Aleksandr Radíshchev

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aleksandr Radíshchev
Radishchev color.jpg
Nombre de nacimiento Aleksandr Nikoláyevich Radíschev
Nacimiento 31 de agosto de 1749
Bandera de Rusia, Moscú
Defunción 24 de septiembre de 1802 (53 años)
Bandera de Rusia, San Petersburgo
Nacionalidad Bandera de Rusia
Ocupación poeta, escritor, jurista y economista
Obras notables Viaje de San Petersburgo a Moscú (1790)

Aleksandr Nikoláyevich Radíschev, en ruso original Алекса́ндр Никола́евич Ради́щев (Moscú, 31 de agosto de 1749 - San Petersburgo, 24 de septiembre de 1802), escritor, jurista, economista y poeta ruso de la Ilustración.

Nació en familia noble y acaudalada y recibió una excelente formación. Durante su infancia vivió en la finca de su padre en el pueblo de Nemtsovo (región de Moscú) y luego en Vérjnoye Ablyázovo (región de Penza). Dominó varias lenguas y a los 13 años fue nombrado paje de la emperatriz Catalina II de Rusia, recién ascendida al trono. De 1766 a 1771 cursó estudios en la Universidad de Leipzig en el grupo de jóvenes rusos enviado por Catalina para formarse como futuros juristas; pero, además de estudiar derecho, se interesó por la literatura y la filosofía, la medicina y las ciencias naturales; asimiló las ideas de la Ilustración francesa y leyó obras de Rousseau, Helvecio y Diderot. De vuelta a Rusia trabajó como jurista en la administración civil y en el ejército, lo que le abrió los ojos sobre la situación real del campesinado y el problema de los reclutas desertores. Siguió, además, muy de cerca la revuelta popular de Yemelián Pugachov (1773-1775). Posteriormente llegó a ocupar el puesto de Director General de Aduanas.

Es autor de la oda Libertad (1783), donde el poeta saluda la Independencia de los Estados Unidos de América y aprovecha para proclamar abiertamente sus ideas antimonárquicas, republicanas y liberales. Su obra más conocida es Viaje de San Petersburgo a Moscú (1790), una diatriba, impresa por el propio autor en su casa, contra el derecho de servidumbre que permite comprar y vender seres humanos como ganado, destrozando familias; contra las condicions de vida infrahumanas, contra los castigos corporales, contra la falta de los más elementales derechos humanos en el pueblo ruso y contra el absolutismo de una monarquía que no sólo permite este estado de cosas, sino que se fundamenta en él. El Viaje provocó la ira de la emperatriz y el 30 de junio de 1790 Radíschev fue arrestado y encerrado en la fortaleza de San Pedro y San Pablo, en San Petersburgo. El senado lo condenó a la pena de muerte, pero Catalina conmutó la pena por 10 años de reclusión en el penal de Ilimsk, en Siberia. A la muerte de la soberana en 1796, el nuevo zar Pablo I de Rusia indultó a Radíschev. Pero su manera de pensar no había cambiado en absoluto. En 1802, tras continuos roces con sus colegas en el seno de la Comisión Legisladora, y tras recibir veladas amenazas de un nuevo destierro, Radíschev decidió quitarse la vida, lo que hizo el 11 de septiembre a las 9 de la mañana. Ingirió veneno y, tras sufrir una gran agonía por no haber sabido calcular la dosis, murió por la noche.

Expuso sus ideas económicas en Carta sobre el comercio chino, Descripción de mis propiedades, Proyecto de nuevos aranceles generales etc. Quería fomentar el desarrollo de las manufacturas y aumentar el número de industrias, porque ello constituía, a su entender, una de las condiciones para acabar con la servidumbre. El Viaje de San Petersburgo a Moscú fue una auténtica campanada, una llamada a la conciencia social rusa a fines del siglo XVIII. Como jurista y librepensador, Radíschev mostró despiadadamente las lacras de la sociedad rusa desde ángulos muy variados: economía y derecho civil, religión y política, vida familiar y pública, educación, cultura, censura y libertad de expresión. El único fin de su libro según el autor era "quitar la venda de los ojos" a sus contemporáneos y hacerles ver a realidad. Como jurista Radíschev fue autor de varios tratados en los que igualmente se reflejaban sus ideas progresistas.

El Viaje se halla dividido en en 25 capítulos; el primero se titula "Partida" y los demás van tomando nombre de cada una de las estaciones entre San Petersburgo y Moscú. Cada una de ellas ofrece un cuadro sombrío de la existencia campesina: aquí es un señor que obliga a sus campesinos a trabajar seis días a la semana para él dejándoles el domingo para cultivar su pequeña parcela de donde deberán extraer su propio sustento. En otro, son los campesinos quienes roban al señor su terreno; más allá vemos mujeres y doncellas violadas; en otro nos presenta a un señor feudal que ha introducido ius primae noctis o derecho de pernada y lo ejerce brutalmente; un propietario vende a sus siervos, entre ellos su propia ama de leche, su amante, uno de sus hijos, etcétera... Los relatos de Radichev se basaban en acontecimientos de pública notoriedad. La emperatriz, al leerlo, pudo anotar al margen los nombres de los señores a quienes se referían los relatos. Se inspira en parte en el Viaje sentimental de Lawrence Sterne, pero evidentemente su propósito es otro: denunciar, con este aldabonazo, la situación del pueblo ruso.

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • María Sánchez Puig, Diccionario de autores rusos, Madrid: Ediciones del Orto, 1995, p. 210.