Secuestro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ilustración del siglo XVIII donde se representa el secuestro de Estanislao II Poniatowski en 1771.


Poster de propaganda estadounidense asociando la reprobación del rapto con las fuerzas militares Imperio del Sol Naciente, después del sorpresivo ataque a Pearl Harbor; la caracterización del enemigo se hace a través de un personaje siniestro, sugiriendo tropelías y excesos que los soldados japoneses podrían cometer.


Un secuestro, también conocido como plagio,[1] es el acto por el que se le priva de libertad de forma ilegal a una persona o grupo de personas, normalmente durante un tiempo determinado, con objeto de obtener un rescate u otras exigencias del secuestrado o de terceros. Las personas que llevan a cabo un secuestro se conocen como secuestradores.

Muchas veces la libertad es "vendida" a cambio de otras situaciones. Efectivamente, el secuestro da pauta a la comisión de otros delitos, como sería el tráfico de menores. En éste contexto, la lucha contra el secuestro parte del intercambio de información que se establece entre las diferentes instancias policiales en relación con las estructuras, redes de comunicación y formas de operación de las organizaciones delictivas existentes, así como de las que vayan surgiendo, coordinándose respecto a éstas la investigación interinstitucional hasta determinar si los indiciados o los detenidos pertenecen a la delincuencia organizada. El secuestro también se presenta por envidia, tomando en la mayoría de los casos a los niños como rehenes. Esto se da generalmente por venganza.

Modus operandi[editar]

Los secuestradores, generalmente, y previo al secuestro de su víctima, siguen sus movimientos cotidianos durante días anteriores al evento, con la finalidad de conocer sus rutas de tránsito y horarios habituales para así lograr con mayor éxito su empresa delictiva. El momento en que se lleva a cabo el rapto de la víctima es en el 90% de las veces cuando se transita a bordo de su vehículo por algún lugar despoblado o de poca confluencia de personas,[cita requerida] así como al momento de salir de sus domicilios o al momento de llegar al mismo. Cuando se trata de bandas organizadas para cometer éste tipo de delitos, se organizan en células, es decir, hay sujetos que se encargan de realizar las negociaciones telefónicas con los familiares de la víctima para exigir el pago del rescate, otros se encargan de proveer de alimentos y vigilar a la persona secuestrada durante el tiempo que dura en cautiverio, así como que otros intervienen al momento de someter a la víctima al momento de interceptarla y trasladarla al lugar donde se mantendrá en cautiverio, lugar que en ocasiones es cambiado con el fin de distraer la atención de las autoridades en caso de que se haya denunciado el hecho.

Pena por secuestro[editar]

Por regla general, la legislación de todos los países dicta penas muy elevadas para éste tipo de delitos, llegando en algunas ocasiones a la pena de muerte. En Estados Unidos han sido ejecutados varios secuestradores a lo largo de su historia.

En multitud de ocasiones, las penas por secuestros están asociadas al hecho de que hayan terminado en el asesinato voluntario o involuntario de las víctimas. En cualquier caso, un secuestro siempre acarrea graves secuelas psicológicas a las víctimas de los mismos, lo que es causa de que sea considerado un crimen de gravedad.

Por ejemplo, en el estado de Chihuahua, México, el secuestro es penado con prisión perpetua, y hasta el momento han sido condenados alrededor de 30 personas por ese delito.

Traumas post-secuestro[editar]

Uno de los trastornos psicológicos que pueden derivarse de un secuestro es el llamado síndrome de Estocolmo. Se trata de una reacción psíquica en la cual la víctima de un secuestro, o persona retenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con quien la ha secuestrado. En ocasiones, dichas personas secuestradas pueden acabar ayudando a sus captores a alcanzar sus fines o a evadir a la policía.

Debe su nombre a un hecho sucedido en la ciudad de Estocolmo (Suecia). En 1973 se produjo un atraco en el banco Kreditbanken de la mencionada ciudad sueca. Los delincuentes debieron mantener como rehenes a los ocupantes de la institución durante 6 días. Cuatro personas —tres mujeres y un hombre— fueron tomadas como rehenes, pero una de las prisioneras se resistió al rescate y a testificar en contra de los captores. Otras versiones indican que esa mujer fue captada por un fotógrafo en el momento en que se besaba con uno de los delincuentes. Y se negaron a colaborar en el proceso legal posterior.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. Plagio, plagiar - Diccionario de la lengua española de la RAE, consultado es 27-1-2012.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Wikcionario tiene definiciones y otra información sobre secuestro.Wikcionario
  • Terra.com.mx "El secuestro, ¿qué es?"
  • Brigada de Investigaciones Policiales Especiales Metropolitana
  • Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.[1], descárguese "Manual Antisecuestros" en Español.
  • Policía de Investigaciones de Chile - PDI [2], véanse antecedentes de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales Metropolitana - BIPE MET [3]
  • Policía Nacional de Ecuador [4], véanse noticias de la Unidad Anti Secuestros y Extorsión - UNASE
  • Policía Nacional de Perú [5], véanse antecedentes de la División de Investigación de Secuestros - DIVINSEC.
  • Policía Nacional de Colombia, Dirección Anti Secuestros y Anti Extorsión - DINASE - GOES - GAULA, véase el organigrama de las entidades indicadas [6].
  • Fundación La Nueva Esperanza de Secuestrados, Notas de Seguridad, ingresar al portal web [7].
  • Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Venezuela[8], División Contra Extorsión y Secuestro [9].