Museo Balenciaga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Museo de Balenciaga
Localización
País Flag of the Basque Country.svg País Vasco Flag of Spain.svg España
Ciudad Guetaria (Guipúzcoa)
Información visitantes
Sitio web Web oficial

El Museo Balenciaga es una institución pública consagrada a estudiar y mantener vivo el recuerdo del diseñador de moda Cristóbal Balenciaga. Se encuentra en su localidad natal, Guetaria (Guipúzcoa). Inaugurado en junio de 2011, cuenta con un fondo de más de 1.200 prendas diseñadas por el artista, parte del cual ha sido cedida en depósito por su discípulo Hubert de Givenchy y por herederos de antiguas clientas como Grace Kelly.

Historia[editar]

En 1994 se creó la Fundación Balenciaga, cuyo principal proyecto era abrir un museo en la localidad natal del famoso diseñador. Para ello se eligió el Palacio Aldamar, un edificio del siglo XIX cuyos propietarios habían apoyado al joven Balenciaga. Anexo al caserón se erigiría un edificio de línea moderna, con el vidrio como principal material.

El museo iba abrir en un principio en 2003, pero su preparación se vio envuelta por varias irregularidades. Según varias fuentes, el nuevo edificio había sido proyectado por un arquitecto cubano que carecía de homologación para trabajar en España; además, las salas de exhibición eran inadecuadas para las prendas, ya que la intensa luz que entraba por los ventanales amenazaba con deteriorar los tejidos. Por otro lado, una revisión de los fondos desveló la desaparición de algunas prendas de Balenciaga, como pañuelos de seda, que al parecer habían sido entregadas como obsequio a personas ajenas al museo.

El Ministerio de Cultura decidió retirar las subvenciones en 2005. Dos años más tarde se decidió desbloquear esta situación al ver que se iban esclareciendo los hechos. El nuevo edificio fue adaptado museológicamente para garantizar la preservación de las prendas expuestas. En cualquier caso, la cantidad del repertorio expuesto se reduce a 90 piezas, que irán rotándose para evitar una prolongada incidencia de la luz.

El 7 de junio de 2011 numerosas personalidades se acercaron a la villa guipuzcoana, entre ellas su majestad la Reina Sofía, el veterano diseñador Givenchy, diseñadores españoles de varias generaciones, y damas que lucieron diseños de Balenciaga, como Carmen Martínez-Bordiú.[1]

Escándalos políticos[editar]

El museo iba a costar 6 millones de euros y ha acabado costando más de 20. En el punto de mira se encuentran los arquitectos cubanos Julián Argilagos y Rolando Paciel, y el exalcalde de la villa Mariano Camio.[2]

Enlaces externos[editar]