Gordon Gould

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gordon Gould.

Gordon Gould (17 de julio de 192016 de septiembre de 2005) fue un físico estadounidense al que se le atribuye la invención del láser.

Mejor conocido por una disputa con la oficina de patentes y marcas registradas de Estados Unidos, para obtener patentes para el láser y otras tecnologías relacionadas con el mismo, cuya contienda duró unos 30 años. De igual manera se querelló contra los fabricantes de láser para hacer cumplir las patentes que consiguió posteriormente.

Biografía[editar]

Nacido en Nueva York, Gould era el mayor de tres hermanos. Sus padres eran activos metodistas de la iglesia, pero él mismo se reconocía como un ateo. Su padre fue un editor, fundador de la Revista Escolástica en Nueva York. En la Union College obtuvo el título de licenciado en ciencias, en física, donde se erigió como un miembro de la fraternidad Sigma Chi, y un master en la Universidad de Yale, especializándose en óptica y espectroscopia. Entre marzo de 1944 y enero de 1945 trabajó en el Proyecto Manhattan, pero fue despedido debido a sus actividades como miembro del Partido Comunista. En 1949, Gould asistió a la Universidad de Columbia para conseguir el doctorado en óptica y espectroscopia rotacional. Su supervisor, el Nóbel Polykarp Kusch, lo guio en el perfeccionamiento de la entonces novedosa técnica del bombeo óptico. En 1956, Gould propuso el uso del bombeo óptico para estimular un máser, cuya idea fue deliberada con su inventor, el premio Nóbel Charles Townes, profesor en Columbia. Townes asesoró a Gould en la obtención de una patente, y acordó ser su testigo.[1]

Invención del láser[editar]

Ya en 1957, varios científicos entre los que se incluía Townes canalizaron sus esfuerzos en buscar un modo de lograr la amplificación máser del espectro visible. En noviembre de ese año, Gould se dio cuenta de la posibilidad de fabricar un resonador óptico eficiente, al disponer de dos espejos en forma de un interferómetro Fabry-Pérot. A diferencia de otros diseños que se habían sugerido, esta propuesta de llevarse a cabo, ocasionaría una emisión intensa, coherente. Siendo que las caras de la oquedad no precisarían ser reflectantes, el medio de ganancia podría ser fácilmente bombeado para lograr la inversión de población necesaria. Gould también sugirió el bombeo del medio a través de colisiones a nivel atómico, y anticipó varias de las aplicaciones potenciales que podría tener semejante ingenio.

Gould anotó su análisis y propuso algunas aplicaciones en su libreta de laboratorio bajo el encabezamiento “Cálculos aproximados sobre la viabilidad de un LASER: Amplificación de Luz por Emisión Estimulada de Radiación”—el primer empleo que se registra de este acrónimo.[2] El cuaderno de Gould fue el primer manual para la construcción de un láser viable, y considerando lo que tenía entre manos lo llevó a una notaría para tener su trabajo certificado ante notario. Arthur Leonard Schawlow y Charles Townes descubrieron al margen de Gould la importancia del filtro de Faby-Pérot—unos tres meses más tarde—y denominaron al artefacto resultante un “máser óptico”.[3] El dispositivo recibió en un principio el término dado por Gould en una conferencia en 1959, y fue adoptado a pesar de la negativa por parte de Schawlow y sus colegas.[4] [5]

Ansioso por conseguir una patente para su invención, y creyendo erróneamente para hacer esto que requería la construcción de un láser funcional, Gould abandonó Columbia sin completar su doctorado y se unió a una compañía de investigación privada, TRG (siglas en inglés de Technical Research Group). Persuadió a su nuevo patrón para que financiase sus investigaciones, de modo que obtuvieron fondos para el proyecto de parte de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada, irónicamente con apoyo de Charles Townes. Desafortunadamente para Gould, el gobierno clasificó el proyecto como reservado, lo que significaba que se requería una autorización para trabajar en el. Gould fue incapaz de adquirirla a causa de su participación en el Partido Comunista. Aunque su trabajo continuó en TRG, no tuvo la facultad de contribuir al proyecto ni de materializar sus ideas. Debido a la imposibilidad de cooperación por parte de Gould, TRG perdió la carrera por alcanzar la construcción de un láser funcional que sí conquistó Theodore Maiman en el Hughes Research Laboratories (Laboratorios de investigación Hughes).

Batalla de patentes[editar]

Mientras tanto, Gould y TRG comenzaron a solicitar patentes en las tecnologías desarrolladas. El primer par de aplicaciones, ambas archivadas en abril de 1959, incluían láseres basados tanto en resonadores ópticos Fabry-Pérot como bombeos ópticos, siendo éstos bombeados por colisiones en descarga gaseosa (como en láseres de neón-helio), amplificadores ópticos, conmutación Q, heterodino óptico, el empleo de cristales del ángulo de Brewster mediante control de polarización, y aplicaciones que incluían equipamiento para desencadenar reacciones químicas, medidores de distancia, comunicaciones y LIDAR. Schawlow and Townes también solicitaron una patente para el láser, la cual fue concedida en marzo de 1960. Gould y TRG iniciaron una demanda, basados en el precedente creado en su cuaderno certificado ante notario en 1957. Mientras se disputaba esta demanda en los tribunales y la Oficina de Patentes, otras aplicaciones con tecnologías láser específicas se archivaron por los Laboratorios Bell, Hughes Research Laboratories y Westinghouse entre otros. Gould perdió finalmente la batalla por la patente del láser, principalmente porque su cuaderno no explicaba de forma rotunda que las paredes laterales del medio láser habían de ser transparentes, aunque planeó el bombeo óptico de la ganancia media a través de ellas, y estimó la pérdida de la luz mediante las paredes laterales como causa de la difracción.[6] En cualquier caso, se levantaron sospechas sobre si el cuaderno de Gould hubiera sido suficiente para proporcionar la información técnica necesaria para fabricar un láser, dado que TRG fue incapaz de realizarlo. A Gould se le concedió una serie de patentes en otros países, sin embargo, mantuvo sus demandas sobre patentes en tecnologías láser específicas durante mucho tiempo después en Estados Unidos.

Últimos años[editar]

La controversia sobre la autenticidad de la invención del láser por parte de Gould intensificada por las reivindicaciones de Townes y Schawlow, le persiguió toda su vida. En 1991 se le seleccionó como miembro de la Sala de la Fama de la Fundación Nacional de Inventores. En su discurso de aceptación declaró: “Creo que es importante ser autocrítico. Tienen que descartar todos los atributos de una idea que no va a funcionar, o renunciar a toda una idea en favor de otra. Tienen que estar entusiasmados para ir experimentando cosas, aunque no funcionen

Gould murió el 16 de septiembre de 2005.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Taylor (2000), page 62
  2. Taylor (2000), pages 66–70.
  3. Schawlow, Arthur L.; and Townes, Charles H. (December 1958). «Infrared and optical masers». Physical Review 112 (6–15):  pp. 1940–1949. doi:10.1103/PhysRev.112.1940. 
  4. Gould, R. Gordon (1959). «The LASER, Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation». En Franken, P.A. and Sands, R.H. (Eds.). The Ann Arbor Conference on Optical Pumping, the University of Michigan, June 15 through June 18, 1959. p. 128. OCLC 02460155. 
  5. Chu, Steven; and Townes, Charles (2003). «Arthur Schawlow». En ed. Edward P. Lazear,. Biographical Memoirs. vol. 83. National Academy of Sciences. p. 202. ISBN 0-309-08699-X. 
  6. Taylor (2000), p. 159 & 173.
  7. «Gordon Gould, 85, Figure In Invention of the Laser». New York Times. 20 de septiembre de 2005. http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=9906E7DC1630F933A1575AC0A9639C8B63. Consultado el 07-10-2008. «Gordon Gould, quien luchó durante tres décadas para conseguir el reconocimiento de su trabajo en la invención del laser—y consiguientemente ganar millones de dólares en derechos—murió el viernes en el Lenox Hill Hospital en Manhattan. Tenía 85 años. Su muerte fue acreditada por su mujer, Marilyn Appel.». 

Bibliografía[editar]

  • Taylor, Nick (2000). LASER: The inventor, the Nobel laureate, and the thirty-year patent war. New York: Simon & Schuster. ISBN 0-684-83515-0. OCLC 122973716. 
  • Brown, Kenneth (1987). Inventors at Work: Interviews with 16 Notable American Inventors. Redmond, Wash.: Tempus Books of Microsoft Press. ISBN 1-556-15042-3. OCLC 16714685.