Nunca más

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Fiscal Julio César Strassera solicita la pena de reclusión perpetua para la Junta Militar y menciona la famosa frase "Nunca Más"

Nunca más es una frase utilizada en Argentina para repudiar el terrorismo de Estado ocurrido durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. La misma es utilizada frecuentemente en marchas y actividades políticas. Debe su popularidad al haber sido el nombre de la edición en libro del informe final de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas. Esta comisión, a su vez, eligió ese nombre por propuesta del rabino y miembro de la misma Marshall Meyer, siendo la expresión utilizada originalmente por los sobrevivientes del Gueto de Varsovia.[1]

La CONADEP[editar]

Acto conmemorativo del levantamiento de Varsovia realizado en Buenos Aires

La comisión fue creada por Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983 y sus miembros eran Ernesto Sabato, Ricardo Colombres, René Favaloro, Hilario Fernández Long, Carlos T. Gattinoni, Gregorio Klimovsky, el rabino Marshall Meyer, el obispo Jaime de Nevares, Eduardo Rabossi, Magdalena Ruiz Guiñazú, Santiago Marcelino López, Hugo Diógenes Piucill y Horacio Hugo Huarte.

El objetivo de la comisión era esclarecer los hechos sucedidos en el país durante la dictadura militar instaurada desde el 24 de marzo de 1976 hasta el 10 de diciembre de 1983.

Su misión fue la de recibir documentos y denuncias sobre las desapariciones, los secuestros y las torturas acontecidos dentro de aquel período a manos del régimen, y generar informes a partir de estos.[2] El informe tuvo resultados satisfactorios, demostrando que la desaparición forzada de personas sí existió, y que no fueron casos aislados, pudiendo contar al menos 8961 personas que sufrieron esas atrocidades.[3]

Popularización[editar]

Dijimos Nunca Más - Graffitti- Buenos Aires Oct 06.jpg

En el Juicio a las Juntas la frase Nunca más formó parte del discurso de acusación del fiscal Julio Strassera:[4]

«Señores jueces: quiero renunciar expresamente a toda pretensión de originalidad para cerrar esta requisitoria. Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo argentino. Señores jueces: ¡nunca más!»

Fiscal Strassera en el Juicio a las Juntas.[5]

En ese momento la gente aplaudió y gritó, viendo juzgados por la justicia en democracia a los que habían llevado adelante el golpe militar más sangriento de la historia argentina.[6] [7] Muchos de ellos eran familiares, amigos, compañeros, hijos y sobrevivientes de los asesinados durante el golpe militar. A partir de ese momento, el decir «nunca más» es un regla a seguir, que significa el deseo de no volver jamás a esa época, de no volver a tropezar con la misma piedra, y permaneció intacta, indiscutida, e impoluta en la sociedad argentina, convocada constantemente por personas de renombre en la Argentina y en el mundo.

Se han hecho ediciones y reediciones del informe de la CONADEP por diferentes escritores y editoriales, y el sentir del «nunca más» se ha propagado en las generaciones siguientes que no vivieron durante la dictadura militar del 76.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Marcelo Horestein y Daniel Silber (25 de marzo de 2011). «Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia: No es una suma de casualidades». Clarín. Consultado el 4 de noviembre de 2012.
  2. FERNÁNDEZ MEIJIDE, GRACIELA (2009). La Historia Íntima de los Derechos Humanos en la Argentina. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.
  3. Conadep, Informe Nunca Más, Capítulo II, Título Primero: Víctimas
  4. Acusación del fiscal Julio Strassera (extracto). Albergado en la página del Museo de la Memoria de Rosario.
  5. YouTube.com (video del juicio a las juntas, en el momento de exclamación de la frase «¡Nunca más!»]
  6. Nunca más (prólogo original): Nuestra Comisión no fue instituida para juzgar, pues para eso están los jueces constitucionales, sino para indagar la suerte de los desaparecidos en el curso de estos años aciagos de la vida nacional. Pero, después de haber recibido varios miles de declaraciones y testimonios, de haber verificado o determinado la existencia de cientos de lugares clandestinos de detención y de acumular más de cincuenta mil páginas documentales, tenemos la certidumbre de que la dictadura militar produjo la más grande tragedia de nuestra historia, y la más salvaje.
  7. 30 años de la dictadura argentina. Artículo en el periódico español El País, 24 de marzo de 2006.

Enlaces externos[editar]