Gran Niebla de 1952 en Londres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Gran Niebla de 1952 en Londres, fue un periodo de polución ambiental, entre los días 5 de diciembre y 9 de diciembre de 1952 que cubrió la ciudad de Londres. El fenómeno fue considerado uno de los peores impactos ambientales hasta entonces, siendo causado por el crecimiento incontrolado de la quema de combustibles fósiles en la industria y en los transportes. Se cree que el fenómeno causó la muerte de 12.000 londinenses, y dejó otros 100.000 enfermos.[1]

Historia[editar]

El clima durante la Gran Niebla de 1952.
La plaza de Trafalgar en un día de cielo limpio.

En diciembre de 1952, un frente frío llegó a Londres e hizo que la población quemase más carbón de lo usual en invierno. El aumento en la contaminación atmosférica fue agravada por una inversión térmica, causada por la densa masa de aire frío. La acumulación de contaminantes fue en aumento, especialmente de humo y partículas del carbón que era quemado.

Debido a los problemas económicos de la post-guerra, el carbón de mejor calidad había sido exportado. Como resultado, los londinenses usaban el carbón de baja calidad, rico en azufre, que agravó mucho el problema.[2]

La niebla resultante, una mezcla de niebla natural con mucho humo negro, se volvió más densa, llegando a imposibilitar el tráfico de automóviles en las calles. Muchos cines cerraron y los conciertos fueron cancelados, ya que se llegó al punto en que la platea no podía ver el escenario o la pantalla, pues el humo invadió fácilmente los ambientes cerrados.[3]

Salud pública[editar]

Inicialmente, no hubo pánico, pues las nieblas en Londres, conocidas por fog, son comunes y famosas. Aun así, en las semanas siguientes las estadísticas recogidas por los servicios médicos descubrieron que la niebla ya había matado a 4.000 personas.[4] La mayoría de las víctimas fueron niños muy pequeños y personas con problemas respiratorios previos. Las muertes en la mayoría de los casos, ocurrieron como consecuencia de infecciones del tracto respiratorio, causada por hipoxia, y también por la obstrucción mecánica de las vías respiratorias superiores por secreciones causadas por el humo negro y afecciones.

Las infecciones de pulmón eran principalmente bronconeumonía o bronquitis aguda.[5] Un total de 8.000 personas murieron en las semanas y meses siguientes.[6]

Medio ambiente[editar]

El gran número de muertes dio un importante impulso a los movimientos ambientales, y llevó a una reflexión acerca de la contaminación atmosférica, pues el humo había demostrado gran potencial letal. Entonces se tomaron nuevas medida legales, restringiendo el uso de combustibles en la industria. En los años siguientes, una serie de normas legales como la Clean Air Act 1956 y la Clean Air Act 1968, restringieron la contaminación del aire. El carbón además de azufre contiene metales pesados altamente tóxicos como mercurio, cadmio, níquel, arsénico, entre otros.

Referencias[editar]

  1. Berend, Ivan T. (2006). An Economic History of Twentieth-Century Europe. Cambridge University Press. p. 312. ISBN 9780521672689. 
  2. Environmental Health Perspectives Volume 110, Number 12, December 2002: Guest Editorials:A Half Century Later: Recollections of the London Fog (David V. Bates)
  3. 50 Years On - The struggle for air quality in London since the great smog of December 1952 (page 7)
  4. «Met Office: The Great Smog of 1952». www.metoffice.gov.uk. Consultado el 17-08-2008.
  5. Camps, Francis E (Ed.) (1976). "Gradwohl's Legal Medicine, 3rd edition" Bristol: John Wright & Sons Ltd, ISBN 0-7236-0310-3. pág. 236
  6. «BBC NEWS».

Enlaces externos[editar]