Katorga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Kátorga (ка́торга, del griego: katergon, galera, o del tártaro: katargá - morirse) era un sistema penal en la Rusia Imperial. Los prisioneros eran enviados a campos remotos en las vastas áreas deshabitadas de Siberia y sometidos a un régimen de trabajos forzados. Comenzó a aplicarse en el siglo XVII, y fue retomada por los bolcheviques después de la Revolución rusa, y finalmente el Gulag volvió a practicarla.

A diferencia de los campos de concentración, la "kátorga" pertenecía al sistema judicial de la Rusia Imperial, pero ambos comparten las mismas características principales: confinamiento, instalaciones muy simples (en lo que difieren de las prisiones) y trabajos forzados, usualmente trabajos pesados que requieren poca o muy poca habilidad.

Las kátorgas fueron establecidas en áreas casi despobladas de Siberia y el Lejano Oriente ruso en las que había pocas poblaciones y comida. Sin embargo, hubo unos pocos prisioneros que lograron escaparse. Desde esos tiempos, Siberia adquirió su temible connotación con el castigo, la cual fue reforzada más tarde por el sistema del Gulag soviético inspirado en los campos de kátorga.

Las ocupaciones más comunes en estos campos fueron trabajos de minería y construcción. Un ejemplo notable es el Camino de Amur (en ruso: Амурская колесная дорога), proclamado como un éxito en la organización de la labor penal.

Antón Chéjov, el famoso escritor y dramaturgo ruso, visitó las instalaciones de una kátorga en 1891, en la isla de Sajalín del Lejano Oriente de Rusia, y escribió acerca de las condiciones en ella en su libro Isla de Sajalín. En él criticaba el escaso criterio y la incompetencia de los oficiales a cargo, lo cual había originado un bajo nivel de vida para los presos, además de desperdicio de los fondos del gobierno y una pobre productividad. Alexander Solzhenitsyn, en su libro Archipiélago Gulag acerca de los campos de trabajos forzados de la era soviética, cita abundantemente a Chéjov para ilustrar el enorme deterioro de las condiciones de vida de los internos en la era soviética comparado con los de las kátorgas que existían en el tiempo de Chéjov.

Pedro Kropotkin, mientras fue ayudante de campo del gobernador de Transbaikalia, estuvo encargado de inspeccionar el estado de las prisiones del área, y después describió sus descubrimientos en el libro En prisiones rusas y francesas.

Los trabajos forzados han sido bastante comunes a lo largo de la historia en un gran número de países. Pueden encontrarse paralelismos entre la kátorga y las poblaciones de convictos de Australia, que tuvieron un papel importante en el desarrollo del país. Además del aspecto punitivo, los trabajos forzados tratan de aliviar parcialmente el costo que significa mantener prisioneros.

Kátorgas notables[editar]

Cautivos famosos en kátorgas[editar]

  • El escritor Fiódor Dostoievski, desde 1849 hasta 1854, por actividad revolucionaria contra el Zar Nicolás I. Dostoievski abandonó sus actividades de izquierda durante este periodo y se volvió profundamente conservador y extremadamente religioso. Dejó testimonio de esta experiencia en una de sus obras más famosas, "El Sepulcro de los vivos".
  • Pedro Kropotkin, prominente científico y anarquista ruso.
  • Lenin, el revolucionario ruso más famoso. Se dice que se escapó dos veces.