Guerra civil nepalesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra Civil Nepalesa
Nepal map.png
Mapa de Nepal
Fecha 13 de febrero, 1996 - 21 de noviembre, 2006
Lugar Nepal
Resultado Acuerdo de Paz entre ambas partes *Posterior caída de la Monarquía constitucional y proclamación de la República Federal Democrática de Nepal
Beligerantes
Flag of Nepal.svg Gobierno de Nepal
Apoyados por:
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de India India
Bandera de Unión Europea Unión Europea
South Asian Communist Banner.svg PCN (m)
(PLA, brazo armado)
Apoyado por:
Bandera de la República Popular China China
Comandantes
Bandera de Nepal Reyes nepaleses:
Coat of arms of kingdom of nepal 1962-2008.jpg Birendra (1996-2001)
Coat of arms of kingdom of nepal 1962-2008.jpg Gyanendra (2001-2006)
South Asian Communist Banner.svg Prachanda
South Asian Communist Banner.svg Baburam Bhattarai
South Asian Communist Banner.svg Nanda Kishor Pun
Fuerzas en combate
40.000 (1996)[1]
91.000 (2002)[2]
1.000-10.000 (1999)[1]
4.000-5.000 (2001)[1]
5.000 (2002)[2]
15.000[1] -18.000[3] (2003)
6.000 (2006)[4]
Bajas
+12.700 muertos civiles

La Guerra Civil nepalesa fue un conflicto que enfrentó al gobierno monárquico de Nepal con los rebeldes maoístas. Estos últimos pretendían instaurar una República Popular de Nepal, por lo que iniciaron el conflicto el 13 de febrero de 1996. Este conflicto se prolongaría durante 10 años, a lo largo de los cuales morirían más de 12.700 personas.

Un acuerdo de paz entre un nuevo gobierno democrático y el partido maoísta estableció el fin del conflicto el 21 de noviembre de 2006, por el cual los maoístas tomarían parte en el nuevo gobierno a cambio de entregar las armas a la ONU.

Desarrollo del conflicto[editar]

El Partido Comunista de Nepal (maoístas) se escindió en 1994 del Frente Unido Popular, al no coincidir con las decisiones de su líder Samyukta Jana Morcha. Este nuevo partido etiquetó a las fuerzas del gobierno de "fuerzas feudales", e incluyó bajo esta acusación a la monarquía y a los principales partidos políticos. En ese momento comenzó una carrera de armamento del grupo con simultáneos ataques contra comisarías y los cuarteles generales de diferentes distritos. En un principio el gobierno de Nepal movilizó a la Policía para contener la insurgencia. El Real Ejército de Nepal no intervino directamente en los combates porque el conflicto fue visto como un problema de control policial. La controversia siguió creciendo debido a que el ejército no quiso ayudar a la policía durante ataques insurgentes en áreas remotas. El electo Primer Ministro renunció a su puesto debido a las continuas negativas del Real Ejército de tomar parte en el conflicto. Esta situación cambió dramáticamente en 2002 cuando las primeras conversaciones de paz fracasaron y los maoístas atacaron un cuartel del ejército en el distrito de Dang en el oeste de Nepal. Durante la noche el ejército desencadenó una lucha contra los insurgentes. Al mismo tiempo, el rey de Nepal mantuvo un gobierno "marioneta" que dependía directamente de él. Bajo la protección de la guerra global contra el terrorismo y con la meta de evitar el colapso del estado que podría servir como base para una inestabilidad regional e internacional, los Estados Unidos, la Unión Europea, India y otras naciones, prestó ayuda militar y económica al Gobierno nepalés. Este material de ayuda al gobierno nepalés dejó de llegar cuando el Rey Gyanendra se hizo con el control total en Febrero del 2005.

El gobierno ha respondido a la rebelión con provocadoras prohibiciones, encarcelamiento de periodistas y cierre de periódicos acusados de apoyo a los insurgentes. Varias negociaciones acompañadas por treguas temporales se fueron sucediendo entre el gobierno y los insurgentes. El gobierno rechazó frontalmente en todo momento la demanda de los insurgentes de celebrar unas elecciones para una asamblea constituyente; ello podría haber significado la abolición popular de la monarquía. Al mismo tiempo, los Maoístas han rechazado reconocer la instalación de una monarquía constitucional. En Noviembre de 2004, el gobierno rechazó la petición de los Maoístas de negociar directamente con el Rey Gyanendra más que a través del Primer Ministro Sher Bahadur Deuba; su petición de que las discusiones fueran mediadas por una tercera parte, como las Naciones Unidas, también fueron rechazadas.

Típica casa nepalí de la zona rural. Hecha de piedras y arcilla.

A lo largo del tiempo de guerra, el gobierno controló las principales ciudades y poblaciones, mientras que los maoístas controlaron las áreas rurales. Históricamente, la presencia del gobierno nepalés ha sido más fuerte en las ciudades y las zonas céntricas. La única presencia en las numerosas pequeñas ciudades fueron escuelas públicas, ayuntamiento y comisarías de policía. Una vez la insurgencia comenzó a controlarlas, las escuelas son lo único que aún queda en estas poblaciones. La fuerza del gobierno está localizada en los cuarteles generales y la capital Katmandú. Los disturbios comenzaron en 2004 cuando los maoístas anunciaron un bloqueo a la capital.

Intensos combates y las muertes civiles continuaron en aumento durante el 2005, cuando la cifra de fallecidos superó los 200 en diciembre de 2004. El 1 de febrero del 2005 en respuesta a la impasibilidad del gobierno democrático y para restablecer el orden, el Rey Gyanendra asumió el control total sobre el gobierno. Lo hizo bajo el discurso de que "la democracia y el progreso son contradictorios. En la búsqueda del liberalismo no debemos olvidar un importante aspecto de nuestra conducta, llamado disciplina."

El 22 de noviembre del 2005 el grupo del Partido Comunista Unificado de Nepal (Maoísta) y el Frente Unido Popular divulgaron una resolución de 12 puntos, estableciendo que ellos "aceptaban completamente que la monarquía autocrática es el principal obstáculo" entorpeciendo la consecución de "la democracia, la paz, la prosperidad, el progreso social y una Nepal soberana y libre". Además, "vemos claramente que sin el establecimiento absoluto de la democracia y el fin de la autocrática monarquía, no existe posibilidad de paz, progreso y prosperidad en nuestro país". Un acuerdo fue alcanzado entre las respectivas fuerzas para establecer la total democracia terminando con la autocrática monarquía, centrando sus esfuerzos en contra de la monarquía dando lugar a una tormenta de protestas por todo el país. Esto marcó una ruptura con la anterior postura del Partido Comunista Unificado de Nepal (Maoísta), que anteriormente se había opuesto vehementemente al proceso de democratización gradual que había sido defendido por el FUP (Frente Unido Popular).

Como resultado de la guerra civil, el mayor recurso de Nepal en inversiones extranjeras, su industria del turismo, ha sufrido considerablemente. iExplore, una compañía de viajes, publicó un ranking de la popularidad de los distintos destinos turísticos, basándose en sus ventas, que indicó que Nepal ha pasado de ser de los diez destinos más populares entre los aventureros, a ser la vigésimo séptima. Ésta ha sido la primera vez que Nepal ha estado fuera del "top 10" desde hace muchos años y es un signo de las presiones en el gobierno. El conflicto ha forzado a los jóvenes y trabajadores cualificados a intentar conseguir trabajo en el extranjero. Estas personas trabajan principalmente en países como Catar, Arabia Saudí,... y el sudeste asiático (Malasia,...). El envío regular de dinero de estos trabajadores ha permitido al país evitar una crisis o quiebra económica. La economía de Nepal se ha convertido en dependiente de las rentas extranjeras de la clase trabajadora (ej. la economía libanesa).

Es importante destacar que ambos bandos en la guerra civil han sido observados usando armas inglesas que datan de la I y II Guerra Mundial, como por ejemplo el rifle Lee-Enfield, la metralleta Bren y el subrifle Sten. Así como armas de los años 50 como el clásico rifle AK-47 y el FN SLR.

Como parte de los acuerdos de paz se decidió por la integración de los maoístas en el ejército, de los 6 a 8 mil ex-combatientes desmovilizados 2 o 3 mil fueron integrados.[5] Desde el fin del conflicto hasta 2010 unos 31.000 ex-combatientes de ambos bandos se han desmovilizado.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Uppsala conflict data expansion. Non-state actor information. Codebook pp. 114-115
  2. a b Armed forces - Nepal
  3. Nepal Terrorist Groups - Maoist Insurgents
  4. ECP. Annuario 2006 de procesos de paz. Vicenç Fisas pág. 62.
  5. The Hindu Opinion - Lead The future of Nepal's two armies 23 de diciembre de 2010.
  6. Small Arms Survey 2010: Chapter 4