Miguel Etchecolatz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Miguel Osvaldo Etchecolatz (n. 1929) es un ex policía argentino y represor que fue la mano derecha del exgeneral Ramón Camps, Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires durante la última dictadura cívico-militar. Fue el responsable directo del operativo contra un grupo de adolescentes conocido como la Noche de los Lápices; inicialmente condenado a 23 años de prisión como responsable de haber ejecutado 91 tormentos, la Corte Suprema de Justicia anuló la sentencia por aplicación de la Ley Obediencia Debida. Debió cumplir una condena de siete años por la supresión de identidad de un hijo de desaparecidos. En 2006, luego de la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final fue enjuiciado nuevamente y condenado a reclusión perpetua por genocidio.

Actuación durante la dictadura[editar]

Etchecolatz fue Director de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires entre marzo de 1976 y fines de 1977.

Tuvo a su cargo los 21 campos clandestinos de detención que funcionaron en la provincia que concentraron la mayor parte de los detenidos-desaparecidos de Argentina. Fue el responsable de la "Noche de los Lápices".

En 1997, fue enfrentado con el dirigente socialista y sindical Alfredo Bravo, a quien había torturado, en el programa televisivo Hora Clave conducido por Mariano Grondona.[1]

Juicios[editar]

Juzgado tras la restauración de la democracia, en 1986 Etchecolatz fue sentenciado a 23 años de cárcel como responsable de haber ejecutado 91 tormentos pero la Corte Suprema de Justicia anuló la sentencia por aplicación de la Ley de Obediencia Debida.

Debido a que el delito de supresión de identidad (robo de bebés), no estaba contemplado por esas leyes, se lo juzgó y condenó a siete años de prisión en la causa Sanz, como responsable por la apropiación y supresión de identidad de la hija de una pareja de desaparecidos. Por su estado de salud, se le aplicó el beneficio del arresto domiciliario, lo que provocó el rechazo de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, que exigió que cumpliese prisión efectiva. En junio de 2006 se le revocó el privilegio, al constatarse que poseía un arma de fuego en su domicilio.[2]

Después de la derogación en 2003, de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, Etchecolatz fue el primer funcionario de la dictadura en ser llevado a juicio. La causa por la que se lo enjuició estuvo paralizada durante años. Allí se lo acusó de la muerte de Diana Teruggi, en un operativo realizado en 1976 en el cual el Grupo de Tareas de Etchecolatz bombardeó durante horas la casa de la víctima, donde funcionaba una imprenta del grupo armado Montoneros, arrasándola por completo y matando a los ocupantes con una bomba de fósforo, además de la privación ilegal de libertad, torturas y homicidio de Patricia Dell'Orto, Ambrosio de Marco, Nora Formiga, Elena Arce y Margarita Delgado, y secuestros y tortura a Jorge Julio López y Nilda Eloy, que sobrevivieron.[2]

El 19 de septiembre de 2006 fue hallado culpable de los cargos mencionados, y condenado a prisión perpetua a cumplir en la cárcel de Marcos Paz.[3] La sentencia del Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata declaró por primera vez en la historia argentina que fueron "delitos de lesa humanidad cometidos en el marco de un genocidio".[4]

Desaparición de Jorge Julio López[editar]

Stencil reclamando al gobierno nacional la aparición con vida de Jorge Julio López. La letra K hace referencia al Presidente Néstor Kirchner.

Después de que Etchecolatz fuera condenado a reclusión perpetua en 2006, el testigo del caso, Jorge Julio López, desapareció, lo que hizo que las organizaciones de derechos humanos se movilizaran en repudio de un eventual secuestro.

Hasta mayo de 2014 los gobiernos nacional y provincial no habían obtenido éxito en sus pesquisas.

Un pedido de diputados en 2007 solicitando la formación de una “comisión bicameral especial destinada a mantener informado al Congreso de la Nación sobre el desarrollo de las investigaciones relacionadas con el secuestro y la desaparición de Jorge Julio López y el secuestro y posterior aparición con vida del señor Luis Ángel Gerez, sin que ello importe el desplazamiento de los respectivos órganos naturales a cargo de la investigación” no fue tratado. Otro proyecto solicitando informe al Poder Ejecutivo respecto de los mismos casos fue rechazado por 118 votos en contra y 47 a favor. Todos los diputados del oficialista Frente para la Victoria y del Peronismo Federal votaron por la negativa.[5]

Circuito Camps[editar]

Desde fines de 2011, se desarrolla un juicio colectivo contra varios represores entre quienes está Etchecolatz. Es llevado adelante por el Tribunal Oral Federal 1, presidido por Carlos Rozanski, quien condenara a Etchecolatz a perpetua en 2006.

En 2014 está siendo juzgado por el secuestro y tortura de detenidos alojados en el centro clandestino La Cacha.[6]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]