Instituto Nacional Mejía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Instituto Nacional Mejía
Per Aspera Ad Astra
Acrónimo I.N.M.
Alias Patrón Mejía-El Coloso De La Vargas
Información
Tipo Pública
Afiliación religiosa Laica
Patrón (es) José Mejía Lequerica
Fundación 1 de junio de 18971
Fundador (es) Eloy Alfaro
Género Masculino y femenino
Localización
Ubicación Flag of Quito.svg Quito, Flag of Ecuador.svg Ecuador
Dirección Vargas N13-93 y Arenas
Coordenadas 0°12′44.9814″S 78°30′17.715″O / -0.212494833, -78.50492083
Academia
Estudiantes 8000+
Jornada Diurna y nocturna
Colores Amarillo y azul         
Mascota Joy
Autoridades
Rector/a Dr. Jorge Andrade Villacrés
Vicerrector/a Msc.Martin Angulo B.
Inspector/a General Lic.Oscar Caizaluisa

www.inmejia.edu.ec

www.bgmejia.com.ec
Fachada del Edificio Central en la Actualidad

El Instituto Nacional Mejía es un colegio secundario público de Quito. Fue fundado el 5 de junio de 1897.[1] Depende del Gobierno del Ecuador por medio de su Ministerio de Educación.

Lema[editar]

El lema del Colegio Mejía es la locución latina Per aspera ad astra traducida literalmente como Por el sendero áspero, a las estrellas, aunque es más comúnmente traducida como Por la áspera pendiente hacia la cumbre.[2]

Historia[editar]

El 1 de junio de 1897, por medio de un decreto de la Asamblea Nacional, se fundó el Instituto Nacional Mejía, primera institución laica de la capital y segunda del Ecuador. El colegio fue fundado originalmente como un normal, pues era interés del gobierno liberal formar maestros laicos que sustituyeran a los religiosos católicos, que habían monopolizado la educación secundaria durante el siglo XIX.

En aquella época, la educación religiosa marcaba el ritmo académico del país y ante la revolución liberal comandada por Eloy Alfaro desde 1895, que convirtió al Ecuador en un estado laico, la institución abría paso a independizar la educación de la religión.

Debía comprender los ciclos de primaria, secundaria y normal para la preparación del nuevo magisterio, esté último no se implementó sino que se creó otros institutos normales para el efecto y del ciclo primario tampoco se tiene constancia de que se haya implementado.[3] De esta forma, el llamado Colegio Mejía fue siempre un centro de educación media, en sus inicios oficialmente mixto, pero luego se volvió exclusivamente masculino, característica que se mantuvo hasta el año 2011. El colegio fue bautizado en honor a José Mejía Lequerica. En sus inicios, el colegio funcionó en el antiguo edificio escolar de los Hermanos Cristianos, conocido como El Beaterio, en la calle Benalcázar, frente a la actual Plaza de Benalcázar.

En los años 50 del siglo XX, se construyó un edificio moderno completando el conjunto, conocido como "El Internado", por haber sido levantado con la intención de que el colegio albergara internos. No obstante, esto tampoco prosperó y los proyectados dormitorios fueron convertidos en aulas y laboratorios.

El Colegio cuenta también con un edificio anexo, conocido como "Edificio Sur", en donde originalmente funcionó una escuela militar de ingeniería y que también tiene aulas y áreas verdes.

A partir del año 2011 - 2012, en la presidencia del economista Rafael Correa, se pone en manifiesto la nueva ley de educación en la cual la institución vuelve a dar cabida al estudio a la mujer ecuatoriana.

En el área educativa, el Colegio cuenta con un museo de ciencias naturales y otro etnográfico. En el primero se tiene una colección de 2. 846 animales de los cuales se distribuyen en 172 reptiles, 14 anfibios, 122 peces, 2.246 aves y 293 mamíferos[cita requerida]. En el segundo, las muestras recogen a las culturas de las tres regiones del país. Su fundación data en septiembre de 1950 con el nombre de Instituto Ecuatoriano de Antropología y Geografía[cita requerida]. En el año de 1974 El Instituto Ecuatoriano de Antropología y Geografía, dona al Instituto Nacional Mejía 22 esculturas que representan a diversos grupos étnicos del país. Actualmente el Museo cuenta con 57 esculturas, talladas en madera, en tamaño natural, llamando mucho la atención la variedad de esculturas que ilustran las distintas etnias.[4]

En la biblioteca del colegio se halla, entre sus textos, el manuscrito original del quiteño Eugenio Espejo que trata sobre las viruelas. Además, también guarda algunos libros que datan desde la época colonial hasta la era republicana. Muchos de los libros de la biblioteca del Mejía provienen de los incautados a los jesuitas en su expulsión de las colonias españolas, y de varias bibliotecas estatales.

Egresados[editar]

A los largo de los años han salido escritores, políticos, deportistas, educadores, científicos, y periodistas. Algunos son Jorge Carrera Andrade (1921), Jorge Icaza(1923), Jorge Enrique Adoum (1943), el presidente de la República Galo Plaza Lasso (1925), el vicepresidente de la República Lenin Moreno (1971), el teniente Hugo Ortiz, participante en la Guerra del 41, el Capitán Giovanni Calles[5] héroe de la Guerra del Cenepa, el Gral. Frank Vargas Pazzos(1955), el acuarelista Oswaldo Muñoz Mariño (1941), los campeones sudamericanos de 1969 Clegio Jácome y Jorge Vallencilla.[6]

Referencias[editar]


Bibliografía[editar]

  • Edwing Guerrero B (1982). El Mejía y la educación laica en el Ecuador: hombres, hechos, ideas. Quito, Ecuador: Eugenio Espejo. p. 153. OCLC 609485482. 
  • Ecuador (1919-1920). Anuario de legislación ecuatoriana. Quito: s.n.,.