Gneo Domicio Calvino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Denario de Gneo Domicio Calvino.

Gneo Domicio Calvino, (en latín, Cneus Domitius M. F. M. N. Calvinus Maximus), fue un senador, general y cónsul romano (primer consulado en el año 53 a. C. y segundo consulado en el año 40 a. C.), leal partidario de Cayo Julio César y Cayo Octavio Augusto.

Biografía[editar]

Carera Política[editar]

Gneo Domicio Calvino provenía de una familia noble. Fue legado de Lucio Valerio Flaco en Asia en el año 62 a. C. y tribuno de la plebe en 59 a. C. cuando apoyó al cónsul Marco Bíbulo contra Julio César, y contra el otro tribuno, Publio Vatinio.

Tres años más tarde, en 56 a. C. Calvino era pretor y presidió los juicios de Lucio Calpurnio Bestia acusado de ambitus, y de Marco Celio, acusado de haber intentado envenenar a Clodia.

El Escándalo[editar]

Candidato al consulado durante el año 54 a. C., se vio envuelto en un tristemente célebre escándalo electoral, ya que tanto él como el candidato Cayo Memmio sobornaron a los cónsules salientes que iban a presidir las elecciones. De esta forma ambos candidatos se comprometieron a intentar procurar para los cónsules provincias lucrativas para gobernar si les prestaban su ayuda en las elecciones, y en caso de que el plan de las provincias fallara, los candidatos se comprometieron a dar a los cónsules una compensación de cuarenta millones de sestercios.

El mismo C. Memmio denunció el plan al Senado. El retraso en el nombramiento de un tribunal para investigar la conducta de Calvino obligó a demorar la elección (con la excusa de malos auspicios) y en octubre los candidatos fueron traídos a juicio acusados de soborno (ambitus), pero se escaparon de la sentencia por el interregno que los partidarios de Pompeyo trataron de utilizar como un medio para conseguir que le nombraran dictador. El interregno duró nueve meses, que Calvino aprovechó para ganarse a Pompeyo al votar a favor de la absolución de Aulo Gabinio, y fue finalmente elegido cónsul con Marco Valerio Mesala.

La situación se repitió en la elección de los cónsules del siguiente año : los candidatos Milón, Hipseo y Escipión Metelo, así como el candidato a pretor Publio Clodio, llevaron a cabo sus campañas en base a sobornos, la fuerza y la violencia. Durante un intento de los cónsules para que sus sucesores fueran electos en una asamblea del pueblo, se arrojaron piedras a los cónsules, y Calvino resultó herido.

Guerra Civil[editar]

Desaparece de la vida política hasta el año 49 a. C. donde lo encontramos en el bando de Cayo Julio César durante la Guerra Civil contra Cneo Pompeyo Magno. Dirigió la caballería de Curión en África. Después de la desafortunada batalla del Bagrades, aconsejó a Curión huir y le prometió que no lo abandonaría. En 48 a. C. fue enviado con dos legiones de Iliria a Macedonia donde no realizó ninguna acción importante. Pero de acuerdo a Dion Casio [1] fue expulsado de Macedonia por Fausto Sila y penetró en Tesalia donde derrotó a Metelo Escipión, y ocupó algunas plazas fuertes. Cuando César llegó a Dyrrhachium y quiso reunir sus fuerzas con las de Calvino, éste estaba en el norte de Macedonia a punto de caer en manos de Pompeyo, pero consiguió reunirse con César bajando hasta la frontera con Tesalia. En la batalla decisiva de Farsalia dirigió el centro del ejército de César.

Tras la batalla fue designado como gobernador de Asia. Trató de oponerse a la invasión de Farnaces, el rey del Bósforo, que utilizó la ocasión de la Guerra Civil para invadir la provincia del Ponto. No obstante, sufrió una aplastante derrota en la Batalla de Nicópolis en Armenia (diciembre de 48 a. C.). La intervención en persona de Cayo Julio César permitió un rápido fin del conflicto, siendo completamente aniquilado el ejército de Farnaces en la Batalla de Zela en 47 a. C. A pesar de la derrota continuó siendo un amigo de confianza de César, y Calvino fue enviado a perseguir a los derrotados que tuvieron que rendirse en Sinope, pero poco después se acordó la paz. César quería regresar a Italia y dejó a Calvino encargado de los asuntos de Asia (47 a. C.).

Al año siguiente (46 a. C.) ya estaba en África asediando a Considius a Thisdra. En 45 a. C. estaba en Roma en el momento que se realizó el juicio del rey gálata Deiotarus I. César nombró a Calvino su magister equitum para el año 44 a. C., pero el asesinato del dictador impidió a Calvino tomar posesión del cargo.

Segundo Consulado[editar]

Se desconocen los datos de la actividad política de Calvino tras la muerte de César, pero en 43 a. C. se convirtió en un poderoso partidario de Cayo Octavio Augusto y participó en la Guerra Civil contra Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino. Durante la Batalla de Filipos en 42 a. C. trajo refuerzos de Italia a Grecia para el ejército de Marco Antonio y Octavio, sin embargo su flotilla fue destruida por el enemigo, comandado por Lucio Estacio Murco y Gneo Domicio Ahenobardo, durante su travesía por el Mar Jónico con la pérdida de dos legiones.

A pesar de esta derrota fue premiado con un segundo consulado en 40 a. C., pero antes de acabar el mandato tanto él como su colega tuvieron que dimitir.

Al año siguiente, 39 a. C., fue enviado por Octavio a gobernar Hispania, donde permaneció durante tres años (39 a. C.36 a. C.). Al parecer lideró unas campañas exitosas en su provincia, luchando contra los sublevados ceretanos, a los que derrotó, por lo que cuando volvió a Roma en el año 36 a. C. fue premiado con un triunfo y proclamado como Imperator por sus tropas. Reconstruyó la Regia en el Foro Romano. A partir de ese momento no hay datos sobre su vida, aunque una inscripción de 20 a. C. confirma que todavía vivía en ese año y que era un miembro de la importante familia pontificia, reservada sólo para importantes personajes seguidores del naciente Imperio romano.

A pesar de la falta de habilidad política de Calvino, a diferencia de muchos otros de su época (además obtuvo su primer consulado tras un escandaloso soborno) y el segundo durante una guerra (donde recibió dos importantes derrotas), mantuvo siempre un importante papel político. Esto se debe probablemente al hecho de que fue uno de los poquísimos nobles romanos que apoyaron al partido de César y Octavio desde sus comienzos.[2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10]

Los denarios[11] acuñados bajo su mandato son bastante raros.

Referencias[editar]

  1. Dion Casio, Historia Romana, libro xli. 51
  2. Orelli, Onom. Tull. ii. p. 226
  3. Dion Casio, Historia Romana, libro xxxviii. 6, xl. 45, 46, 56, xlii. 46, 49, xlvii. 47, xlviii. 15, 32, 42
  4. Plutarco, Vida Paralelas, Pompeyo 54, César 44, 50, Bruto 47
  5. Apiano, De bellis civilibus libro ii. 76, 91, libro iv. 115, 116, De bello Mithridatico 120
  6. César De Bello Civili libro ii. 42, iii. 36, & c, 78, & c, 89, De Bello Alexandrino 34, & c, 86, 93
  7. Livio, Epítome 112
  8. Veleyo Paterculo, Historia Romana, libro ii. 78
  9. Suetonio, De vita Caesarum 35, & c
  10. Fast. Cap.
  11. Denario de Osca, en www.identificacion-numismatica.com (Foro OMNI)

Bibliografía[editar]

  • GELZER, Matthias. Caesar: Politician and Statesman. Harvard University Press, 1997.
  • SYME, Ronald. The Roman Revolution. Oxford University Press, 1939.
Precedido por:
Lucio Domicio Ahenobarbo y Apio Claudio Pulcro
Cónsul de la República Romana junto con Marco Valerio Mesala Rufo
53 a. C.
Sucedido por:
Cneo Pompeyo Magno y Quinto Cecilio Metelo Escipión Nasica
Precedido por:
Lucio Antonio y Publio Servilio Vatia Isaúrico
Cónsul de la República Romana
junto con Cayo Asinio Polión

40 a. C.
Sucedido por:
Lucio Cornelio Balbo "El Mayor" y Publio Canidio Craso