Kepler-62e

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Comparacion de las dimensiones de Kepler-69c, Kepler-62e, Kepler-62f, y la Tierra.

Kepler- 62e es uno de los 5 exoplanetas que orbitan alrededor de la estrella Kepler-62, clasificada como una enana K2 y descubierta por el Telescopio Espacial Kepler. De ellos, es el que cuenta con un mayor índice de similitud con la Tierra, de 0.83.

Se encuentra a unos 1200 años luz de la Tierra, en la constelación de Lyra.[1] El descubrimiento de estos planetas se hizo utilizando el método de tránsito, en el que el efecto de atenuación que un planeta provoca a su paso por delante de su estrella es medido.

Características[editar]

Se calcula que Kepler-62e posee una masa superior a la Tierra de un 60% y realiza una orbita completa a su sol en 122,4 días, está clasificado como una “Super Tierra” pues es probable que tenga características muy parecidas a nuestro planeta pero con un tamaño mayor.

Dimitar Sasselov, profesor de Astronomia en la Universidad de Harvard afirmó que:

"Kepler-62e tiene probablemente un cielo muy nublado y es cálido y húmedo hasta las regiones polares."

Kepler-62 tiene una edad de unos siete mil millones de años, frente a los 4570 millones del Sol. Tanto Kepler-62e como Kepler-62f pueden ser planetas sólidos o mundos oceánicos.

Este planeta junto a Kepler-62f tienen especial interés por estar situados en la llamada zona habitable de su estrella. Su temperatura de equilibrio considerando una atmósfera similar a la terrestre debería ser muy próxima a la de la Tierra, permitiendo la existencia de agua líquida sobre su superficie. El investigador principal de Kepler, Bill Borucki, dijo que “son importantes para la búsqueda de vida”.

Su órbita podría ser lo suficientemente amplia como para evitar un anclaje por marea de Kepler-62e respecto a su estrella anfitriona. Sin embargo su mayor masa y, con ella, mayor atracción gravitatoria del planeta en comparación con la Tierra, podría traducirse en una atmósfera mucho más densa, que convirtiese a Kepler-62e en un supervenus.

Su IST de 0.83 es relativamente bajo considerando las características reales que podría presentar el planeta, debido a su masa y diámetro en comparación con la Tierra. En la práctica, otros cuerpos exoplanetarios con un índice de similitud parecido podrían ser mucho más inhóspitos para la vida, aunque también más propicios.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]