La playa (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Para otros usos de este término, véase Playa (desambiguación).

La playa es una película de 2000, dirigida por Danny Boyle y protagonizada por Leonardo Di Caprio.

Argumento[editar]

Richard (Leonardo DiCaprio), es un joven americano en Tailandia. Ha llegado al sudeste de Asia con la intención de experimentar algo radicalmente diferente de su vida. Él se entera de una isla que se supone que es el paraíso, pero es comúnmente considerada mítica. En esta isla se supone que hay una secreta comunidad de viajeros que han dejado atrás su vida anterior. Richard inicialmente rechaza la existencia de la isla, pero más tarde se reúne un hombre llamado Pato Lucas (Robert Carlyle), que le dice a Richard que es un antiguo habitante y le da un mapa de la isla y poco después Lucas se suicida.

Richard se reúne con la hermosa Françoise (Virginie Ledoyen) y su guapo novio, Étienne (Guillaume Canet), y los convence para acompañarle a la isla. Viajan a gran distancia de Bangkok, a las costas de la isla de Phuket. Se hacen amigos de un par de surfistas de América. Les comentan las reglas de la isla: Él no admite ante ellos que sabe dónde está la isla, pero al día siguiente les hace una copia de la ruta que les desliza bajo su puerta. Para ir a la isla, Richard, Étienne y Françoise tienen que pasar por varias islas.

Cuando Richard, Françoise, y Étienne llegan a la isla, pasan a través de una enorme plantación de marihuana, vigilado por hombres armados con AK-47, rifles de asalto. Ellos logran escapar de dichos vigilantes y encuentran la comunidad de viajeros. Son vistos por Keaty y son interrogados por la dirigente de la isla, Sal (Tilda Swinton) en relación con sus conocimientos de la isla. Inicialmente, la comunidad está enojada y hostil hacia el trío, pero cuando Richard les informa de que ha sido enviado por Lucas, ceden poco a poco y los tres son admitidos en la playa y en su relajado estilo de vida estructurado entre el trabajo y el juego.

Una noche, Richard y Françoise están caminando por la playa, y ella le dice que lamenta no poder pasar tanto tiempo con él, como le gustaría. Nadan para ver un enjambre de plancton bioluminiscente. Françoise y Richard, tienen relaciones sexuales en el agua. Deciden no decirle a nadie nada acerca de su romance, pero pronto todo el mundo en la isla se entera, incluyendo Étienne. A pesar de que la noticia le devastó, dice que no se interpondrá en su camino si Françoise es feliz con Richard. La isla y su comunidad parecen estar a la altura de su reputación. Richard asiste a sesiones de natación llevadas a cabo en el océano para capturar peces con un arpón, y es atacado por un joven tiburón, pero mata al tiburón a puñaladas con un cuchillo lo que le hace ganar mucho admiración.

A partir de aquí los eventos toman un mal sesgo. Richard es elegido para acompañar Sal al continente a adquirir suministros. Una vez allí Sal oye a los dos surfistas hablando con Richard acerca de la copia de la ruta, y se enfrenta a Richard. Él admite que le dijo a los surfistas sobre sus planes para ir a la isla pero niega que hiciera una copia del mapa. A cambio de su silencio y el retorno de Richard a la isla, Sal le propone participar en un encuentro sexual. Cuando regresan a la isla, todo vuelve a la normalidad, hasta que dos suecos que viven en la comunidad son atacados por un tiburón, uno de los cuales muere y el otro queda gravemente herido, mientras que un tercero sale ileso del ataque. Las únicas opciones de Christo son ir al continente para obtener ayuda médica o de quedarse en la isla sin asistencia pues Sal se niega a permitir que un médico venga a la isla. Christo opta por quedarse, pues no quiere volver a acercarse al agua. Christo empeora y la comunidad no aguanta sus quejas y decide abandonarlo en la selva para morir. A todos ellos les parece bien esta decisión, a excepción de Étienne, que se queda con él.

Más tarde, Sal observa que los amigos de Richard se encuentran en la vecina isla. Sal está furiosa, y encomienda a Richard la tarea de espiarlos hasta que pueda obtener el mapa o destruirlo. Françoise aparece furiosa y le dice que Sal le ha dicho todo el mundo acerca de ella y Richard y su encuentro sexual. Richard no puede hacer frente a su tarea y se retira hacia el bosque. Allí tiene una locura temporal en la que cree estar con Lucas. Él construye trampas letales en un intento de mantenerlos a raya, a veces alucina que es un personaje en un videojuego. Mientras tanto, los surfistas llegan a la isla y son descubiertos y asesinados por los agricultores de la marihuana. Richard vuelve a la comunidad para convencer a Étienne y Françoise a salir de la isla, en la creencia de que sus vidas están ahora en peligro. Étienne se niega, no quiere abandonar a Christo, cuya pierna se ha gangrenado. Richard lo termina asfixiando cuando los otros dos salen de la tienda.

Los agricultores visitan a Sal, recordándole que tienen un acuerdo: los viajeros pueden continuar a vivir en la isla, siempre y cuando siga siendo un secreto. El jefe agricultor le da a Sal una pistola con sólo una carga, con el que tiene que matar a Richard. Sal dispara pero el arma estaba vacía. Cuando el resto de la comunidad ve lo que Sal está dispuesta a hacer por seguir en su isla la abandonan. Sal se quede sola. La película termina con Richard regresando a su antiguo estilo de vida. En un cyber revisa su e-mail y recibe una imagen adjunta de Françoise. Es una fotografía de toda la comunidad de la playa sacada por Françoise, con todos saltando y riendo. Richard ve una animación sobre la imagen: "universo paralelo. Con amor, Françoise ".

Reparto[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]