José Vicente Reinafé

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Vicente Reinafé
José Vicente Reinafé.jpg

Escudo de la Provincia de Córdoba.svg
Gobernador de Córdoba
5 de agosto de 1831-7 de agosto de 1835
Predecesor José Roque Funes
Sucesor Pedro Nolasco Rodríguez

Datos personales
Nacimiento 1792
Villa Tulumba, Bandera de España Virreinato del Río de la Plata
Fallecimiento 1837
Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina
Partido Federal
Profesión Militar
[editar datos en Wikidata ]

José Vicente Reinafé (Villa Tulumba en la actual provincia de Córdoba, Virreinato del Río de la Plata, 1792Buenos Aires, Argentina, 1837), militar argentino, caudillo federal que gobernó la provincia de Córdoba entre 1831 y 1835, y fue, con sus hermanos, responsable de la muerte de Facundo Quiroga, por cuya causa fue ejecutado por orden de Juan Manuel de Rosas.

Montoneras en la sierra[editar]

José Vicente Reynafé era hijo de un inmigrante irlandés que castellanizó su apellido «Queenfaith» —asimismo, era una forma anglicanizada de «Kenefick» o «Kennefeaky» de origen gaélico irlandés— en Reynafé, que más tarde por la evolución del idioma se escribiría Reinafé.[1]

A diferencia de sus hermanos Francisco, José Antonio y Guillermo, estudió en el Real Colegio de Monserrat en la capital de la provincia.

En 1821 fue nombrado juez del departamento Tulumba, y más tarde comandante militar de ese departamento. Era el más educado y el mayor de los hermanos, pero éstos formaban un clan en el cual Francisco y Guillermo eran los militares y José Vicente y José Antonio los políticos. Tuvieron buenas relaciones con el gobernador Juan Bautista Bustos, pero no se destacaron especialmente.

En 1829 la provincia fue invadida por el general José María Paz, que derrocó y derrotó a Bustos. Los hermanos Reinafé dirigieron algunas fuerzas montoneras en su contra y apoyaron el avance de Facundo Quiroga, pero huyeron cuando éste fue derrotado en la batalla de La Tablada huyeron. Guillermo y José Vicente fueron arrestados y enviados presos a Salta, desde donde escaparon a Santiago del Estero y de allí a Santa Fe, donde fueron protegidos por el gobernador Estanislao López.

Mientras Francisco y Guillermo hicieron varias campañas al norte de la provincia, para apoyar el ataque de los santafesinos a Córdoba, José Vicente se mantuvo junto a López, le permitió anudar vínculos con personajes de la provincia y le facilitó caballos.

Tras la prisión de Paz, entró a la capital de la provincia el último día de mayo de 1831, acompañando al coronel Pascual Echagüe. Dos días después renunció el gobernador Mariano Fragueiro y en su lugar fue electo José Roque Funes, que por orden de López nombró comandante de armas de la provincia a José Vicente Reinafé. Pero Funes renunció a principios de agosto, y en su lugar fue elegido José Vicente Reinafé.

Gobernador de Córdoba[editar]

El gobierno era ejercido por un equipo formado por los cuatro hermanos y el gobernador no hacía casi nada sin consultarlos.

No fue un mal gobernador. Su primer decreto revocó todas las medidas y leyes del gobierno de Paz, a quien consideraba un usurpador. Devolvió a Juan Manuel de Rosas el encargo de las relaciones exteriores y de guerra de la Confederación. Con la ayuda de López, organizó la defensa del noreste de la provincia contra los malones de los indios del Chaco. Creó la primera cátedra de derecho público en la Universidad Nacional de Córdoba y fundó varias escuelas en villas y pueblos del interior de la provincia. Se hizo popular por pagar puntualmente a los maestros de toda la provincia. Curiosamente, las medidas de gobierno más positivas fueron firmadas por su hermano José Antonio en los varios períodos en que suplantó al gobernador.

Pero tuvo serios problemas económicos, que lo hicieron impopular en varios círculos. Y tuvo un serio problema con el gobernador del obispado.

En esa época, el país estaba gobernado por las influencias de Rosas, López y Quiroga. Éste tenía varios problemas con López, y pensaba que tenía naturalmente derecho a dirigir el gobierno de Córdoba. Lo apoyaban los antiguos partidarios de Bustos, mientras Reinafé tuvo que aceptar en su gobierno a varios ex partidarios de Paz, entre ellos el diputado Santiago Derqui.

Los hijos de Bustos y el coronel Juan Pablo Bulnes dirigieron una revolución, pero ésta fue rápidamente sofocada. Una segunda revolución fue dirigida por el general José Ruiz Huidobro, amigo y seguidor de Quiroga, y Francisco Reinafé la derrotó cuando ya se dirigía a derrocar al gobernador. Los Reinafé decidieron que Quiroga era su enemigo personal.

Barranca Yaco[editar]

A fines de 1834, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Manuel Vicente Maza, envió a Quiroga a pacificar las provincias del norte, donde había estallado una guerra civil. Sintiéndose atacados, los hermanos decidieron defenderse. Junto a su hermano Francisco, el gobernador viajó a Santa Fe a entrevistarse con López, y aunque lo que hablaron nunca se supo, es muy improbable que hayan recibido orden de matar a Quiroga.

A su regreso, y tras una conferencia de los hermanos Reinafé, Guillermo ordenó al capitán Santos Pérez matar a Quiroga, orden que se cumplió en Barranca Yaco en febrero de 1835.

La noticia corrió rápidamente, y el gobernador le echó la culpa al caudillo santiagueño Juan Felipe Ibarra, pero los sobrevivientes de la masacre denunciaron que el autor era Pérez. Reinafé debió renunciar a su aspiración a ser reelecto e hizo elegir en su lugar a Pedro Nolasco Rodríguez, quien ordenó realizar un juicio, que declaró rápidamente inocentes a los hermanos Reinafé. Pero Rosas ordenó que comparecieran ante un tribunal nacional en Buenos Aires. Al no recibir respuesta alguna, cortó todas las comunicaciones y el comercio de Córdoba con el apoyo de Estanislao López, que buscaba despegarse de los acontecimientos de Barranca Yaco. Unas semanas más tarde, Rodríguez debió arrestarlos, y dos meses y medio después debió renunciar, forzado por la presión de Rosas y López.

Los Reinafé habían intentado vengarse de Quiroga y ayudar a López, pero lograron todo lo contrario: el santafesino perdió el control de Córdoba y de Entre Ríos, y con ello todo su prestigio fuera de su provincia.

Francisco Reinafé huyó al Uruguay. José Antonio intentó huir a Bolivia pero fue capturado. El ex gobernador y Guillermo, junto con Santos Pérez, fueron enviados presos a Buenos Aires, donde fueron sometidos a juicio por orden de Rosas.

El juicio duró dos años; fueron condenados a muerte y sus bienes confiscados. José Antonio murió en la cárcel, pero Pérez y los dos hermanos restantes sufrieron la sentencia a fines el 25 de octubre de 1837. El último hermano, Francisco, murió en 1840, luchando contra el hermano y sucesor de Estanislao López, Juan Pablo López, en el mismo combate en que también murió el antecesor de dos Estanislao, Mariano Vera.

Notas[editar]

  1. Según Balmaceda, Daniel; en "HISTORIAS INESPERADAS de la HISTORIA ARGENTINA. TRAGEDIAS, HISTORIAS y DELIRIOS DE NUESTRO PASADO" (p. s/d, Ed. Sudamenricana, 2011).

Bibliografía[editar]

  • Bischoff, Efraín, Historia de Córdoba, Ed. Plus Ultra, Bs. As., 1989. ISBN 950-21-0106-5
  • Zinny, Antonio, Historia de los gobernadores de las Provincias Argentinas, Ed, Hyspamérica, 1987. ISBN 950-614-685-3
  • Cárcano, Ramón J., El general Quiroga. Ed. Emecé, Bs. As., 1947.
  • Saldías, Adolfo, Historia de la Confederación Argentina, Ed. Hyspamérica, Bs. As., 1987.
  • Luna, Félix, Los caudillos, Ed. Peña Lillo, Bs. As., 1971.
  • Boully, Víctor, El interregno de los lomonegros. Memorial de la Patria, tomo VI, Ed. La Bastilla, Bs. As., 1984.
  • Carretero, Andrés M., La santa federación. Memorial de la Patria, tomo VIII, Ed. La Bastilla, Bs. As., 1984.
  • Barba, Enrique M., Correspondencia entre Rosas, Quiroga y López. Ed. Hyspamérica, Bs. As., 1986.
  • Carrera, Héctor J. I., Cuando Bustos mandaba en Córdoba, Revista Todo es Historia, nro. 21.
  • O'Donnell, Pacho, García Hamilton, Enrique y Pigna, Felipe, Historia confidencial, Ed. Booket, Bs. As., 2005. ISBN 987-580-008-2