Parque nacional Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «La Marquesa»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla
Categoría UICN II (Parque nacional)
Zona de montaña del parque
Zona de montaña del parque
Situación
País Flag of Mexico.svg México
División Coat of arms of Mexican Federal District.svg México, D. F.
Mexico stateflags Estado de Mexico.png México
Datos generales
Administración Secretaría de Medio Ambiente
Grado de protección Parque Nacional
Fecha de creación 1936
Superficie 4 790 ha

El Parque Nacional Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla conocido popularmente como La Marquesa se encuentra en la Delegación Cuajimalpa de Morelos en el Distrito Federal y los municipios de Ocoyoacac , Huixquilucan y Lerma en el estado de México, establecido por Decreto Presidencial el 9 de septiembre de 1936, con una extensión de 1,760 hectáreas, 1,602 de ellas en el estado de México. Administrado bajo PROBOSQUE y el SINAP (Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas). Este parque sirve como refugió y lugar de esparcimiento de fin de semana de los habitantes de las ciudades de Toluca y la de México[1]

Historia[editar]

650 d. C.- Primeros pobladores otomíes y se asentaron en Tlalcozpan (sobre la tierra amarilla) y reciben la influencia cultural de los teotihuacanos. Alrededor del 650 la zona circundante fue habitada por grupos otomíes , siendo su centro de población principal Tlalcozpan el cual es deshabitado alrededor del 1350. Hacia el año 1450 los Tepanecas se refugian en la zona y en la cercana Cuajimalpa luego de su derrota frente a las fuerzas unidas de Texcoco y México-Tenochtitlan, pero en 1476 bajo el Huey Tlatoani mexica Axayácatl en base a la Triple Alianza inicia la conquista de la zona, tomando los pueblos matlatzingas y los otomíes como Atlapulco, Xalatlaco, Tepexoyuca y Ocoyoacac, la zona queda como vasalla de Tlacopan (Tacuba).

Durante la conquista grupos otomíes se unen a los españoles y como aliados de los hispanos asedian y toman México-Tenochtitlan. Luego el cacique de Ocoyoacac alienta a Hernán Cortés para conquistar el Valle del Matlatzinga, en la cual intervienen como aliados y por lo cual es nombrado gobernador de la zona el cacique de Chimaltécatl de Ocoyoacac .

Pasada la conquista la zona es otorgada a Hernán Cortés como parte del Marquesado del Valle de Oaxaca hasta que desaparece el Marquesado con la independencia de México. Mientras en 1532 en los llanos de Salazar, Cortés otorga a Juana de Zúñiga la dispensa para fundar una hacienda a la que se nombra de dos maneras en los textos antiguos, La Marquesa o Las Cruces, por la importancia del camino entre la ciudad de México y Toluca se manda abrir el camino real hacia 1573, el cual es el primer camino de peaje del país, y cuya caseta en el valle de México se encontraba en el Contadero de Cuajimalpa y en el Valle de Toluca en el pueblo de Lerma. Este mismo camino fue reparado entre 1793 y 1795 por el ingeniero militar Manuel Agustín Mascaró, el escultor Manuel Tolsá y Sarrión diseña para estas obras el obelisco del monte de Las Cruces que serviría para marcar el límite entre la las demarcaciones de Coyoacán y Lerma.

El 30 de octubre de 1810 en los llanos La Marquesa y frente a una fábrica de aguardiente se llevó a cabo la Batalla del Monte de las Cruces entre las huestes insurgentes del sacerdote Miguel Hidalgo y las fuerzas novohispanas del general Torcuato Trujillo de las cuales salen victoriosos los insurgentes y avanza el grueso hasta el pueblo de San Pedro Cuajimalpa donde duran casi un mes para luego retirarse sin tomar la ciudad de México.

En base a la Constitución Española de 1812 se realizan las primeras elecciones municipales en Ocoyoacac el año de 1820. Pero solo hasta el año de 1826 es erigido el primer cuerpo municipal constitucional de Ocoyoacac bajo las leyes de los Estados Unidos Mexicanos.

Es hacia la década de 1850 que se instala una fábrica de vidrio en La Marquesa la cual funcionó por muchos años, fue la primera fábrica de vidrio soplado de la América Latina que le llegó a producir envases de vidrio a la cervecería de Toluca y a la refresquera Sidral Mundet, por lo que también inauguró la instalación de plantas industriales en la zona y en especial el corredor México-Toluca.

Es hacia 1852 que el Círculo Patriótico de Ocoyoacac logra los fondos para construir el obelisco conmemorativo de la Batalla del Monte de las Cruces en base al diseño de Manuel Tolsá, aunque ese año en junio 15 y luego 23 son detenidos y ejecutados los generales federales Santos Degollado y Leandro Valle respectivamente en los llanos de La Marquesa y en Las Cruces.

Durante la revolución el movimiento zapatista fue el más activo en la zona por lo que los hubo destacamentos y cuarteles en los pueblos de Los Chirinos, Río Hondito, Atlapulco, La Marquesa y Las Cruces. De estas las acciones más fuertes fueron las de 26 de noviembre de 1915 donde los generales zapatistas Lucio Blanco y Miguel Martínez Carmona incendiaron y desaparecieron la hacienda de La Marquesa. Además de los ataques a las guarniciones constitucionalistas ubicadas en los pueblos de San Pedro Cuajimalpa y San Pablo Chimalpa donde aún queda el recuerdo de las atrocidades realizadas a la población por parte de los zapatistas.

Es hasta el año de 1936 que el presidente Lázaro Cárdenas emite el decreto por el cual La Marquesa es declarado parque nacional iniciando las obras de construcción del Zarco, el 30 de octubre de 1979 el entonces presidente José López Portillo develó las esculturas ecuestres monumentales de La Marquesa, mientras el 15 de septiembre de 1982 el presidente municipal y el cuerpo del ayuntamiento de Ocoyoacac develaron una placa en celebración del 450.° aniversario de la fundación de La Marquesa.

En 1995 por los conflictos limítrofes entre la zona habitada del parque y el pueblo de San Jerónimo Acazulco, el gobierno federal emite una serie de disposiciones para regularizar la tenencia de la tierra en el pueblo de La Marquesa y San Jerónimo Acazulco, cuyas medidas aún continúan sin aplicarse del todo. En un tenor similar en 1998 por el crecimiento de la mancha urbana tanto del lado de la ciudad de México como de Toluca que empieza a ejercer presión para la urbanización de los parques nacionales del Desierto de los Leones y La Marquesa, se crea el programa “Estrategia Horizonte Central” que contempla abarcar un área mayor a la de los parques nacionales, como son las áreas de Los llanos de Salazar, el Portezuelo y Río Hondito en el estado de México y la Reserva Forestal de la Venta en el Distrito Federal, cuyo primer triunfo fue frustrar el plan urbanizador denominado “Inmobiliaria Reforma La Marquesa” ; Ese mismo año inicia el conflicto entre comuneros de Acazulco contra los de Atlapulco por la posesión de 1,100 hectáreas al pertenecer a la desaparecida hacienda de La Marquesa son reclamadas por ambos grupos como parte de sus propiedades comunales.[2]

Atractivo turístico[editar]

Al encontrarse en la sierra que divide los valles de México y Toluca y compartir frontera con el Parque Nacional Desierto de los Leones, cuenta con varios atractivos naturales como es un bosque de coníferas de gran altura, por lo cual crecen gran cantidad de plantas todo el año, con una gran presencia de fauna natural aunque recelosa ante la presencia humana, por lo que solo se le pueden ver en los parajes más lejanos del parque, como son los cerros cercanos a San Miguel donde hace frontera con el Desierto de los Leones.

En este paraje se encuentra la Estación Piscícola "El Zarco", cuyo edificio data de la época colonial y formó parte de la hacienda de La Marquesa, el cual sirve como escuela para la educación de jóvenes y público interesado en la cria de peses, en la cual ha tenido éxito, en especial en la cría de trucha la cual es criada en la estación para luego ser vendida a varios restaurantes locales donde se les coloca en estanques para que los comensales pasen un rato pescando su comida en compañía de sus hijos. Como actividades paralelas están las de restaurantes especializados en antojitos mexicanos, truchas a la plancha o a la parrilla, sopas de hongo, medula, etc. En algunos lugares con venta de pulque y especialidades como gusano de maguey. Adicionalmente están las actividades de monta a caballo con paseos por el parque, renta de cuatrimotos para el recorrido en circuitos cerrados, bicicleta de montaña, montañismo básico, actividades de campismo durante el día o la noche.[3] [4]

Aspectos físicos[editar]

Ubicación[editar]

Se ubica sobre la carretera libre (No. 15) y la autopista de cuota (No. 55) México – Toluca en el kilómetro 56, estas carreteras lo atraviesan y hacen fácil su acceso desde cualquier ciudad, por lo mismo es constantemente el flujo de transporte público por las vialidades, siendo la línea Flecha Roja la más habitual, aunque existen dos rutas urbanas que la atraviesan, la 76 que sale de la estación del Metro Chapultepec y la 4 que sale de la estación del Metro Tacubaya. En el pueblo además existe una base de taxis del estado de México.[4]

Orografía[editar]

El parque se extiende por un área de 1,760 hectáreas y se extiende por el Valle del Silencio, Valle de las Monjas, Valle de la Amistad, Valle del Conejo y Valle de Salazar. Sus mayores cimas son Las Peñas Barrón, el Tepehuisco, Tres Peñas, Las Palmas y Peña Torcida, que son muy usadas para prácticas de alpinismo y rappel. Ubicada al poniente de la Sierra del Monte de las Cruces presenta varios parajes, miradores y tupidos bosques, desde los cuales en días despejados y con poca contaminación sobre las ciudades de México y Toluca se puede apreciar ambos valles.[4]

Hidrografía[editar]

Está cruzado por varios riachuelos los cuales nacen en peñas, a las cuales se puede llegar y disfrutar de aguas claras y muy frías, hacia el norte del parque se presentan algunos de los nacimientos de agua que inician a dar forma a la cuenca del Lerma, la cual dota de agua en forma natural al Lago de Chapala en el estado de Jalisco y de forma artificial por el Sistema Cutzamala a la ciudad de México.[4]

Clima[editar]

El parque se encuentra a unos 2,800 m.s.n.m. en sus partes más bajas y unos 3,000 m.s.n.m. en sus cimas más elevadas, su clima es semifrío-subhumedo por lo que es común que se presenten nevadas los meses de diciembre, enero y febrero. Con lluvias en verano y temperaturas extremas de 25 °C a -2 °C, durante todo el año y una media de 12 °C.[4]

Flora y fauna[editar]

Fauna[editar]

En la zona se pueden encontrar venados de cola blanca, armadillos, conejos, águilas, serpientes de cascabel, gato montés, etc. Por otro lado en las zonas limítrofes entre los dos parques se puede encontrar una manada de toros la cual deambula libremente.

Flora[editar]

Está cubierto de bosques de La vegetación del lugar está constituida por bosques de coníferas y pastizales de alta montaña, oyameles, cedros y encinos sobre otros.[4]

Problemática ecológica[editar]

Como zona ubicada entre dos de las zonas urbanas más prosperas del país, reciente las intensiones de urbanización por parte de lugareños e inversionistas foráneos, los cuales presionan para logar ubicar zonas residenciales en las inmediaciones con el gancho de ser una zona de baja contaminación atmosférica, fuentes de agua y servicios como transporte y cercanía acentos de trabajo importantes, como el Paseo Tollocan y Santa Fe, aunque olvidando que al urbanizarse se requiere echar los desperdicios en algún lugar, tal como el alcantarillado y la basura.

En cuanto a la contaminación ambiental está el problema de la ciudad de Toluca, la cual se halla en el mismo valle y emite su contaminación a la zona. La introducción de animales domésticos como la manada de toros, reduce sino que elimina el habita de especies mayores como el venado y de menores como el armadillo cuyas madrigueras son destruidas por el peso de los vacunos, la entrada de perros de los ranchos que se están formando en los montes, la extracción de lajas y la tala de árboles son otro problema ya que deja pocas áreas libre para el crecimiento del alimento natural sin mencionar la contaminación que atrae. En la zona de llanos la deforestación es palpable por el uso del suelo en actividades como pistas para carreras de motos o el simple paso de vehículos, sin mencionar la proliferación de restaurantes y cabañas para vivir o rentar, que los comuneros hacen.[5] [6]

Referencias[editar]

  1. * Fernando Vargas Márquez. (2000). Áreas naturales protegidas de México con decretos federales (1899 – 2000).. México: SEMARNAP, PNUD, RDS.. pp. 340 a 341. 968-817-376-2. 
  2. http://www.estadodemexico.com.mx/portal/ocoyoacac/index.php?id=3
  3. http://www.turiguide.com/htmlpages/esp/desierto-leones.html "PARQUES NACIONALES DESIERTO DE LOS LEONES Y LA MARQUESA" artículo de la web de turiguide.com. Consultado el 2 de octubre de 2008.
  4. a b c d e f http://www.cdtravel.net/turismo/avent/marque.htm
  5. http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_prodigios/la-marquesa/marquesa.htm
  6. http://www.uaemex.mx/plin/psus/rev6/e03.html

Enlaces externos[editar]