John B. Magruder

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
John Bankhead Magruder
John B Magruder.jpg
John B. Magruder
May. Gen.
Años de servicio 1830–61 (EUA)
1861–65 (ECA)
Apodo Príncipe Juan
Lealtad Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos de América
Estados Confederados de América
Participó en Segunda Guerra Seminola
Intervención estadounidense en México
Guerra Civil Estadounidense

Nacimiento 01 de mayo de 1807
Port Royal, Virginia
Fallecimiento 19 de febrero de 1871 (63 años)
Houston, Texas
[editar datos en Wikidata ]

John Bankhead Magruder (1 de mayo de 1807 – 19 de febrero de 1871) fue un militar de carrera que sirvió en los ejércitos de tres países. Él era un oficial del Ejército de los Estados Unidos en la Intervención estadounidense en México, un general confederado durante la Guerra de Secesión, y un general de la posguerra en el Ejército Imperial Mexicano. Conocido como el "Príncipe Juan" para sus amigos del ejército, Magruder fue más conocido por sus acciones al retrasar las tropas federales durante la Campaña de la Península de 1862 a través de artimañas elaboradas que dieron al Maj. Gen. George B. McClellan la impresión de que los confederados tenían más fuerzas que en la realidad, y en defender exitosamente Galveston, Texas, contra el Ejército y la Armada de la Unión a principios de 1863.

Primeros años y carrera[editar]

Magruder nació en Port Royal, Virginia. Él primero asistió a la Universidad de Virginia, donde, como estudiante, tuvo la oportunidad de cenar con el ex Presidente Thomas Jefferson. Se graduó en la Academia Militar de los Estados Unidos en 1830, donde fue compañero de cuarto de William N. Pendleton. Le comisionaron un alférez en el regimiento de Infantería de los EE. UU.. Se le asignó más tarde a la 1º Artillería de EE. UU.

Magruder sirvió en la Segunda Guerra Seminola en Florida, y luego a las órdenes de Winfield Scott en el Ejército de Ocupación en México. Fue nombrado Mayor con honores por "conducta valiente y meritorio" en la Batalla de Cerro Gordo, y teniente coronel por su valentía en la toma el asalto de Chapultepec. Él ha estado en servicio fronterizo en California y en el Fuerte Leavenworth en el Territorio de Kansas.

El "Príncipe Juan" era alto y llamativamente bien parecido. Hablaba con un balbuceo, excepto cuando cantaba el tenor, lo que hacía con frecuencia. Su avocación era componer canciones y conciertos de ensayo y producciones de teatro amateur, algo para aliviar el tedio del servicio de la guarnición en tiempos de paz. Esta tendencia teatral sería muy útil en la Guerra Civil.

Guerra Civil[editar]

Al comienzo de la Guerra Civil, Magruder fue asignado a la artillería de las fuerzas de guarnición de Washington, D.C.. Sin embargo, renunció al Ejército de los EE.UU., cuando su natal Virginia se secesionó, con lo cual le comisionaron un coronel en el Ejército de los Estados Confederados. Fue ascendido rápidamente a [brigadier general]] (Junio de 1861) y mayor general (Octubre de 1861). Él mandó el pequeño Ejército de la Península defendiendo Richmond, contra la invasión del May. Gen. George B. McClellan a la Península de Virginia en la primera parte de la Campaña de la Península de la Unión en 1862. Este ejército independiente fue incorporado como división militar en el Ejército del Norte de Virginia el 12 de abril de 1862.[1]

Durante la Batalla de Yorktown, Magruder burló completamente a McClellan en cuanto a su fuerza al marchar ostensiblemente un pequeño número de tropas más allá de la misma posición varias veces, haciéndolo paracer una fuerza más grande. Él movió su artillería alrededor con frecuencia y abundantemente utilizó municiones cuando las tropas de la Unión fueron avistadas, dando la impresión de una gran fuerza defensiva y agresiva. Este subterfugio causó las semanas de retraso innecesarias del Ejército del Potomac de McClellan y trajo elogios a Magruder de su superior, el Gen. Joseph E. Johnston. Sin embargo, Magruder se desempeñó pobremente y sin agresividad en las siguientes Batallas de los Siete Días. Algunos culpan el consumo pesado por su comportamiento errático, otros señalan el estrés implacable de su defensa de McClellan en Yorktown. En la Batalla de Malvern Hill, el último de los siete días, los guías locales lo llevaron a él y a sus hombres por mal camino, causando un considerable retraso en su llegada a la línea de batalla. Las órdenes del nuevo comandante Robert E. Lee de atacar, expedidas al principio del día, pero sin tiempo marcados en ellas, se recibieron después de que Magruder finalmente entró en la posición correcta algunas horas más tarde. Estaban equivocados como actualmente emitidas, el error se agravó cuando las nuevas órdenes de Lee llegaron el cual basado en errores de inteligencia reafirmó el ataque. La ejecución de Magruder de esas órdenes como si fueran actuales y precisas resultó en un asalto descoordinada que sufrió pérdidas considerables y no avanzó. Lee más tarde, cuando él, personalmente, inspeccionó el campo, pensó que ningún jefe en la escena debería haber ido adelante con un ataque. Cuando le preguntó a Magruder "¿Por qué atacaron?" Magruder respondió: "En obediencia a sus órdenes repitidas dos veces."

Lee reorganizó su ejército después de los siete días, reemplazando a aquellos que pensó que eran comandantes ineficaces y Magruder pronto fue reasignado al mando del Distrito de Texas, Nuevo México, y Arizona.

El 1 de enero de 1863, las fuerzas de Magruder ganaron la Batalla de Galveston, recapturando la ciudad y puerto para la Confederación. El Primer Congreso Confederado publicó sus agradecimientos especiales:

... La conducta audaz, intrépida y valiente del mayor general J. Bankhead Magruder, el coronel Thomas Green, el mayor Leon Smith, y otros oficiales, y de los Texan Rangers y los soldados involucrados en el ataque, y la victoria lograda sobre las fuerzas terrestres y navales del enemigo en Galveston, el 1 de enero de 1863, eminentemente les da derecho a las gracias del Congreso y el país. ... Este logro brillante, lo que, bajo la providencia de Dios, en la captura del vapor de guerra Harriet Lane y la derrota y vuelo ignominioso de la flota enemiga del puerto, la reconquista de la ciudad y el levantamiento del bloqueo del puerto de Galveston, señaladamente pone en evidencia que la fuerza superior puede ser superada por la concepción hábil y coraje atrevido.

Desde agosto de 1864 hasta marzo de 1865, Magruder comandó al Departamento de Arkansas, pero luego volvió a comandar el Distrito de Texas, Nuevo México y Arizona en los últimos meses de la guerra hasta que toda la región del Trans-Mississippi fue entregada por el general Edmund Kirby Smith.

Carrera post-guerra[editar]

Después de la guerra, Magruder huyó a México y entró al servicio del Emperador Maximiliano I de México como mayor general en el Ejército Imperial Mexicano. Sin embargo, en mayo de 1867, las fuerzas del emperador habían sucumbido a un asedio y el emperador había sido ejecutado. Magruder regresó a los Estados Unidos y se estableció en Houston, Texas, donde murió en 1871. Es enterrado en el Cementerio Episcopal en Galveston, la escena de su más grande éxito militar.

Honores[editar]

Una serie de características geográficas han sido nombradas en honor de John Magruder:

Notas[editar]

  1. Eicher, p. 360.

Referencias[editar]

Léase más[editar]

  • Latimer, Jon. Deception in War. London: John Murray, 2001. ISBN 0-7195-5605-8.
  • Settles, Thomas M. John Bankhead Magruder: A Military Reappraisal. Baton Rouge: Louisiana State University Press, 2009. ISBN 978-0-8071-3391-0.