Gervasio y Protasio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santos Gervasio y Protasio (nombre secular: Gervasius, Protasius). Mártires.
Rapallo-IMG 1629.JPG
Relieve de la Puerta de la Basílica de los santos en Rapallo
Nacimiento ¿siglo III?
Milán, Italia
Fallecimiento 180 ó 303
Milán, Italia
Venerado en Iglesia católica e Iglesia ortodoxa.
Canonización Antigua
Festividad 19 de junio
Atributos Los dos juntos, con la palma del martirio; uno con una espada y el otro con una estaca o palo; con sus padres Vital y Valeria.
Patronazgo De la ciudad de Milán, de la localidad de Maluenda(Zaragoza), Breisach, Villahermosa del Campo, Alpartir y de Villalengua.


Los santos Gervasio y Protasio fueron dos hermanos mellizos milaneses, venerados en la actualidad como santos por la Iglesia católica, por haber sido mártires de la cristiandad. Sus restos se hallan en la Basilica di Sant'Ambrogio (Milán)

Biografía[editar]

Las noticias acerca de sus vidas se pierden en el tiempo, habiendo llegado a la actualidad muy pocos documentos. No se conoce la fecha de su nacimiento ni la etapa histórica concreta en la que vivieron. Algunas fuentes afirman que vivieron durante el reinado de Nerón y que se convirtieron al cristianismo, juntamente con sus padres (San Vital y Santa Valeria), siendo bautizados por el obispo de Milán San Gayo. Lo más probable es que vivieran en el siglo III, durante la persecución de los cristianos de Decio o Valeriano o algunos años más tarde, durante la persecución de Diocleciano.

En el siglo V un autor anónimo escribió la Passión, donde se puede encontrar información sobre su existencia, pero sin ninguna garantía de verosimilitud. La Passión nos habla de que fueron mártires y de que a sus padres les mataron mientras regresaban a Milán. Al conocer la noticia, Gervasio y Protasio decidieron vender todos los bienes que poseía la familia y distribuir el dinero obtenido entre todos los pobres de Milán. Tras ello, dedicaron diez años a la contemplación, oración y práctica de la virtud.

Cuando el general Anastasio llegó a Milán, ambos hermanos fueron denunciados por practicar la fe católica. Por ello, fueron detenidos, torturados y humillados. Protasio falleció decapitado mediante una espada; Gervasio a causa de la gran cantidad de golpes recibidos.

Las reliquias[editar]

Sus cuerpos se hallaron el 17 de junio de 386 en el área del cementerio, gracias a una excavación encargada por el obispo San Ambrosio. No se sabía la identidad de los restos, ya que el transcurso del tiempo había borrado su recuerdo. Paulino de Milán, secretario y biógrafo de Ambrosio, afirma que los cuerpos fueron encontrados por una revelación que Ambrosio había tenido, a pesar de que el propio obispo, en unas cartas a su hermana Marcelina, le relataba que había tenido una premonición y no una verdadera revelación.

En 386, se acabó la construcción de la actual Basílica de Sant'Ambrogio en Milán. El 19 de junio, Ambrosio la consagró oficialmente, eligiendo a los Santos Gervasio y Protasio como patrones y depositándose sus reliquias bajo el altar de la basílica. Según algunas fuentes, el hecho de colocar las reliquias fue más una estrategia de Ambrosio para atraer a las masas. En 835, las reliquias se desplazaron a una urna de pórfido, juntamente con las de San Ambrosio. El 14 de mayo de 1874 los restos de los santos fueron recolocadas en una urna de plata y vidrio, donde se han conservado desde entonces.

Desde el descubrimiento de los cuerpos, el culto se difundió en un primer estadio por las ciudades del norte (Brescia y Rávena) y, en una segunda fase, en Roma, donde Inocencio I erigió una iglesia con su nombre (en la actualidad, conocida como del Santo Vital).

Su fiesta es el 19 de junio, día del traslado de las reliquias por San Ambrosio.

Véase también[editar]

Galería[editar]

Enlaces externos[editar]