Hospital de Santa María Magdalena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hospital Provincial de Almeria»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El Hospital Provincial Santa María Magdalena, también conocido como Hospital Provincial de Almería, antiguo Hospital de Santa María Magdalena, se encuentra en la ciudad de Almería (España).

El conjunto de edificaciones que lo conforman muestran con fidelidad los estilos dominantes en el momento en que se acometen las sucesivas obras. Como núcleo originario tenemos el mudéjar, estilo ampliamente utilizado por la Iglesia almeriense en el siglo XVI. El neoclasicismo se hace presente en las obras de comienzos del último cuarto del siglo XVIII en la portada y patio, mientras el eclecticismo que define la Capilla y el Hospicio de raíz academicista son propios del historicismo triunfante en la Almería del último cuarto del siglo XIX.

Todo ello da como resultado un edificio de considerables dimensiones que destaca, desde el punto de vista arquitectónico, por el compendio de estilos, los cuales resumen la evolución de la arquitectura almeriense.

Desde la perspectiva histórica, el inmueble es el único edificio civil que se conserva en Almería capital regido por la Iglesia hasta 1776, fecha en que fue secularizado por orden de Carlos III de España.

Historia[editar]

Se crea a instancias del obispo Fray Diego Fernández de Villalán, el gran impulsor de la ciudad cristiana tras la reconquista de la plaza realizada por los Reyes Católicos en el año 1489, sólo tres años antes de la toma de Granada.

Su valor histórico es enorme, pues representa el único edificio civil de la Almería del siglo XVI que queda hoy en la ciudad.

Originariamente ya existía el denominado Hospital Viejo de la Almedina, que debido a su mal estado hubo de ser sustituido por el hospital actual, que aún conserva el mismo uso para el que fue construido, cambiando sólo de nombre, pasando de llamarse Hospital de Santa María Magdalena a la denominación actual de Hospital Provincial.

El hospital actual forma hoy un conjunto que se encuentra exento y ocupa toda una manzana, en el centro de la ciudad y próximo a la Catedral. Está configurado fundamentalmente por tres edificaciones principales adosadas: el Hospital propiamente dicho, la Capilla, y el Hospicio.

Organizado según un conjunto de distintos edificios y añadidos de varias épocas diferentes, del edificio primitivo hoy sólo queda como reconocible su noble fachada principal.

Según consta en el Libro de la construcción, las obras comienzan en el año 1547 y se continúan hasta 1556. El autor o autores de sus trazas no se sabe cierto y se carece de planos originales, aunque tradicionalmente se ha venido atribuyendo la obra a Juan de Orea, maestro mayor de las obras del obispado desde 1550. Sí se sabe no obstante, de la intervención de Hernando de Salinas como maestro de obras, que debió construir los artesonados, y del propio Orea, del que se tiene constancia que realizó las escaleras de madera del edificio, eliminadas a mediados del siglo XX, además de que probablemente supervisara otras obras de este hospital y se hiciera cargo de la finalización del edificio.

El hospital estaba formado originariamente por tres naves unidas entre sí formando una U, con su fachada principal al norte y su lado abierto orientado a mediodía. El cerramiento del lado sur tuvo lugar en 1776 cuando la junta de Beneficencia se hace cargo del inmueble.

Los tres lados que se suponen más antiguos contaban con columnas toscanas de factura renacentista, mientras que la cara sur presenta arcos de medio punto sobre pilares con columnas adosadas, propios del gusto neoclásico imperante en la época de su construcción, casi a finales del siglo XVIII.

Estas tres naves se levantan en dos plantas de altura, la baja a base de sillares y la alta de mampostería con esquineros y verdugadas de ladrillo visto, y se cubren con tejas planas a dos aguas. Presenta el aspecto sencillo, noble y elegante propio del renacimiento español, con valiosos artesonados mudéjares en su planta alta, ocultos durante muchos años mediante un falso techo y hoy felizmente recuperados.

Elemento singular es su portada, flanqueada entre pilastras jónicas acanaladas con guirnaldas que soportan un entablamento donde se apoya un balcón central, de donde arranca un segundo cuerpo, sencillo, rematado por un frontón curvo, y que fue remozado entre los años 1776 y 1778 aportándole entonces una imagen de aspecto neoclásico sustituyendo el anterior escudo del obispo Villalán por el escudo real actual.

La Capilla es obra de 1885, de planta rectangular y una sola nave con ábside en la cabecera y cubierta mediante bódeda de cañón con refuerzo de arcos fajones.

El Hospicio, levantado en el año 1876, se organiza a partir de cuatro naves que encierran en su interior un patio central de planta cuadrada y dos plantas de altura estructuradas mediante vanos de medio punto que descansan sobre columnas toscanas.

Pese a lo desafortunado de las distintas obras y retoques sufridos por este noble hospital, especialmente en la segunda mitad del siglo XX, el antiguo Hospital de Santa María está catalogado como Bien de Interés Cultural en su categoría de Monumento, y así queda recogido y publicado en el BOJA en el año 2007.

Descripción[editar]

El Hospital de Santa María Magdalena, actual Hospital Provincial, está conformado por tres edificaciones adosadas: Hospital, situado en el centro del conjunto construido, Capilla, emplazada en el costado noroccidental del edificio y Hospicio, ubicado alrededor de un patio en el frente occidental del inmueble.

Asimismo, constan otras edificaciones y patios interiores que son fruto de obras realizadas posteriormente. El conjunto construido se encuentra exento y ocupa una manzana.

El Hospital[editar]

El Hospital se dispone en torno a un patio central de planta cuadrada y alzado de dos pisos. La planta baja porticada presenta en sus cuatro frentes vanos de medio punto flanqueados por medias columnas toscanas y entablamento en cuya cornisa volada descansa el piso superior. En el interior de la galería baja se abren vanos adintelados recercados con marcos de cantería y decorados con triglifos en los ángulos superiores, que dan acceso a las diferentes salas que conforman el Hospital. En la planta superior se abren, a las galerías que circundan el patio central, vanos de medio punto moldurados cubiertos con puertas de madera y cristal, flanqueados por pilastras toscanas en sus laterales, terminando en la zona superior con entablamento y antepecho de balaustres.

Hay que señalar la existencia de las techumbres de la planta principal, que son caso excepcional de carpintería mudéjar en la provincia, por representar un ejemplo de armadura en un edificio no estrictamente religioso. Consta de una armadura rectangular de limabordón, con parejas de tirantes sobre canes de cabezas talladas, decorados con estrellas de ocho puntas y lazo de cuatro. Las gualderas presentan sobre el arrocabe series de lazo de cuatro cruzado. El almizate muestra en cada extremo sendos paños ataujerados de lazo de ocho con una piña de mocárabes en el centro.

En la planta baja del Hospital, en la sala de espera de la consulta de rehabilitación, se ubica en la zona alta de uno de sus muros el escudo, realizado en mármol labrado, del obispo Diego Fernández de Villalán, promotor de la construcción del Hospital en 1526. Escudo de armas timbrado, en cuyo campo presenta dos perros de plata encadenados al cuello, colocados en jefe y orlado con el lema «FORTITUD:MEA:ET LAUS:MEA:DNS».

Actualmente, en el dintel de la puerta del costurero de acceso a la residencia de las Hijas de la Caridad, originariamente portada de acceso al salón de la planta alta, se encuentra una portada construida en piedra arenisca con vano adintelado y moldurado en cuyo friso aparece la inscripción «Regnante Carolo Imperator».Asimismo, en el zaguán de entrada aparece una lápida colocada para conmemorar el primer centenario de la llegada de las Hijas de la Caridad al Hospital. La lápida tiene forma rectangular y está realizada en mármol de color marrón. En ella aparece la siguiente inscripción: «La Excma Diputación Provincial / rinde ferviente homenaje / a las hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl / Centenario I / de su abnegada labor en Almería / lIMCMXLVII».

La Capilla[editar]

La Capilla es de planta rectangular con una sola nave y ábside en la cabecera. Está cubierta con bóveda de medio cañón reforzada con arcos fajones que descargan en pilastras adosadas a los muros perimetrales dispuestas entre una arquería ciega. El ábside de la cabecera se cubre con bóveda de cascarón. Dos tribunas de madera con antepecho de hierro y soportadas por ménsulas se superponen a lo largo de los muros perimetrales, recorriendo el superior la cabecera del ábside y continuando ambos hacia los pies de la capilla hasta el coro alto. Éste presenta hacia la nave un alzado de dos plantas en cuyos muros se abren tres vanos de medio punto en planta baja y rebajados en la planta superior, cubierto el central con antepecho de balaustres.

El Hospicio[editar]

El Hospicio está compuesto de cuatro crujías que delimitan un patio central de planta cuadrada y alzado de dos pisos porticados. Se estructura ambas plantas con vanos de medio punto recercados que descansan sobre columnas toscanas y entablamento en la planta superior. En esta misma planta se cubren los intercolumnios con antepecho de hierro.

En el exterior, la fachada principal presenta un alzado de dos plantas, construida la baja con muros de cantería y un zócalo rematado con diferentes molduras, así como imposta en el tránsito a la planta superior. En los muros de ambas plantas se abren vanos adintelados, y en planta baja también una puerta con vano de medio punto delimitado con grandes dovelas, que actualmente se encuentra cerrada por una verja. La fachada presenta además una tercera planta, cuyo muro cerrado está construido con el paramento liso y enfoscado, fruto de las obras realizadas posteriormente.

En esta fachada destaca la monumental portada, compuesta de un vano adintelado moldurado y flanqueado por pilastras de fuste acanalado y capitel jónico decorado con guirnaldas. Sobre el conjunto se establece un entablamento movido, en cuyo friso muestra la inscripción «R R H OSPITAL D S MAGDALENA. AÑO D 1778» y en el centro una ménsula que junto con la cornisa del entablamento sirven de asiento al balcón superior, cubierto éste con antepecho de hierro forjado. En el piso superior se abre al citado balcón un vano adintelado, flanqueado en la zona superior con ménsulas en los laterales y en el centro con el Escudo Real de los Borbones, realizado en piedra arenisca, y colocado en este lugar en 1778. El conjunto se corona con frontón semicircular.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • El Renacimiento en Andalucía. Jornadas Europeas de Patrimonio, año 2006. Editado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 36°50′14″N 2°28′6″O / 36.83722, -2.46833