Galo Plaza Lasso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Galo Plaza Lasso
Galo Plaza Lasso

1 de septiembre de 1948-31 de agosto de 1952
Vicepresidente   Manuel Sotomayor y Luna (1948 - 1949)
Abel Gilbert (1949 - 1952)
Predecesor Carlos Julio Arosemena Tola
Sucesor José María Velasco Ibarra

Datos personales
Nacimiento 17 de febrero de 1906
Bandera de los Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos
Fallecimiento 28 de enero de 1987 (80 años)
Bandera de Ecuador Quito, Ecuador
Padres Avelina Lasso
Leonidas Plaza Gutiérrez
Cónyuge Rosario Pallares Zalmdumbide
Religión Católico
Residencia Quito

Galo Lincoln Plaza Lasso de la Vega, político y diplomático ecuatoriano, fue presidente de la República del Ecuador entre el 1 de septiembre de 1948 y el 31 de agosto de 1952, y Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde 1968 a 1975. Fue embajador del Ecuador en los Estados Unidos de 1944 a 1946 y firmó la carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1945.

Biografía[editar]

Nació en New York en 1906 durante el exilio de su padre, el general y ex presidente Leonidas Plaza Gutiérrez. Su madre fue Avelina Lasso. Cursó sus estudios primarios en el Pensionado Borja y los secundarios en el Instituto Nacional Mejía de la ciudad de Quito, sus estudios de agricultura en la University of Maryland, economía en la Universidad de California, Berkeley y derecho internacional en Georgetown University. Heredero de dos de las familias más opulentas del país, fue propietario de extensos latifundios en la Sierra ecuatoriana, entre estos la Hacienda Zuleta, en la provincia de Imbabura, en donde pasó buena parte de su vida y fue conocido por los indígenas como "Patrón Galito". Políticamente, fue adversario del presidente José María Velasco Ibarra. Murió en Quito el 15 de enero de 1987.

Presidencia[editar]

Plaza fue un gobernante conciliador en lo político y desarrollista en lo económico. Contó en el Congreso con el apoyo de los liberales. A la mitad del período ejecutivo llamó a los socialistas a colaborar en su Gabinete. El sensato Carlos Cueva Tamariz ocupó la cartera de Educación y el habilísimo liberal Andrés F. Córdova, la de Gobierno. Respetó la separación de la Iglesia y el Estado, abrió las puertas a las misiones protestantes y profesionalizó la burocracia con la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa. Los conservadores y velasquistas y la Concentración de Fuerzas Populares (C.F.P.), partido populista recién fundado por Carlos Guevara Moreno, le hicieron oposición.

La más violenta y corrosiva provino de Guevara en "Momento", revista de la C.F.P. que, como escribe el biógrafo de Velasco, Rafael Arízaga Vega, "usaba un lenguaje no oído en el Ecuador desde los tiempos legendarios de las campañas de Manuel J. Calle". De ordinario moderado, Plaza Lasso hallo una coyuntura legal para silenciar la revista, enjuiciar a los líderes cefepistas y encarcelarlos por más de un año. La clase media simpatizaba con Plaza Lasso, pero el pueblo era velasquista y los marginados empezaban a engrosar el cefepismo. El núcleo de la política económica de Plaza fue la producción. Para moverla se asesoró con numerosas misiones internacionales públicas y privadas y se apoyó en el capaz ministro de Economía Clemente Yerovi Indaburo.

Ecuador se convirtió en importante exportador de banano. Mejoró la producción de arroz, cacao, café, algodón y petróleo. Creció la ganadería. Se tecnificó la agricultura y se combatió la erosión del suelo. Se reforestó. Las exportaciones se suplicaron entre 1948 y 1952 y el dólar se mantuvo en 17 sucres. En 1950, se llevó a cabo el primer censo nacional de población: Ecuador tenía 3'202,757 habitantes; Quito, 209.932 y Guayaquil, 256.966. Y la CEPAL elaboró el primer infonne económico global que se hacía sobre Ecuador. El cinco de agosto de 1949 un terremoto en la provincia de Tungurahua destruyó parcialmente a Ambato, sepultó a Pelileo y arrasó a Pillaro. Ocho mil fueron los muertos y decenas de millares las viviendas afectadas. Ayudado por la solidaridad de los ecuatorianos y de todo el continente, Plaza emprendió con fortaleza y método la tarea de la reconstrucción. El historiador Jorge Salvador Lara juzga así a Galo Plaza: "Sus claras dotes de realismo le hicieron ganar batallas difíciles ante las cuales otros habrían sucumbido o desertado". El sociólogo izquierdista Agustín Cueva anota que "la administración de Plaza representa el mayor logro de la dominación burguesa en el Ecuador"[1]

Como presidente logró fomentar la exportación agrícola del Ecuador, creando estabilidad económica durante su gobierno. Durante su presidencia ocurrió el terremoto de Ambato, en el cual murieron aproximadamente 8 mil personas, y los daños afectaron las provincias de Tungurahua y Cotopaxi, especialmente en la ciudad de Ambato y los pueblos aledaños de Pelileo y Píllaro. Para su reconstrucción encargó al arquitecto Sixto Durán Ballén dichas labores. Además fue el primer presidente electo en terminar su presidencia en 28 años. En su gestión se restauró el Teatro Nacional Sucre, inaugurado en 1886.

Escéptico sobre las posibilidades de la Amazonía ecuatoriana en cuanto a la producción petrolera, llegó a pronunciar la frase "El Oriente es un mito". Mientras ejerció la presidencia del Ecuador, continúo viviendo en su residencia particular, ubicada al centro norte de Quito, en el barrio de La Mariscal, que luego albergó a la Academia Diplomática del Ecuador y a la secretaría de la Unasur.

Ha sido reconocido por su desempeño como mediador de la ONU en los conflictos de Líbano (1958), Congo (1960) y Chipre (1964-1965). Como secretario general de la OEA obtuvo una gran reputación por su indiscutido liderazgo.

Referencias[editar]

  • [Simón Espinoza (2000) Presidentes de Ecuador. Editorial Vistazo]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Carlos Julio Arosemena Tola
Presidente de Ecuador
1948 a 1952
Sucesor:
José María Velasco Ibarra
  1. Simón Espinoza (2000) Presidentes de Ecuador. Editorial Vistazo