Ley de identidad de género (Argentina)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ley de identidad género de Argentina que lleva el número 26.743,[1] permite a toda persona (transgenero, transexual) la rectificación registral del género y el cambio de nombre de pila, cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida de acuerdo a la viviencia interna e individual. Además ordena que todos los tratamientos médicos de adecuación a la expresión de género sean incluidos en el Plan Médico Obligatorio, lo que garantiza una cobertura de las prácticas en todo el sistema de salud, tanto público como privado. Sancionada el 9 de mayo de 2012[2] es la única ley de identidad de género del mundo que, conforme las tendencias en la materia, no patologiza la condición trans.[3]

El derecho a la identidad en Argentina[editar]

El antecedente más remoto respecto de la cuestión de la identidad de género en Argentina se remonta al año 1966, en el cual un médico que había practicado una operación de reasignación de sexo en una paciente trans femenina, recibió una condena en suspenso de 3 años por el delito de lesiones gravísimas del Art. 91 del Código Penal de la Nación.[4] En 1989 el Juez Calatayud de la sala F de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal, en discidencia con la mayoría triunfante, reconoce por primera vez la identidad de género de una mujer transexual que había solicitado su cambio de nombre y sexo registral.[5] En 1997 surge un caso que trascendió en los medios masivos de comunicación. Se trataba de una mujer transexual, Mariela Muñóz quien había criado una gran cantidad de niños como sus hijos[6] y había sido denunciada por una de las madres por la apropiación de sus hijos menores.[7]

Evolución histórica[editar]

Desde 2007 la FALGBT y ATTTA impulsaron propuestas legislativas que garanticen a travestis, transexuales y transgéneros el derecho a la identidad y el derecho a la atención integral de la salud.[8] [9] [10] [11] El 8 de noviembre de 2011 las comisiones de Legislación General y de Justicia del Congreso de la Nación aprobaron el despacho de la ley para su posterior tratamiento en el recinto.[12] El 1 de diciembre de 2011 la Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 167 votos a favor, 17 en contra y 7 abstenciones el proyecto de ley de identidad de género.[13] Finalmente y por 55 votos a favor y una abstención el Senado de la Nación Argentina aprobó la Ley de identidad de género argentina, una de las leyes más avanzadas del mundo en cuanto a libertades y derechos para el colectivo LGBT.[14] La ley fue promulgada por el decreto N° 773/2012 del Poder Ejecutivo Nacional el 24 de mayo de 2012[15] y lleva el número 26.743.[16]

Amparos por la identidad[editar]

Con casi idéntica estrategia con que la FALGTB logró la aprobación de la llamada "ley de matrimonio igualitario" se han impulsado ante los Tribunales en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires varios juicios de amparo con la finalidad de que se ordene la modificación registral de sexo y nombre a las personas trans.[17] El primero de esos fallos le correspondió a la actriz y vedette transexual Florencia de la V,[18] quien recibió su DNI con su nueva identidad de manos del Jefe de Gabinete de Ministros Aníbal Fernández y del Ministro del Interior Florencio Randazzo en la Casa de Gobierno.

Referencias[editar]

Véase también[editar]