Gamaliel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gamaliel

El rabino Gamaliel I fue un fariseo reconocido doctor de la ley y prominente miembro del sanedrín en la mitad del primer siglo.

En Hechos de los Apóstoles[editar]

En Hechos de los apóstoles Gamaliel es descrito como fariseo con gran autoridad entre sus contemporáneos. Se afirma que fue maestro de Saulo de Tarso. En Hechos de los Apóstoles 22:3, San Pablo indica: "Yo soy judío. Nací en Tarso de Cilicia, pero me crié aquí en Jerusalén y estudié bajo la dirección de Gamaliel, muy de acuerdo con la ley de nuestros antepasados". Hijo de Simón y nieto de Hillel. Célebre fariseo, doctor de la Ley y miembro del sanedrín. Representante de los liberales en el fariseísmo (la escuela de Hillel era opuesta a la de Shammai),el autor de Hechos de los apóstoles le atribuye una intervención con un razonable consejo en el concilio convocado contra los apóstoles y salvó a éstos de la muerte (Hch 5.33–42). Sin embargo, esto no puede considerarse como un hecho verídico, dado las inconsistencias históricas en la afirmación atribuida a Gamaliel, como por ejemplo, situar primero la revuelta de Teudas en lugar de la de Judas el Galileo, entre las cuales existe una diferencia aproximada de 40 años, como se desprende al leer la obra Antigüedades de los Judíos de Flavio Josefo[1] .

Como un santo cristiano[editar]

Entre las tradiciones cristianas, Gamaliel I aceptó la fe cristiana, y permaneció como miembro del Sanedrín con el propósito de secretamente ayudar a los cristianos. De acuerdo con Focio, fue bautizado por San Pedro y San Juan, junto con su hijo y con Nicodemo. Su cuerpo, milagrosamente encontrado en el quinto siglo, se dice es resguardado en Pisa, en Italia.

Forma griega del nombre hebreo que significa "recompensa de Dios".

El nombre se denomina en el Nuevo Testamento un Fariseo y reconocido doctor de la Ley. Gamaliel está representado en Hechos 5 v,34 sqq., como avisando a sus compañeros del Sanedrín el no sentenciar a muerte a San Pedro y los Apóstoles, quien, no soportando la prohibición de las autoridades Judías, habían continuado predicando a la gente. A su consejo, no obstante no solicitado, se le hizo caso, tan grande era su autoridad con sus contemporáneos. Que aprendemos de ellos en Hechos, XXII, 3, que era el maestro de Pablo de Tarso; pero no se nos explica ni la naturaleza del grado de la influencia la cual el ejercía sobre el futuro apóstol de los Gentiles. Sin embargo, no existen referencias en la tradición judía que sustenten dicho alegato y ni siquiera se puede alegar que su nombre fuera borrado por su conversión, ya que hay casos en los que ciertos rabinos hicieron algo cuestionable y negativo y se les cambió su nombre, pero aun así su historia era conocida entre los judíos,cosa que no sucede en este caso, en el caso de Pablo. Gamaliel es correctamente identificado como un eminente judío doctor en Leyes, quien lleva el mismo nombre y murió dieciocho años antes de la destrucción de Jerusalén.

En el Talmud, lleva el nombre de Gamaliel, como su abuelo Hillel, el apellido de "El Mayor", y es el primero a quien se le asigna el título de "Rabban", "nuestro maestro". De ahí que surge, como en el libro de Hechos, como un prominente miembro de los altos tribunales de los Judíos. El también es tratado como el originador de muchos decretos legales; como el padre de un hijo, al que nombró Simeon, tal como se llamaba su padre, y de una hija la cual se casó con el sacerdote Simon ben Nathanael. Los relatos Judíos cuentan que murió como Fariseo, y cuentan que: "Cuando él murió, el honor del Torá (la ley) pereció, y que la pureza y piedad se extinguieron." Después de extinguidas la pureza y piedad en la iglesia, nació el catolicismo romano

Enlaces externos[editar]