al comienzo, parte de un largo movimiento anterior a la reforma penal que propone. Este naufraga una y otra vez en su tentativa de convencer a los medios gubernamentales sobre cómo la construcción de prisiones para los reclusos era preferible al transporte de estos últimos a las colonias penales de ultra mar, o a su encarcelación en los antiguos navíos de guerra convertidos en penitenciarías flotantes, amarrados en la orilla del Támesis o cercanos a las construcciones navales».

Michel Foucault se interesa en 1975 respecto al panóptico, inaugurando una serie de nuevos estudios sobre el tema. Él ve una técnica moderna de observación que trasciende y llega hasta la escuela, la fábrica, el hospital y el cuartel, o acaso un diagrama de la “sociedad disciplinaria”. Foucault define el diagrama en tanto que “funcionamiento abstracto de todo obstáculo o frotación… y que debemos desligar de todo uso específico”, esto es lo que le permite hablar de panoptismo.

Según Gilles Deleuze: «Cuando Foucault define el Panoptismo, lo hace ora determinándolo concretamente como una distribución óptica o luminosa que caracteriza a la prisión, ora definiéndolo como una máquina aplicada no solamente a una materia visible en general (guarnición, escuela, hospital en tanto prisión), sino también a todas las funciones enunciables. La fórmula abstracta del Panoptismo no es “ver sin ser visto”, sino “imponer una conducta cualquiera a una multiplicidad humana cualquiera”».

Ejemplos de panopticón[editar]

  • En Ecuador:
    • Ex Penal García Moreno.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]