Mindhunters

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mindhunters, conocida en España como Cazadores de mentes y en América Latina como La isla maldita, es una película dirigida por Renny Harlin.

Argumento[editar]

Siete jóvenes aspirantes a detectives del FBI se adentran en una base de entrenamiento localizada en una remota isla, a cincuenta millas de la civilización, aparentemente segura; dentro de la base se encuentran representaciones con maniquíes de una particular ciudad. El grupo formado por los siete aspirantes es dejado a su suerte. Mientras que se resignan a merodear por las instalaciones; el supuesto objetivo de este entrenamiento es descubrir a un delincuente en los alrededores, apodado "El Titiritero", investigar las escenas del crimen, su modus operandi y atraparlo.

Con el transcurso del tiempo, dentro de la base principal, los aspirantes, quienes se deleitaban conversando y elogiándose entre sí, quedan fuertemente conmocionados por la muerte de uno de ellos, el que hacía de líder, a través de una trampa estratégicamente situada. Posteriormente, sufren un repentino desmayo, posiblemente provocado por el café. Todos ellos quedan inconscientes. Al despertar se dan cuenta de que el café estaba intoxicado. Mientras dormían, uno de sus compañeros fue degollado y su sangre drenada. Comienza entonces una desesperada búsqueda del responsable, que los llevará a desconfiar entre sí, atrapados y aislados en la isla. Los miembros del grupo se han vuelto víctimas de un sádico asesino, quien con su ingenio y obsesión por el tiempo será el responsable de las próximas muertes de los restantes integrantes, con artefactos y trampas relacionados con la obsesión y/o debilidad de cada una de las víctimas.

Historia[editar]

La película comienza con Sara Moore (Kathryn Morris) sentada dentro de su auto. JD Reston (Cristian Slater) llega y golpea su vidrio despertándola. Luego conducen hasta una casa aparentemente abandonada en busca de un asesino. Se escuchan gritos y deciden entrar. No lo encuentran por ninguna parte, hasta que ven cadáveres de mujeres. Entonces aparece el asesino, quien toma a Sara como rehén. JD le ordena que la suelte a lo que este se rehúsa, ambos se disparan y JD también le da a Sara. Luego ambos se levantan y se da a entender que todo era un ejercicio, cuando se dirigen a hablar con Jake Harris (Val Kilmer), su instructor, les dice que fallaron la prueba señalando los errores que cometieron y las pistas que ignoraron y les hubieran salvado. Harris les recuerda la pregunta que siempre les ha inculcado sobre las investigaciones: "¿Cuando la situación está bajo control?: En el viaje de regreso".

Luego se ve un salón de universidad, Sara, JD y otros cinco jóvenes: Lucas Marger (Jonny Lee Miller) un chico amable que sobrevivió a la masacre de su familia en su infancia, Nicole Willis (Patricia Velásquez) quien es novia de JD, Rafe Parry (Will Kemp) un muchacho fanático de las apuestas y desafíos, Vince Sherman (Clifton Collins JR) un chico inválido y agresivo que mantiene siempre su arma a la mano y Bobby Whitman (Eion Bailey) un muchacho hábil con las manos que disfruta reparar cosas. Harris les señala que la prueba final será en una isla del FBI en Oniega. Esa noche los seis jóvenes se encuentran en un bar hablando y apostando deducir características de mujeres para seducirlas mediante la sola observación de su comportamiento; en este juego todos demuestran una capacidad sobresaliente para generar perfiles en individuos solo con un vistazo. Mientras todos celebran Sara nota a Vince deprimido y este le explica que logró leer las evaluaciones de Harris y ellos dos serán reprobados ya que considera que el carácter de ambos se interpone en su eficiencia.

Al momento de partir Harris les presenta a Gabe Jensen (LL Cool J), un experimentado agente de la policía de Los Ángeles que tomará la prueba con ellos por imposición del departamento. Al llegar a la isla, Harris les explica que esa isla era utilizada para pruebas de campo militares, sin embargo el FBI la modificó para este examen. También les dice que falta una persona más por llegar, se desconoce su identidad por lo que solo se le llama "El Titiritero" y llegaría al día siguiente ya que es el criminal a quien deberán detener.

Esa noche los ocho jóvenes disfrutan de un rato libre. JD cocina hamburguesas, Lucas, Rafe y Bobby se desafían entre sí armando un cubo rubik, Gabe lee un libro y los demás escuchan música. Mientras descansan en la sala común algunos de ellos bromean menospreciando a Gabe por "ser solo un policía", a diferencia de ellos que pertenecen al FBI y poseen un entrenamiento élite sobre todo en análisis de individuos y perfiles, por toda respuesta Gabe hace un rápido y acertado perfil de cada uno de ellos señalando sus habilidades, los defectos de personalidad y carencias emocionales desde donde estos se formaron a la vez que desestima el verdadero valor de lo que estos análisis realmente aportan a un agente. Esa noche Sara se muestra deprimida por la mala evaluación recibida, pero Lucas la anima.

Al día siguiente, por la mañana, encuentran lo que ellos suponen, es su primer ejercicio de investigación: en el baño, hay un gato muerto colgado del techo con un hilo delgado, con la piel desgarrada por una placa de policía, en cuya boca encuentran la pieza circular de un reloj de pulsera, que señala las 10:00 en punto. Posteriormente entran en acción: tras buscar un poco en los principales lugares donde podrían hallar algo de interés, hallan un cadáver femenino (en realidad un maniquí), grotescamente colgado del techo de una juguetería, con las muñecas y piernas desgarradas a causa de unos ganchos de metal que han usado para sujetarla. Mientras Sara se ocupa en examinar el cadáver, de pronto empieza a sonar una extraña canción de ritmo juguetón que descubren sale de un reloj radio de juguete, trabado en una hora en especial: esa misma hora, las 10:00 en punto; JD lo apaga y al hacerlo, desprende la cubierta de uno de los parlantes, que cae sobre el inicio de una larga fila de fichas puestas para hacer un efecto dominó, la que descubren, demasiado tarde, acciona un tanque de nitrógeno líquido en frente de JD, congelando sus piernas hasta que se le despedazan, de modo que cae de espaldas e igualmente su torso congelado se destroza sobre el piso, muriendo al instante.

Todos quedan en shock al ver a su líder muerto en el piso y tras recuperarse regresan al edificio donde están alojados. Mientras intentan comprender que es lo que sucede Gabe les muestra otro reloj dejado por el asesino marcando las 12:00. Deciden que lo mejor es usar una lancha de la isla para volver a tierra firme, sin embargo cuando intenta usarla una bomba vuela el muelle acabado con la única forma de escapar que tenían. La explosión arroja a Sara al agua donde se paraliza por el pánico y debe se rescatada por Lucas.

Los jóvenes regresan al edificio donde intentan organizarse mientras beben cafe y esperan que sean las doce, pronto comienzan a sospechar de los demás y apuntarse con sus armas, Lucas descubre que Gabe escondía planos de la isla y las intalaciones por lo que lo señala como el culpable pero nadie llega a hacer alguna cosa ya que en ese momento se desmayan. Tras despertar a las cinco de la tarde coinciden en que el café estaba alterado, lo que señalaría a Rafe como el asesino ya que fue quien lo preparó, pero al intentar despertarlo descubren que ha sido decapitado y su sangre usada para escribir números en las paredes, junto a esto encuentran dos relojes que marcan las 06:00.

Todos acusan a Gabe de ser el Titiritero ya que es quien menos conocen, pero el lo niega. Cuando lo esposan a una de las camas el admite que fue enviado a espiar a Harris debido a que sus métodos llegan a extremos ilegales y brutales en sus pruebas, pero no lo escuchan, quedando Vince a cargo de vigilarlo. Cuando el resto analiza detenidamente los números Bobby se da cuenta que la secuencia que se repite es la velocidad de la luz y Sara interpreta esto como un mensaje para usar luz UV y asi descubre que en sus chaquetas han sido pintadas letras con polvo UV.

En ese momento las tuberías de agua se rompen y uno de los tubos duales de luz explota electrificando el suelo de la sección donde Vince y Gabe están. Antes que el agua los toque ambos intentan escapar pero se descubren atrapados; Gabe desea que Vince le entregue su pistola para poder escapar y aunque este se muestra renuente inicialmente ya que detesta separarse de su pistola o depender de otros acaba accediendo. Disparando a las paredes Gabe improvisa agarraderas donde sujetarse y trepando corta la electricidad. Cuando los otros llegan Vince les dice que Gabe le salvo la vida; Lucas pide a Bobby que cierre el agua, pero este no puede evitar revisar la instalación activando una trampa que lanza dos flechas hacia el pecho de Bobby dejándolo muerto en el piso. Gabe comprende que los dos relojes no señalaban dos víctimas, sino dos trampas.

Poco después encuentran un nuevo reloj marcando las 08:00 Al analizar las chaquetas descubren que forman la palabra Croatoan, en referencia a la desaparición de la Colonia de Roanoke, como una forma de señalarles desaparecerán en esa isla. Mientras buscan evidencias de quien es el asesino encuentran rastros de sangre en las uñas de Rafe, los cuales comparan con la sangre de todos los presentes, los análisis demuestran que la muestra pertenece a Sara lo que divide al grupo; Gabe y Vince desean aprehenderla y obligarla a confesar, Nicole exige dejen que la asesine en venganza por JD y Lucas señala que es un montaje ya que no hay lógica enq ue ella sea el asesino. Vince explica que descubrió que la fobia de Sara por el agua se origina en el secuestro violacion y muerte por ahogamiento de su hermana, conjeturando que en ella hay resentimiento contra el FBI por jamas haber atrapado al culpable. Finalmente acaba esposada a una silla mientras Gabe la interroga sobre que sucederá a las ocho. Nicole se muestra poco cooperativa desde la muerte de JD y está alterada por el síndrome de abstinencia que le provoca haber dejado de fumar y por que Sara no es asesinada así que abandona el edificio.

Sara concluye que el asesino los ha estudiado y perfilado, al punto que ha predecido desde un inicio sus movimientos y reacciones, preparando de antemano todas las trampas para que cada uno de ellos caiga en una específica. Así es como en la primera trampa solo murió JD ya que siempre iba delante por ser el líder. Rafe, quien era adicto al café, fue usado como chivo expiatorio para dormir a todos y que el asesino tuviera tiempo de poner el resto de trampas en la isla, decapitarlo, escribir con su sangre las paredes y con polvo UV en sus chaquetas mientras ellos dormían. La inundación era solo un señuelo para que Bobby, quien era amante de la mecánica, muriera revisando el cableado; por ello la víctima de la siguiente trampa no podía ser otra que Nicole, ya que el asesino debería haber previsto que se separaría de ellos.

A las ocho de la noche todas las maquinas expendedoras de la isla se activan y dispensan una cajetilla de cigarrillos. Cuando Nicole encuentra uno de los paquetes no puede evitar fumar un cigarrillo pero al instante comienza a sentir dolores y escupir sangre; Lucas y Gabe salen a buscarla y ven como su cuerpo se corroe mientras cae a un estanque donde su cuerpo aún continúa deshaciéndose. De regreso al edificio concluyen que los cigarrillos estaban impregnados con algún tipo de ácido.

Sorpresivamente oyen la voz de Harris por los altavoces jactándose de ser un maestro que no puede ser igualado. Vince se niega a ir a perseguirlo por lo que Gabe esposa su silla a una mesa y que no pueda escapar. Al llegar a su escondite descubren que Harris y todo su equipo había muerto a manos del asesino la noche que ellos llegaron y lo que oían era la grabación de como fue torturado hasta la muerte por el Titiritero mientras se negaba quebrase frente a él. Harris estaba colgado del techo de forma similar al maniquí de la juguetería y por algún mecanismo comienza ha "bailar" como si alguien moviese sus hilos.

Lucas acusa a Gabe de ser el asesino mientras este lo acusa a él y ambos se enzarzan en un tiroteo donde Lucas es acribillado intentando proteger a Sara, quien apenas logra escapar de Gabe y volver al edificio. Paralelamente, Vince ha abandonado su silla y arrastrándose busca en el cadáver de Rafe municiones con que recargar su arma y después un lugar donde esconderse. Cuando el elevador llega al piso donde se encontraba, Vince logra ver al asesino e intenta dispararle, pero el arma le explota en el rostro matándolo.

Ya de vuelta en el edificio Sara descubre el cuerpo de Vince y comprende que la munición de rafe había alterada confiando en el apego de Vince por su arma. Gabe la descubre e intenta atraparla, por lo que ambos forcejean hasta que él la domina. En ese moemnto llega Lucas que no había muerto debido a que usaba chaleco antibalas y se trenza en una pelea a mano con Gabe hasta que Sara lo acaba golpeándolo con un extintor.

Sara explica a Lucas que tras la muerte de Bobby decidió seguir el ejemplo del asesino y explotar sus defectos para desenmascararlo, por ello en secreto cubrió el reloj del salón principal con polvo UV y lo atrasó quince minutos, aprovechando la obsesión con el tiempo y la exactitud del culpable sabía que no podría evitar querer ponerlo a la hora; así cuando el asesino arreglara el reloj se impregnaría y sus manos brillarían al contacto de la luz ultravioleta. Al revisar las manos de Gabe descubre que no tienen polvo, pero las de Lucas brillan.

Lucas se revela como el Titiritero, explicándole a Sara sus motivos: deseos de asesinar. Lucas se jacta como desde pequeño destacó tanto por su increíble intelecto como por su veta sanguinaria, convenciéndose de ser superior cuando en su infancia tras asesinar a su propia familia nadie sospechó de él a pesar que muchos elementos lo señalaban y tras muchos asesinatos ya no sentía la sensación del placer, por lo que había entrado al FBI en busca de presas que fueran un reto, ahora tras haberlos estudiado a fondo y asesinado, ante sus ojos lo convierte en un cazador que mata cazadores.

Tras inmovilizar a Sara la lleva al estanque y trata de ahogarla pero ella lo golpea y lo lanza al agua. Sara encuentra el cadáver de Nicole y con su arma le dispara a Lucas mientras este hace lo mismo, sin embargo la resistencia del agua impide que las balas impacten. Ambos se esconden bajo el agua para no ser acribillados dejando el cañon de su arma asomado sobre la superficie, conscientes que el primero que se quede sin aliento será quien muera al emerger por aire. Aunque Lucas confía que Sara sucumbirá por culpa de su trauma, él demuestra menos resistencia y ella logra herirlo en el cuello mientras se asoma a respirar.

Ambos salen del agua y Lucas asegura que ella está en problemas ya que la sangre plantada en el cuerpo de Rafe era de ella, las huellas en el extintor que mató a Gave y la bala en su cuello también, por lo que está condenada a ser acusada ya que no hay testigos que corroboren que ella es inocente y él el asesino. Sorpresivamente aparece Gabe quien no murió por el golpe y le lanza un reloj a Lucas diciéndole que su tiempo se acabó. Lucas intenta agarrar su arma, pero Sara le dispara en la cabeza.

En la escena final se ve a Gabe y a Sara haciéndole señas al helicóptero que viene a buscarlos. Gabe le pregunta Sara "¿cuando es que la situación está bajo control, agente?" Sara le responde: "en el viaje de regreso", "en el viaje de regreso".

Personajes[editar]

Muertes[editar]

(Nota: las muertes son en orden cronológico)

  • Harris: muere apuñalado por el asesino (fuera de cámara).
  • JD: una trampa estratégica lo rocía con nitrógeno líquido, congelándolo por completo.
  • Rafe: mientras todos se desmayan es degollado y su sangre drenada.
  • Bobby: tres flechas son lanzadas a su pecho gracias a una trampa en las tuberías de agua.
  • Nicole: muere al fumar un cigarrillo impregnado con ácido.
  • Vince: muere al disparar su arma que estaba trucada y el tiro salió por la culata, autodisparandose en la cabeza.
  • Lucas: muere cuando Sara le dispara dos veces: una en el cuello y otra en la cabeza.