Robert E. Lee

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robert E. Lee
Robert Edward Lee.jpg
Retrato del general Robert E. Lee
Coronel (General en el Ejército confederado)
Años de servicio 1829-1865 (desde 1861 en el Ejército confederado)
Apodo As de Picas, Marble Man
Lealtad Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos de América
Confederate Rebel Flag.svg Estados Confederados de América
Servicio/rama Ejército de tierra
Participó en

Nacimiento 19 de enero de 1807
Stratford, Virginia, EEUU
Fallecimiento 12 de octubre de 1870 (63 años)
Lexington, Virginia, EEUU
Ocupación Rector de universidad
Firma Firma de Robert E. Lee

Robert Edward Lee, (Stratford, Virginia, 19 de enero de 1807-Lexington, 12 de octubre de 1870) fue un general norteamericano que encabezó los ejércitos de los Estados Confederados de América durante la Guerra de Secesión.

Primeros años[editar]

Lee nació el 19 de enero de 1807 en Stratford, condado de Westmoreland, en el estado de Virginia, siendo cuarto hijo del héroe de la Guerra de la Independencia de Estados Unidos Henry Lee («Lighthorse Harry») y Anne Hill (nacida Carter) Lee. Ingresó en la Academia Militar de West Point en 1825, donde se graduó en 1829 (segundo de 46) con el grado de alférez del Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Carrera militar[editar]

Sirve durante varios meses en Fort Pulaski en la Isla Cockspur, Georgia. En 1831, se le transfiere a Fort Monroe, en la península de Virginia, y desempeña un papel importante en la construcción final de Fort Monroe y su opuesto, Fort Calhoun. Fort Monroe está completamente rodeado por un foso. Fort Calhoun, posteriormente renombrado Fort Wool, es construido sobre una isla artificial en mitad del canal de navegación de Old Point Comfort en medio de los montes de Hampton Roads. Cuando se completa la construcción en 1834, se llama a Fort Monroe el "Gibraltar de la Bahía de Chesapeake".

Durante su permanencia en Fort Monroe, se casa con Mary Anna Custis Lee (1808–1873), pariente de Martha Washington, con quien tiene siete hijos: tres niños y cuatro niñas: George Washington Custis, William H. Fitzhugh, Robert Edward, Mary, Annie, Agnes, y Mildred.

Sirve como asistente de la oficina del jefe del Cuerpo de Ingenieros en Washington D.C. de 1834 a 1837, ayudando en el verano de 1835 a marcar la frontera estatal entre Ohio y Míchigan. En 1837, tiene su primer mando de importancia. Como teniente de ingenieros, supervisa las obras de ingeniería en el puerto de San Luis y en los ríos Misisipi y Misuri. Es ascendido por ello a capitán. En 1841, es transferido a Fort Hamilton en el puerto de Nueva York, donde se encarga de la construcción de fortificaciones. Durante ese tiempo es miembro del consejo de la parroquia episcopal de San Juan en Fort Hamilton.

Se distinguió durante la Guerra Estados Unidos - México (1846–1848). Fue uno de los ayudantes del general Winfield Scott desde Veracruz hasta la Ciudad de México, siendo el artífice de varias de las victorias estadounidenses, al encontrar rutas de ataque que el ejército mexicano no defendía por considerarlas impracticables.

Asciende a Comandante tras la Batalla de Cerro Gordo en abril de 1847. Participa en la Batalla de Contreras, la Batalla de Churubusco, y la Batalla de Chapultepec, donde resulta herido al enfrentarse a los cadetes del colegio militar. Al finalizar la guerra es ascendido a teniente coronel.

Se le destina tres años en Fort Carroll en el puerto de Baltimore, Maryland, tras de lo cual es nombrado superintendente de la Academia Militar de West Point en 1852. Durante sus tres años al mando mejorará los edificios y cursos, y dedicará mucho de su tiempo a estar con los cadetes. Su hijo George Washington Custis Lee entrará en West Point en ese período, graduándose en 1854 como el primero de su promoción.

En 1855, Lee es nombrado teniente coronel del Segundo de Caballería de Estados Unidos (bajo el mando del coronel Albert Sidney Johnston) y es enviado a la frontera de Texas, donde ayuda a proteger a los colonos de los ataques de los apaches y los comanches.

No fueron años felices para Lee, que tenía que permanecer lejos de su familia por largos espacios de tiempo, especialmente porque su mujer estaba cada vez más enferma. Lee volvía a casa en cuanto tenía ocasión.

Lee se encontraba en Washington cuando el abolicionista John Brown ataca el arsenal federal de Harpers Ferry, en octubre de 1859. Recibe orden del Secretario de guerra (equivalente a Ministro en EE.UU.) el 17 de octubre, informando de una sublevación de esclavos en Virginia, y se le pone al mando de los destacamentos de las milicias de Maryland y Virginia, soldados de Fort Monroe, y marines, para sofocar la sublevación y arrestar a sus líderes. El teniente J.E.B. Stuart, que se encontraba casualmente en Washington por negocios, recibe permiso para acompañar a Lee en su misión. Cuando Lee llega esa noche, la milicia de la zona había cercado a Brown y sus partidarios en la caseta del coche de bomberos en el arsenal con varios rehenes blancos tomados de las familias de esclavistas de la zona. Lee rodea la casa con tropas y envía a Stuart a entregar una demanda de rendición inmediata a primera hora del 18 de octubre. Cuando Brown la rechaza y pide paso franco fuera de la ciudad como condición para liberar a los rehenes, Stuart se lo señala a Lee y Lee envía los marines al asalto de la caseta. Unos tres minutos después el ataque ha finalizado, con dos marines caídos y cuatro de los partidarios de Brown muertos. El mismo Brown es gravemente herido y capturado.

Lee participa en el interrogatorio de Brown esa misma tarde, y entrega a Brown y sus partidarios al estado de Virginia el 19 de octubre. Vuelve a casa por corto tiempo, pues al poco se le ordena que vuelva al transbordador de Harper en noviembre, al mando de un destacamento de tropas federales para proteger el arsenal de futuros ataques. El 9 de diciembre, una semana después del ahorcamiento de Brown, Lee recibe orden de volver a casa. Testifica ante el Senado sobre el ataque y vuelve a su regimiento el 10 de febrero de 1860. Cuando Texas se separa de la Unión en 1861, Lee es llamado de vuelta a Washington D.C., a la espera de futuras órdenes.

Guerra civil[editar]

Al principio de 1861, cuando la guerra entre los estados del sur y del norte parecía inminente, el presidente Abraham Lincoln (a través del secretario de Guerra Simon Cameron) le ofreció el mando del ejército de la Unión, ofrecimiento que Lee declinó. El 20 de abril, tres días después de que el estado de Virginia declarara su secesión de la Unión, Lee presentó su renuncia en el Ejército estadounidense. El 23 de abril fue designado comandante general de las fuerzas terrestres y navales de Virginia. Durante años fue asesor militar del presidente de la Confederación Sureña, Jefferson Davis y se le concedió el mando del ejército de Virginia del Norte. En febrero de 1865 Lee fue nombrado comandante general de todos los ejércitos confederados. Dos meses más tarde la guerra finalizó con su rendición al general Ulysses S. Grant en Appomattox. Libró grandes batallas entre las cuales sobresalen las de Antietam, Chancellorsville, Fredericksburg, y Gettysburg.

Monumento fúnebre de Robert E. Lee en la Capilla Lee de Lexington, Virginia, esculpida por Edward Valentine.

Últimos años[editar]

Tras la guerra, solicitó inútilmente la amnistía oficial. Aceptó la presidencia del Washington College (ahora Universidad Washington y Lee en Lexington, Virginia) en 1865, un oscuro colegio que ofrecía clases de negocios, periodismo, y español. Lee le da un giro e impone un simple concepto del honor — "Sólo hay una regla, y es que todo estudiante es un caballero" — que todavía permanece hoy en la Washington and Lee y otra serie de colegios. Orienta el colegio para atraer estudiantes masculinos del Norte, y también del Sur, y en poco llega a ser una destacada institución. Como casi todos los colegios en los Estados Unidos por entonces y durante el siguiente siglo, en el colegio habrá segregación racial. Tras John Chavis, que había sido admitido en 1795, la Universidad no volverá a admitir un estudiante negro hasta 1966.

En la tarde del 28 de septiembre de 1870 Lee cae enfermo, incapaz de hablar coherentemente. Cuando llamaron a los médicos lo más que pudieron hacer por él fue acostarlo y esperar. Es casi seguro que Lee sufrió un accidente cerebrovascular (un ataque de ese tipo daña los lóbulos frontales del cerebro, impidiendo el habla). Su estado se complica al desarrollar una neumonía, una enfermedad secundaria frecuente en estos casos, y muere por ella en la mañana del 12 de octubre de 1870, dos semanas después del ataque. Es enterrado en una capilla de la Universidad.

La figura de Lee hoy en día se mantiene bajo discusión, ya que se suele sostener que no apoyaba la esclavitud (ejemplo de esto es su apoyo al plan de abolición de la esclavitud en 1864, su apoyo a la fundación de escuelas para esclavos en plantaciones, y su apoyo a la inclusión de soldados negros en el ejército confederado), aunque sí hay un consenso en su figura como perfecto caballero sureño. Esta imagen de Lee como caballero ya era respetada por sus contemporáneos, hasta tal punto que su muerte fue sentida por su rival y presidente Ulysses S. Grant.

En 1975 el Congreso de Estados Unidos restauró a título póstumo la ciudadanía estadounidense al general Lee.

Enlaces externos[editar]