La última batalla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La última batalla
de C. S. Lewis
Género Novela
Subgénero Fantasía
Aventuras
Edición original en inglés
Título original The Last Battle
Ilustrador Pauline Baynes
Cubierta Cliff Nielsen
Editorial The Bodley Head
País Bandera del Reino Unido Reino Unido
Fecha de publicación 1956
Páginas 184
ISBN 978-0-00-671682-2
OCLC 752428300
Edición traducida al español
Traductor Gemma Gallart
Editorial Editorial Andrés Bello
Ediciones Destino
Páginas 260
Las Crónicas de Narnia (orden de publicación)
El sobrino del mago La última batalla
Las Crónicas de Narnia (orden cronológico)
La silla de plata La última batalla
[editar datos en Wikidata ]

La última batalla (título original en inglés: The Last Battle) es una novela publicado por C. S. Lewis en 1956, ganadora de la Medalla Carnegie (Carnegie Medal). Es la crónica del fin del mundo de Narnia. Jill, Eustace, Edmund, Lucy, Peter, Polly y Dígory regresan a Narnia para salvarla de los invasores y también de un falso Aslan.

Historia[editar]

Comienza durante el reinado del último rey de Narnia, el Rey Tirian, Pentanieto del rey Rilian, y por ende, descendiene del rey Caspian X. Narnia ha experimentado un largo período de paz y prosperidad iniciado durante el reinado del rey Caspian X. El libro comienza con un Centauro de nombre Perspicaz, que viene a advertir al rey Tirian del mal extraño y las cosas que están sucediendo a su tierra, ya que las estrellas auguran ominosos acontecimientos.

Un mono llamado Shift (Triquiñuela/Truco) ha convencido a su amigo, el asno Puzzle (Cándido) de vestirlo con la piel de un león, para pretender ser el Gran León Aslan. Cándido, aunque reacio, es engañado por Truco al asegurarle que estarán actuando bajo órdenes del mismo Aslan para cambiar el régimen que gobierna Narnia. De esta manera ellos convencieron a los narnianos (tanto animales parlantes, como los demás seres) de que el verdadero Aslan ha regresado, y se encuentra muy disgustado con ellos. Por lo tanto, el gran león los someterá a trabajar para los calormenos. Una vez que los narnianos se han convencido de que Aslan ha regresado, Truco ordena a los narnianos a trabajar para los calormenos, y les envía a cortar los árboles sagrados (los que tienen espíritu de dríades, etc..) para obtener madera y vendérsela a los calormenos, todo dictado en el mismísimo nombre del León. El dinero recaudado serviría para ofrendarlo a Aslan, y así hacer una nueva especie de comercio en Narnia que, según el mono, sería más inteligente y democrática que la que regía allí.

El rey Tirian y su amigo, el Jewel (Perla/Alhaja), a la primera también creyeron los rumores del regreso de Aslan, pero tras los abominables hechos, no tardan tanto en darse cuenta de la mentira cuando escuchan decir que Tash (el dios de los calormenes) y Aslan son el mismo ser, al que el mono y sus secuaces bautizan como "Tashlan". Cuando Tirian acusa al mono de mentir, el jefe de los Calormenes, Rishda, ordena golpear al rey y atarlo a un árbol. Tirian, en la desesperación, ora pidiendo ayuda a Aslan, y recibe una visión de Digory Kirke, Polly Plummer, Peter Pevensie, Susan Pevensie, Edmund Pevensie, Eustace Scrubb, Lucy Pevensie, Jill Pole ,aunque no sabe quiénes son. La gente en la sala también puede verlos, y aunque Tirian no puede hablar con ellos, ellos (los Pevensie y demás) suponen que Tirian es un mensajero de Narnia. Unos minutos más tarde, en el tiempo de Narnia, Eustace y Jill llegan allá. Sueltan al rey y luego van en rescate de su unicornio Alhaja. Una banda de enanos también son rescatados, pero debido a que su fe en Aslan se ha roto, se niegan a ayudar alegando que "los enanos son para los enanos". Sólo un enano, Poggin, es fiel a Tirian, Narnia y Aslan, y se une a ellos. Tirian y su pequeño ejército de leales narnianos se preparan para una batalla (la última batalla de Narnia) con los calormenos.

A medida que la batalla progresa, muchos animales y humanos son asesinados, y muchos de los enanos atacan a ambos bandos (a narnianos y calormenos). Mientras tanto, Eustaquio, Jill, todos los supervivientes enanos, y Tirian, son arrojados al establo, donde el grandísimo Aslan se mantiene. Estando allí, encuentran que dentro del establo está el verdadero dios Tash. Tirian arrastra a Rishda Tarkaan, el líder de los calormenes, al establo. Todo comienza verdaderamente cuando el gato Jengibre (o Pelirrojo) y el líder de los calormenes, Rishda, deciden conspirar contra el mismo creador del engaño (el mono "Truco"), ya que se suponía que él debía engañar a los narnianos diciéndoles que Aslan hablaría con cada uno de ellos personalmente dentro del establo, y que cuando entren al establo, un calormeno los esperaría allí para darles muerte. En vista de que los narnianos no quieren entrar al establo, el gato Jengibre se ofrece como voluntario; pero al entrar al establo se encuentra con algo peor que un burro disfrazado de león. Cuando el gato sale del establo, pierde la razón y se convierte en cualquier gato común. Esto asusta a todos los demás, tanto narnianos como calormenos. Algunos alegan que se ha invocado al verdadero dios Tash y al mismo tiempo suceden una gran variedad de cosas. Finalmente, cuando lanzan al rey Tirian al establo, resulta que se encuentra con Peter, Edmund, Eustace, Lucy, Jill, Polly, y Digory (Eustace y Jill habían sido arrojados antes que el rey al establo), y encontrándose con el mismísimo dios Tash dentro del establo, Peter le ordena irse de allí. El rey Tirian pregunta por la falta de uno de los personajes de las crónicas narnianas, y en respuesta, Peter y los demás le dicen que la reina Susan ya no es más bienvenida en Narnia, pues sólo está interesada en chicos y lápices labiales.

Entonces Aslan aparece, y luego se ve en la puerta del establo a todas las personas y los animales, incluidos los que anteriormente habían muerto. Ellos se reúnen fuera de la granja y son juzgados por Aslan. Aquellos que han sido leales a Aslan, son invitados a pasar por su derecha y cruzar la puerta del establo. Aquellos que han desertado o se opusieron a él, no pasan a través de la puerta, sino que se convierten en criaturas ordinarias y se desvanecen en la sombra para luego desaparecer. Luego Aslan invoca al Padre Tiempo (personaje que Jill y Eustace habían conocido en su viaje anterior a Narnia, cuando rescataron al príncipe Rilian de la Bruja Verde), y después le sugiere que ya es tiempo de comenzar a culminar. Los niños y todos los demás ven toda la vegetación ser comida por los dragones y lagartos gigantes, y el Padre Tiempo pide que desciendan todas las estrellas que ornamentan el cielo de Narnia, quedando el cielo totalmente oscuro. Luego el sol y la luna son destruidos, y al final Peter cierra la puerta. Por último, Aslan les lleva lejos, a su país.

Todos los que habían viajado a Narnia en anteriores libros (excepto Susan) están reunidos en el país de Aslan. Estaban los Pevensie, el profesor Kirke, la señora Plummer, Jill y Eustace, el ratón Reepicheep, los castores, el señor Tumnus, Caspian X, Rilian, los primeros reyes de la antigua Narnia, etc. Los Pevensie se preguntan porqué están en Narnia otra vez, cuando Aslan les había dicho que no regresarían a ella. A esta pregunta el profesor les expone la teoría de que el León quiso decirles que no volverían a la antigua Narnia, sino a la nueva Narnia, que es distinta y más real. Aslan, al final, les explica que todos ellos han muerto en la Tierra en un accidente ferroviario, incluso los padres de los Pevensie. Se puso de manifiesto que el país de Aslan es el ideal platónico de Narnia (o el real de Narnia), como un mundo dentro de otro mundo. Por eso, la Narnia que habían visitado era una mera sombra de reflexión.

Capítulos[editar]

  1. Junto a la poza del Caldero
  2. La impetuosidad del rey
  3. El mono en toda su gloria
  4. Lo que sucedió aquella noche
  5. Cómo le llegó ayuda al rey
  6. Una noche muy fructífera
  7. El asunto de los enanos
  8. La noticia que trajo el águila
  9. La gran reunión en la colina del establo
  10. ¿Quién entrará en el establo?
  11. Las cosas se precipitan
  12. A través de la puerta del establo
  13. Cómo los enanos rehusaron dejarse embaucar
  14. La noche cae sobre Narnia
  15. ¡Entrad sin miedo y subid más!
  16. Adiós al País de las Sombras

Influencia cristiana[editar]

El final del libro es una alegoría de la venida del Mesías al final de los tiempos (Aslan), y de un nuevo mundo (nueva Narnia, análogo a "los Cielos nuevos y la Tierra nueva" del Apocalipsis). También se tiene un "Juicio Final" con las estrellas cayendo, y los justos pasando a la diestra de Aslan hacia la nueva Narnia, y los inicuos a la siniestra, sumiéndose en la grande y terrible sombra que Aslan proyectaba. A esta nueva Narnia entran diversos personajes aparecidos en los libros anteriores (Digory, Polly, Cor, Caspian X, Eustace, Jill, entre otros...), incluyendo a la mayoría de los hermanos Pevensie (Peter, Edmund y Lucy).

Es interesante la figura que emplea el autor cuando describe a la nueva Narnia como un mundo mucho más "real", siendo el que habían conocido hasta entonces tan sólo como un reflejo en un espejo (pues el autor llama en general a todos los mundos como meros reflejos del verdadero, denominádolos "Tierras de sombras"). Al final, cuando todos los amigos de Narnia (los cuales para entonces ya estaban muertos) estaban viajando siempre "más arriba y más adentro", llegan a lo que parecía el corazón de ese mundo. Allí se les aparece Aslan, pero ya no como un león. Lo vieron como quien era en verdad: Jesucristo.


Véase también[editar]