Resonancia Schumann

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ondas Schumann»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Animación de la resonancia Schumann
Manera en que rebotan varias frecuencias entre la superficie de la Tierra (Earth, en inglés) y la ionósfera, de acuerdo con su longitud de onda. (Imagen en idioma japonés).
Frecuencia fundamental aproximada, y primeros armónicos. (Gráfico en idioma japonés).
El físico alemán Winfried Schumann (1888-1974), descubridor de la resonancia electrónica de los relámpagos.

La resonancia Schumann es un conjunto de picos en la banda de ELF (extremely low frequencies: ‘frecuencia extremadamente baja’) del espectro radioeléctrico de la Tierra.

Suceden porque el espacio entre la superficie terrestre y la ionosfera (que existe entre los 90 y los 500 km de altura) actúa como una guía de onda. Las limitadas dimensiones terrestres provocan que esta guía de onda actúe como cavidad resonante para las ondas electromagnéticas en la banda ELF. La cavidad es excitada de manera natural por los relámpagos, y también, dado que su séptimo sobretono (armónico) se ubica aproximadamente en 60 Hz, influyen las redes de transmisión eléctrica de los territorios en que se emplea corriente alterna de esa frecuencia.

La frecuencia más baja, y al mismo tiempo la intensidad más alta, de la resonancia de Schumann se sitúa en aproximadamente 7,83 Hz. Los sobretonos detectables se extienden hasta el rango de los kHz (kilohercios).

Este fenómeno se llama así en honor de Winfried Otto Schumann (1888-1974), que predijo matemáticamente su existencia en 1952,[1] a pesar de ser observada por primera vez por Nikola Tesla y formar la base de su esquema para transmisión de energía y comunicaciones inalámbricas.[2] La primera representación espectral de este fenómeno fue preparado por Balser y Wagner en 1960.[1]

Cultura popular[editar]

Pseudociencia[editar]

La resonancia de los relámpagos y las ondas alfa[editar]

En algunos sitios de internet y libros,[3] [4] [5] realizan afirmaciones no científicas, asociando dichas ondas con las ondas alpha, y adjudicándoles un papel en los procesos biológicos.

Entre los errores de estas publicaciones se encuentran los siguientes:

  • Adjudican a las ondas Schumann una frecuencia exacta e invariable de 7,8 Hz,[3] [4] aunque esta es aproximada y variable.[6] [1] Incluso las ondas Schumann ni siquiera están presentes constantemente (requieren que haya relámpagos en algún lugar del mundo).[1]
  • Adjudican a las ondas alfa una frecuencia exacta e invariable, también de 7,8 Hz,[3] [4] aunque estas varían entre 8 y 12 Hz.[7] Las ondas alfa ni siquiera son frecuentes en los niños,[8] lo que descartaría que sean imprescindibles.
  • Consideran que las ondas alfa son ondas sincronizadoras de neuronas,[3] [4] cuando en realidad es al contrario: se considera que son producto de la sincronización de las neuronas.[9] Es decir que dichas publicaciones pseudocientíficas confunden la causa con el efecto.
  • No poseen citas ni referencias a artículos científicos con revisión por pares, ni a ensayos concluyentes.
  • No poseen ninguna explicación del supuesto mecanismo, ni ensayos falsables que lo demuestren.
  • Caen en la falacia lógica cum hoc ergo propter hoc (‘correlación no implica causalidad’).

La resonancia de los relámpagos y la velocidad de rotación terrestre[editar]

En 2008, el autor estadounidense de literatura new age Gregg Braden afirmó que desde 1980 las resonancias Schumann habían aumentado desde 7,8 Hz a 12,0 Hz.[10] El creador del bulo afirmó también ―mediante una regla de tres inversa (si 8 Hz correspondían a una rotación de la Tierra de 24 horas, entonces 12 Hz correspondían a una rotación de la Tierra de 16 horas)― que el planeta Tierra estaba girando más rápido:

The resonance of Earth (Schumann resonance) has been 7.8 Hz for thousands of years. Since 1980 it has risen to over 12 Hz.
This means that 16 hours now equate to a 24 hour day.
Time is speeding up!
La resonancia de la Tierra (resonancia Schumann) ha sido de 7,8 Hz durante miles de años. Desde 1980 se ha elevado a más de 12 Hz.
Esto significa que un día de 24 horas equivale ahora a 16 horas.
¡El tiempo se está acelerando!

En noviembre de 2013, varios periódicos de papel y sitios de Internet difundieron el mismo bulo traducido al español.[11]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d «¿Qué es la resonancia Schumann?», artículo en inglés en el sitio web de la Nasa.
  2. Nikola Tesla (07-01-1905), The transmission of electrical energy without wires as a means of furthering world peace, Electrical World and Engineer, pp. 21-24, http://www.tfcbooks.com/tesla/1905-01-07.htm 
  3. a b c d Las Ondas Shumann (sic) en BibliotecaPleyades.net.
  4. a b c d Las ondas schumann en radiesteciaargentina.netfirms.com.
  5. Harper, John Jay; Lipton, Bruce H.; Krill, O. H.; Tranceformers: Shamans of the 21st Century
  6. Magnetic Activity and Schumann Resonance, estudio sobre la actividad magnética y la resonancia de Schumman por la Universidad de California (en inglés)
  7. Buela-Casal, Gualberto; Navarro Humanes, José Francisco; «Avances en la investigación del sueño y sus trastornos».
  8. López-Navidad, A.; Kulisevsky, J.; Caballero, F.; «El donante de órganos y tejidos: evaluación y manejo».
  9. Universidad de Texas; Revista Latinoamericana de Psicología, volúmenes 33-34.
  10. «Time is actually accelerating it seems», artículo en inglés en el sitio web pseudocientífico Divine Cosmos, del 5 de mayo de 2008. Consultado el 22 de diciembre de 2013.
  11. Varios sitios de Internet difundieron el bulo de que el planeta Tierra está girando más rápido:

Enlaces externos[editar]