Melopsittacus undulatus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Periquito común
Wellensittich maennchen wildfarben.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Psittaciformes
Superfamilia: Psittacoidea
Familia: Psittaculidae
Subfamilia: Loriinae
Tribu: Melopsittacini
Género: Melopsittacus
Gould, 1840
Especie: M. undulatus
(Shaw, 1805)
Distribución
Distribución natural del periquito común
Distribución natural del periquito común

El periquito común,[2] periquito australiano, cotorra australiana o cata australiana (Melopsittacus undulatus) es una especie de ave psitaciforme de la familia Psittaculidae. Es el único miembro del género Melopsittacus.[3] Es endémico de Australia, aunque ha sido introducido en otras regiones del mundo por ser muy común su uso como mascota. Es el ave de jaula más popular del mundo, y como animal de compañía solo es superado en número por los perros y los gatos.[4]

Descripción[editar]

Macho (cera azul).
Macho (cera azul).
Hembra (en época reproductiva cera parda).
Hembra (en época reproductiva cera parda).
Un periquito hembra en Alice Springs (Australia), en la que se aprecia el característico diseño listado que le da su nombre científico undulatus (ondulado).

El periquito mide una media de 18 cm de la cabeza a la punta de la cola, y pesa alrededor de 35 g. La variedad silvestre tiene las partes inferiores de color verde claro liso, con la cabeza amarilla con un característico listado negro en su parte posterior, al igual que el resto de las partes superiores del cuerpo y alas, aunque con fondo verde amarillento. En cambio su garganta y frente son de color amarillo liso, con una pequeña mancha morada en la mejilla y tres motas negras enmarcando cada lateral de base de la garganta. Su cola es de color cobalto con manchas amarillas en el centro de las plumas laterales. Las plumas de vuelo de las alas son negras y verdosas, y sus coberteras negras con bordes amarillos, y tienen manchas amarillas en el centro que solo se ven cuando despliegan las alas. Posee el pico muy curvado hacia abajo de color gris verdoso, y patas grises azuladas zigodáctilas,[5] con dos dedos hacia delante y dos hacia atrás, que les facilita trepar por los árboles y alimentarse de semillas.

Los periquitos silvestres en su hábitat natural de Australia son notablemente más pequeños que los que se encuentran en cautividad. Además los criadores de esta especie han conseguido multitud de colores y capas de periquitos (ej: azul, gris, gris-azul, pios, violeta, blanco, amarillo, amarillo-azul) aunque la mayoría de los que se encuentran en las tiendas de mascotas son azules, verdes y amarillos. Como en la mayoría de especies de loros el plumaje del periquito es fluorescente bajo la luz ultravioleta. Este fenómeno posiblemente está relacionado con el cortejo y la selección de pareja.[6] Como muchas aves los periquitos tienen visión tetracromática, aunque para que funcionen las cuatro clases de conos simultáneamente se necesita la presencia de todo el espectro de la luz solar.[7] El espectro ultravioleta hace brillar sus plumas lo que ayuda a atraer a las parejas. Las motas de su garganta reflejan la luz ultravioleta y podrían usarse para distinguir individualmente a cada periquito.[6]

Los juveniles tienen la cera rosada y la frente ligeramente listada.

Determinación de sexos y edades[editar]

El sexo y la edad de los periquitos se diferencia por el color de su cera. Los machos adultos la tienen azul.

Para diferenciar si un periquito es macho o hembra la claves es la cera (parte superior del pico alrededor de las narinas). Los machos adultos la tienen completamente azul. Algunas hembras adultas la tienen de color variable dependiendo de su estado de celo: de blanco a color crema fuera de la época de reproducción, y marrón cuando está en celo, mientras que otras siempre la tienen blanca o blanquecina. Los inmaduros de ambos sexos la tienen rosada, generalmente rosa violáceo en los machos jóvenes. Al mes de vida las crías salen del nido con la cera rosa. Durante las semanas siguientes, a las hembras se les va volviendo blanco y a los machos azul (excepto en algunas variedades, como los albinos, lutinos o píos recesivos, cuyos machos la mantienen de rosada o morada toda su vida.[5] [8] En los ejemplares jóvenes se puede determinar el sexo así a los 3 meses de nacidos sin margen de error.

La edad también se determina mediante las líneas en la frente, los jóvenes la tienen cubierta de líneas y los adultos la tienen lisa y despejada. Los jóvenes además presentan un plumaje de tonos menos intensos. También se diferencia un periquito joven porque tiene el ojo completamente negro, y a medida que crece se va aclarando el iris quedando un aro blanco alrededor de la pupila negra (excepto en la variedad pia recesiva que no desarrolla este color de iris).

Canto[editar]

Los periquitos no son muy audaces en lo que se refiere a la imitación de sonidos, a diferencia de sus primos los loros. Sin embargo, suelen emitir algunos cantos cortos para comunicarse (lo que pudo dar origen a su cría), y expresan sus sentimientos con movimientos y sonidos. Los machos, caracterizados por la parte superior del pico color azul oscuro, suelen ser más activos en el canto que las hembras. Si se les enseña con calma y habilidad, es posible que lleguen a repetir muchas palabras sencillas y algunas melodías cortas.

Taxonomía[editar]

 
 

Loris


 

Periquito común



 

Loritos de higuera (géneros Cyclopsitta y Psittaculirostris)


Relaciones filogenéticas cercanas del periquito común.[9] [10] [11] [12]

El periquito común pertenece a la familia Psittaculidae,[13] la rama afroasiática y oceánica de la superfamilia de los loros típicos (Psittacoidea), como único miembro del género Melopsittacus.[3] Anteriormente se creía que estaba cercanamente emparentado con los pericos de los géneros Neophema y Pezoporus por el patrón listado de su plumaje.[14] Sin embargo, los estudios filogénéticos más recientes basados en el análisis de secuencias de ADN lo sitúan muy próximo a los loris (tribu Loriini) y a los loritos de higuera (tribu Cyclopsittini).[9] [10] [11] [12]

En el pasado se describieron dos subespecies del periquito común, el periquito del norte y el del oeste, basándose en pequeñas variaciones del color y tamaño. Actualmente la mayoría de los ornitólogos cuestionan esta diferenciación, ya que las diferencias son muy pequeñas, y las áreas de distribución de las dos supuestas subespecies solapan de forma que hay zonas donde vuelan en las mismas bandadas y se aparean entre sí. Por ello en la actualidad no se reconocen subespecies diferenciadas.[15] [3]

Ecología y distribución[editar]

Las mascotas escapadas o liberadas se asilvestran con facilidad en las regiones cálidas y secas. Pareja silvestre en Sudáfrica.

Los periquitos comunes son originarios de Australia, y ocupan la totalidad del interior del continente australiano. Es un ave nómada que ocupa gran variedad de hábitat abiertos en Australia como las zonas de matorral, herbazales, sabanas, y arboledas despejadas. Generalmente se encuentra en pequeñas bandadas, pero puede formar grandes bandadas cuando las condiciones son favorables. Se desplaza de forma nómada en busca de comida y agua.[5] Las sequías pueden conducir a las zonas costeras o más arboladas. Se alimentan de semillas de la hierba, especialmente de las del género Triodia, y a veces hacen incursiones en los cultivos de cereales.[5] [16] La vida en bandadas les facilita la existencia porque les ayuda a defenderse de los los depredadores.

Se han naturalizado en el sur de Norteamérica, registrándose poblaciones asilvestradas de periquito común en las regiones de San Petersburgo (Florida) desde los años 1940, aunque en la actualidad son menos abundantes que al principio de la década de 1980. Se cree que competencia con los estorninos pintos y los gorriones es la principal causa del declive de estas poblaciones.[17]

Son monógamos y rara vez cambian de pareja a no ser que uno de los dos no muera. Los nidos se encuentran normalmente en un hueco en el tronco del árbol. Ponen entre 4 y 7 huevos, los cuales son incubados durante 18-20 días, y el joven polluelo empluma (adquisición de su primer abrigo de plumas) aproximadamente 30 días después de la incubación.

Avicultura[editar]

En cautividad se han conseguido mediante cría selectiva ejemplares de color y tamaño diferente a la variedad natural (derecha).

Los periquitos australianos son fáciles de domesticar, y pueden ser adiestrados para dejarse tocar y jugar con la gente, lo que los convierte en las aves más extensamente difundida como mascota del mundo. Son casi tan inteligentes como muchos loros grandes, y prosperan con el estímulo de juguetes e interacción social con la gente y congéneres. Picotear es una actividad muy agradable, sobre todo para el periquito hembra. Un poco de material para picar siempre debe estar a mano, como una rama con la corteza o las piedras de calcio (hueso de sepia o jibia), que ayudan a guardar sus picos filosos y siempre sanos.

En cautiverio, viven un promedio de 4-6 años, pero pueden vivir hasta 14. La duración de su vida varía según el tipo del periquito australiano (los periquitos ingleses no viven tanto como sus primos en Australia y América, debido a los años de endogamia para cambiar su tamaño y rasgos físicos) y la salud de cada ave individualmente (ejercicio y dieta). Las enfermedades que pueden aparecer en cautividad son afecciones catarrales, diarreas, excoriaciones y alteraciones de la piel de las patas (debido a una limpieza poco rigurosa). También se pueden presentar tumoraciones y verrugas en las zonas cercanas al pico en ejemplares ya viejos o criados en un ambiente de excesiva suciedad.

La alimentación del periquito común se basa en el mijo y el alpiste, aunque debe complementarse con otras semillas o verduras (como la lechuga, espinaca, pimiento, zanahoria, mazorca de maíz...). Las frutas también son un buen complemento dietético para estos pájaros. De vez en cuando se les puede proporcionar un poco de pan o galleta, aunque siempre con precaución de no darles algo muy dulce. En las tiendas de animales se pueden encontrar bizcochos, barritas de semillas enriquecidas con vitaminas y otros suplementos especiales para estas aves. Como golosina natural se suele utilizar el panizo. El aguacate, el chocolate y el perejil son tóxicos mortales para los periquitos australianos. El periquito más joven, si se le ha ido acostumbrando desde pequeño, aprende a toma más variedad de comida más fácilmente que uno más viejo que ha estado comiendo solo un tipo de semillas o alimento.

Historia[editar]

El periquito común se menciona por primera vez en el libro Naturalists Miscellany, cuyo autor es George Shaw, director del Museo Británico de las ciencias naturales, en el año 1781. En el año 1840, el científico John Gould logró llevar los primeros periquitos vivos a Inglaterra.

Debido a su belleza pronto se empezaron a capturar miles de periquitos para comercializarlos pero el transporte de meses y el desconocimiento de su alimentación provocaba una mortalidad del 98%. Pronto se descubrió que comían mijo y alpiste, igual que los canarios. Lo que no se sabía es que criaban en cajas de nido, sólo se les ofrecía nidos abiertos, hasta que por casualidad en 1855 la condesa de Schwerin en Berlín (Alemania) logró criarlos dentro de una nuez de coco. A partir de ahí se empezaron a criar grandes cantidades de periquitos.

La primera mutación fue la amarilla, y apareció en el año 1872 en Bélgica. En el año 1878, apareció la mutación azul. Ambas mutaciones alcanzaron precios desorbitados: Una pareja de periquitos azules podía costar más que un buen caballo de carrera. Hasta que la cría sistemática de estos colores se llevó a cabo y aparecieron nuevas mutaciones que han proporcionado a la especie una gran variedad.

Joven periquito hembra (cera blanca) con su primer cambio de plumas y con colores similares a los encontrados en la naturaleza.

Variedades[editar]

Los criadores han trabajado durante décadas para producir una amplia variedad de colores y mutaciones: factores de verde y azul, grises, violetas, perlados, alas claras, entre otras. Actualmente se conocen más de 25 variedades o mutaciones, incluidas algunas que modifican la pluma como los moñudos y celestiales japoneses.

Existe una variedad considerada como enfermedad, la cual se denomina "plumero". En esta variedad se producen alteraciones orgánicas que hacen que las plumas no paren de crecer, lo que conlleva a problemas de salud e influye significativamente en la expectativa de vida del ave.

Existe una variedad de periquitos australianos modernos denominada "perico inglés", los cuales son más grandes que sus hermanos salvajes, con plumas principales más largas, dándoles una apariencia notablemente de mayor talla. Actualmente son conocidos también como australianos de exposición, y a pesar de haber un diferenciamiento para su cría, se trata del mismo periquito Melopsittacus undulatus. En los más notables cambios, los ojos y el pico quedan bastante ocultos dentro de las plumas en una vista de frente. Estas variaciones afectan la mecánica de vuelo y dificultan algunas tareas básicas como la reproducción, lo que disminuye su calidad de la vida. Tales aves son también más propensas a mutaciones genéticas debido a la endogamia que les dio origen.

Cría[editar]

La reproducción en cautividad es relativamente fácil, se induce a la cría colocando un nido que puede ser una caja de madera en el que la hembra pueda estar completamente a oscuras. La hembra deposita de cuatro a nueve huevos, y la incubación dura dieciocho días. Pueden criar durante todo el año; es importante tener unas condiciones aptas para la cría ya que al tener poco espacio para esta o un nido muy alto las crías pueden caer y morir.

Tanto si se desea su cría o como si no, lo mejor para el equilibrio psicológico de un ave social inteligente como esta es tenerlo en parejas, para que pueda desarrollar la interacción social que necesita. Tener sólo un macho podría causar trastornos sexuales (como tentativas en el acoplamiento con espejos), mientras que tener dos hembras puede causar la animosidad entre ellas.

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2012). «Melopsittacus undulatus». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014. Consultado el 12 de julio de 2012.
  2. Bernis,F.; De Juana, E.; Del Hoyo, J.; Fernández-Cruz, M.; Ferrer, X.; Sáez-Royuela, R. y Sargatal, J. (1998). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Cuarta parte: Pterocliformes, Columbiformes, Psittaciformes y Cuculiformes)». Ardeola 45 (1):  pp. 87-96. http://www.seo.org/wp-content/uploads/tmp/docs/vol_45_4_cuarto1.pdf. 
  3. a b c GILL, F.; DONSKER, D. (Eds.) (2014). Parrots. IOC World Bird List (v.4.2).
  4. Perrins, Christopher, ed. (2003). «Parrots, Lories, and Cockatoos». The New Encyclopedia of Birds (1 edición). Oxford: Oxford University Press. ISBN 9780198525066. 
  5. a b c d Forshaw, Joseph Michael; William T. Cooper (1973 & 1981). Parrots of the World (1ª y 2ª edición). ISBN 0-87666-959-3. 
  6. a b S M Pearn, A T Bennett, and I C Cuthill (2001). «Ultraviolet vision, fluorescence and mate choice in a parrot, the budgerigar Melopsittacus undulatus». Proceedings. Biological sciences / the Royal Society 268 (1482):  pp. 2273–9. doi:10.1098/rspb.2001.1813. PMID 11674876. 
  7. Color Vision of the Budgerigar (Melopsittacus undulatus): Hue Matches, Tetrachromacy, and Intensity Discrimination.
    Timothy H. Goldsmith and Byron K. Butler in Journal of Comparative Physiology A, Vol. 191, No. 10, pages 933–951; October 2005.
  8. «Birds Online — How to tell the sex of a budgie». Consultado el 25 de abril de 2006.
  9. a b «A Multilocus Molecular Phylogeny of the Parrots (Psittaciformes): Support for a Gondwanan Origin during the Cretaceous». Molecular Biology and Evolution 25 (10):  pp. 2141–2156. 2008. doi:10.1093/molbev/msn160. PMID 18653733. 
  10. a b «Evolution of craniofacial novelty in parrots through developmental modularity and heterochrony». Evolution & Development 9 (6):  pp. 590–601. 2007. doi:10.1111/j.1525-142X.2007.00199.x. PMID 17976055. http://www3.interscience.wiley.com/journal/118546207/abstract. 
  11. a b «The evolution of the spindlin gene in birds: Sequence analysis of an intron of the spindlin W and Z gene reveals four major divisions of the Psittaciformes». Molecular Phylogenetics and Evolution 36 (3):  pp. 706–721. 2005. doi:10.1016/j.ympev.2005.03.013. PMID 16099384. 
  12. a b «The evolutionary diversification of parrots supports a taxon pulse model with multiple trans-oceanic dispersal events and local radiations». Molecular Phylogenetics and Evolution 54 (3):  pp. 984–94. 2009. doi:10.1016/j.ympev.2009.08.021. PMID 19699808. 
  13. Leo Joseph, Alicia Toon, Erin E. Schirtzinger, Timothy F. Wright, Richard Schodde. 2012. A revised nomenclature and classification for family-group taxa of parrots (Psittaciformes) ISSN 1175-5326 Zootaxa 3205: 26–40.
  14. Forshaw, p. 273
  15. Sistema Integrado de Información Taxonómica. «Melopsittacus (TSN 177596)» (en inglés).
  16. «The Wild Budgerigar» (article). Consultado el 25 April 2006.
  17. Pranty 2001

Bibliografía[editar]

  • Pranty, B. 2001. The Budgerigar in Florida: Rise and fall of an exotic psittacid. North American Birds 55: 389-397.
  • Forshaw, Joseph M. & Cooper, William T. (1978): Parrots of the World (2nd ed). Landsdowne Editions, Melbourne Australia ISBN 0-7018-0690-7
  • Collar, N. J. (1997). Budgerigar (Melopsittacus undulatus). Pg. 384 in: del Hoyo, J., Elliott, A. & Sargatal, J. eds. (1997).
    Handbook of the Birds of the World. Vol. 4. Sandgrouse to Cuckoos. Lynx Edicions, Barcelona. ISBN 84-87334-22-9

Enlaces externos[editar]